Completando la arquitectura de la eurozona para responder al riesgo global





Es cierto, hubo una gran decepci√≥n en relaci√≥n con el √ļltimo Consejo Europeo del pasado 26 de marzo, pero cuanto m√°s dram√°ticas son nuestras declaraciones sobre la ineficacia de las instituciones europeas, m√°s dificultades creamos en su proceso de toma de decisiones, especialmente cuando predecimos , a menudo, el fin anunciado de la Uni√≥n Europea. Todos necesitamos mucha serenidad en este momento dif√≠cil y seguimos de cerca lo que el fil√≥sofo Ulrich Beck nos cuenta sobre la cultura y la dial√©ctica del riesgo global. Adem√°s, el populismo antieuropeo acecha de manera oportunista mientras busca aprovechar nuestro comprensible simulacro europeo. Por esta raz√≥n, quiero creer que se debe seguir ¬ęla pol√≠tica de los peque√Īos pasos¬Ľ y, en este caso de covid19, tambi√©n creo que los ¬ęcoronabonados¬Ľ ser√≠an un alivio seguro y decisivo para aliviar la ansiedad colectiva en un momento tan excepcional.





Pido permiso a los lectores para reanudar los argumentos sobre la contingencia europea expuestos en dos de mis libros, ¬ęA European Contingency¬Ľ (2016) y ¬ęA Critique of European Reason¬Ľ (2019), ambos publicados por Editora S√≠labo. Creo que son apropiados para la situaci√≥n actual y, por lo tanto, merecen algo de atenci√≥n.

En vista de la interdependencia y el riesgo sist√©mico de la econom√≠a europea y las econom√≠as nacionales en el contexto actual de la globalizaci√≥n, la pol√≠tica econ√≥mica de la Uni√≥n Europea no puede ser reh√©n de escuelas de pensamiento, posiciones dogm√°ticas nacionales, populismos b√°sicos, estatutos y privilegios de las instituciones, pero tambi√©n, en su mayor parte, de sucesos graves como el actual, bajo el riesgo de poner en peligro no solo la salud de la econom√≠a europea, sino tambi√©n de las econom√≠as m√°s fr√°giles de la Uni√≥n, cuya ecuaci√≥n pol√≠tica actual es estructuralmente incompatible con la situaci√≥n que es una moneda √ļnica sin uni√≥n econ√≥mica y fiscal y sin una pol√≠tica monetaria com√ļn.

Hace mucho tiempo que conocemos el bloque estructural de la Uni√≥n Europea. ¬ęIntercambia la regla de la pol√≠tica por la pol√≠tica de la regla y se basa en un estado regulador de baja intensidad presupuestaria y alta normatividad institucional basada en muchas entidades no electivas de naturaleza intergubernamental¬Ľ. Sin embargo, tambi√©n sabemos que la Uni√≥n Europea solo avanzar√° si est√° fuertemente presionada desde el exterior. Por lo tanto, en vista de la pandemia codiciosa19 y la gravedad de los acontecimientos en este momento, ha llegado el momento de que la Uni√≥n Europea demuestre su vida una vez m√°s, bajo el riesgo de colapsar ante la absoluta indiferencia de los ciudadanos europeos. Adem√°s, ya hay varias propuestas para completar la uni√≥n econ√≥mica y monetaria (UEM), por lo que este es el momento adecuado para que la Uni√≥n Europea reanude el curso de su historia futura.

UEM, un marco conceptual m√°s keynesiano

A nivel teórico-metodológico, el marco conceptual para una UEM más completa puede resumirse como sigue en la siguiente tabla:





Elaboración propia

Ninguno de los conceptos mencionados aqu√≠ tiene, en la UEM actual, una aplicaci√≥n completa. Los tratados proh√≠ben la monetizaci√≥n del d√©ficit p√ļblico, aunque se realiza indirectamente en el mercado secundario de bonos con la pol√≠tica de compras del BCE. Espec√≠ficamente, los impuestos europeos, para ampliar la base de recursos propios de la Uni√≥n, se han prolongado durante muchos a√Īos sin ning√ļn efecto pr√°ctico. La capitalizaci√≥n (y el v√≠nculo normativo) de las reformas estructurales ahora est√° comenzando a dar sus primeros pasos con el Plan Juncker. La mutualizaci√≥n de la deuda soberana y la deuda europea espera d√≠as mejores, aunque el papel del mecanismo europeo de estabilidad (MEDE) es bastante relevante. La supervisi√≥n de la uni√≥n bancaria y el mercado √ļnico de capital a√ļn tiene un largo camino por recorrer a pesar del progreso parcial ya logrado en la uni√≥n bancaria. Finalmente, la regulaci√≥n del mercado √ļnico, en particular el mercado √ļnico digital, y el control de la extraterritorialidad (evasi√≥n fiscal) de las grandes empresas multinacionales es una tarea de gran alcance pol√≠tico que tarda en ser efectiva.

La sospecha pol√≠tica fundamental que queda es un problema de duda met√≥dica que se puede expresar de esta manera: cuanto m√°s normalizamos y armonizamos normas, reglas y procedimientos en √°reas donde la pol√≠tica interna tiene cierto margen de discreci√≥n, mayores son nuestras sospechas de que efectivamente se garantiza la conexi√≥n con los Fondos Estructurales europeos, que garantizan nuestra estabilidad y nuestra convergencia econ√≥mica y social. Esta es, adem√°s, la cuesti√≥n de los llamados ¬ęamigos de la cohesi√≥n¬Ľ.

Esta duda metódica socava gravemente la coherencia del proceso de toma de decisiones de las instituciones europeas y está en la raíz no solo de la arritmia actual de los instrumentos de política económica de la UEM, sino también de la baja efectividad de sus procesos y mecanismos de convergencia económica y social. De hecho, el hecho de que esta coherencia y sostenibilidad de los mecanismos para difundir la UEM no esté garantