Con estilo contundente, embajador lagostagate & # 039; es Bolsonaro e Israel enlace





Dos amigos almuerzan un domingo antes de ir al estadio para ver un partido de f√ļtbol. Haz una foto, pronto publicada en las redes sociales.





La situación, a primera vista, tenía algo diferente. Y no solo por los personajes involucrados, el presidente Jair Bolsonaro y el embajador israelí en Brasilia, Yossi Shelley.

Dos puntos negros aplicados gráficamente, que ocultan la comida, hicieron de la imagen un meme instantáneo. Una pata roja que escapó del desenfoque denunció: había un langostino, consumido por judíos ortodoxos.

"Fue solo un gesto de respeto por una parte significativa de la población israelí", explica Shelley a Folha sobre la foto tomada antes de la final de la Copa América en julio. "No significa que comí", dice, declarándose no religioso.

Shelley se convirtió, en pocos meses del gobierno de Bolsonaro, en una figura inseparable del presidente. La langosta fue solo un ejemplo de la proximidad del diplomático al jefe de estado, que no se limita a los eventos oficiales.

En junio, durante el partido entre Flamengo y CSA para el Campeonato Brasile√Īo, Shelley estaba con Bolsonaro y el ministro Sergio Moro (Justice) haciendo selfie en la galer√≠a de honor del estadio Man√© Garrincha.

Unos d√≠as despu√©s, se uni√≥ a Bolsonaro en el escenario de la Marcha por Jes√ļs, un evento evang√©lico en Sao Paulo. En portugu√©s vacilante, habl√≥ brevemente a la multitud reunida.





En la final de la Copa América, salió al campo para celebrar el logro. "No podía dejar pasar la oportunidad de silenciar a los campeones", escribió en la leyenda de otra selfie.

La relaci√≥n de Shelley con Bolsonaro es un toque personal sobre el acercamiento estrat√©gico entre los dos pa√≠ses, forjado desde la campa√Īa presidencial del a√Īo pasado.

El sesgo pro-palestino de la diplomacia en la era del PT ha dado paso a la alianza con Israel, marcada por la afinidad ideológica del presidente con el primer ministro Binyamin Netanyahu y el apoyo de los evangélicos, uno de los pilares de los bolsillos, al estado judío.

Shelley, un empresario que no tiene nada de la sutileza de los diplomáticos de carrera, se ha convertido en el intermediario perfecto para la asociación. Su estilo expansivo abre puertas políticas y comerciales para Israel, algo incluso admitido por muchos a quienes no les gusta.

En privado, seg√ļn los informes recopilados por Folha, abundan las quejas sobre su temperamento contrario a cualquier protocolo y, a menudo, grosero y dado a bromas consideradas inapropiadas por las mujeres.

Un ex ministro de Bolsonaro calificó la relación "absolutamente inconveniente" de Folha con el embajador. Su estilo ha molestado a autoridades como el alcalde Rodrigo Maia (DEM-RJ) y el vicepresidente Hamilton Mourão.

Shelley rompió con la tradición de cierta deferencia de embajadores al consulado de Sao Paulo, hogar de la comunidad judía más influyente de Brasil. En julio, canceló el evento de despedida injustificada del entonces cónsul en la ciudad, Dori Goren, contribuyendo al malestar.

Entre varios líderes judíos, la frecuencia con la que se lo ve con Bolsonaro lo molesta. La mayoría de los aproximadamente 120,000 judíos del país siempre se han inclinado más hacia el PSDB y, en menor medida, hacia el PT.

La erudición judía es un fenómeno más reciente, representado por el Secretario de Comunicación del gobierno, Fábio Wajngarten, el Ministro Abraham Weintraub (Educación) y empresarios como Meyer Nigri (Tecnisa).

A todo eso, Shelley se encoge de hombros. "La gente piensa, 'ah, √©l tiene una influencia …' Si tengo la oportunidad de decir o comentar algo, puedo hacerlo, pero √©l (Bolsonaro) hace lo que quiere, no lo que yo quiero", dijo el embajador en Folha.

Para él, la figura tradicional de embajador formal y de protocolo está decayendo en un mundo dominado por nuevas herramientas de comunicación.

Bolsonaro y Shelley, teniente coronel del ej√©rcito, tienen en com√ļn el pasado militar. Su relaci√≥n comenz√≥ en 2017, cuando el israel√≠ fue nombrado embajador y el presidente era diputado.

M√°s de una vez el brasile√Īo fue rescatado por su amigo, aunque para eso Shelley tuvo que contrarrestar a sus compatriotas.

En abril, el embajador acusó al líder izquierdista israelí del partido Meretz, Tamar Zandberg, de ser un judío que odia a los judíos después de acusar a Bolsonaro de ser racista. Advertido por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, se vio obligado a disculparse. "Página pasada", le dijo a Folha.

Tambi√©n ayud√≥ a Bolsonaro cuando dijo que los cr√≠menes del Holocausto podr√≠an ser perdonados, aunque no olvidados. La declaraci√≥n, dada poco despu√©s de la visita presidencial a Israel, tuvo malas repercusiones en la opini√≥n p√ļblica israel√≠, y Shelley ayud√≥ a su amigo a redactar una declaraci√≥n explicando que no estaba minimizando la masacre de jud√≠os en la Segunda Guerra Mundial.

La mayor derrota hasta ahora ha sido la retirada de Bolsonaro de la transferencia de la embajada de Brasil a Jerusalén tras la presión de los países árabes.

La estrecha conexión de Shelley con Netanyahu fue responsable de uno de los principales contratiempos de su carrera. Al asumir el cargo de presidente de la Autoridad Postal de Israel, omitió su conexión con el partido del primer ministro, Likud.

Acusado de perjurio, en 2012 lleg√≥ a un acuerdo con la fiscal√≠a por el que no pudo asumir un cargo p√ļblico durante tres a√Īos. El caso pes√≥ mucho cuando Netanyahu intent√≥ convertirlo en el director general del partido en 2013, seg√ļn el Jerusalem Post. La indicaci√≥n se hundi√≥.

Shelley minimiza el episodio: "Nunca fui condenado por nada y mi juicio fue solo un error de formalidad", dice.

En el Congreso, el embajador pudo articular una base de apoyo activa que protege a Israel en momentos críticos. Sus principales interlocutores son los diputados Marcos Pereira (PRB-SP), Marco Feliciano (CAN-SP) y Alan Rick (DEM-AC), todos evangélicos.

"En uno de los √ļltimos ataques de Hamas contra Israel, Yossi me llam√≥ e inmediatamente hicimos una carta de apoyo con 50 diputados", dice Rick. "Siempre tratamos de dejar en claro que Israel no ataca, Israel reacciona cuando es provocado", dice.

En su larga carrera, ha estado vinculado a varias compa√Ī√≠as, m√°s recientemente como director gerente del grupo israel√≠ YSB, que opera en el √°rea de infraestructura. En los calendarios oficiales, no pierdas la oportunidad de anunciar empresas en su pa√≠s, algo consistente con su perfil de emprendedor.

"Te gusta Waze (aplicaci√≥n de tr√°fico), ¬Ņverdad? Puedes usarla, no paga nada", brome√≥ en un discurso en la Asamblea Legislativa de Sao Paulo el 26, cuando recibi√≥ un tributo.

En el mismo evento, saludó y se tomó selfies con los bomberos y recordó la participación del ejército israelí en el rescate de Brumadinho (MG).

Sin embargo, la cooperación en el episodio trágico no estuvo exenta de turbulencias. A Shelley no le agradó saber del comando local de la operación que el equipo traído de Israel era inadecuado y dijo que había "celos".

"Si comparamos la leve cr√≠tica con la gratitud expresada a Israel, desde el Presidente de la Rep√ļblica hasta el pueblo de Brumadinho, veremos que los primeros son infundados y despreciables", dice el embajador. √Čl dice que la prueba de esto fue que Brasil acept√≥ la ayuda para combatir incendios en el Amazonas en forma de productos qu√≠micos para apagar el fuego.

Las próximas semanas serán cruciales para el futuro de Shelley en Brasil. Es probable que tenga que abandonar el país si el actual primer ministro pierde en las elecciones del 17 de septiembre. La investigación indica un escenario indefinido.

Pero al menos un liderazgo en la comunidad judía no descarta continuar incluso en caso de un cambio de gobierno, por haber forjado una relación personal con el presidente.

De lo contrario, el bromance entre Bolsonaro y Shelley tendrá que convertirse en una relación a larga distancia.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *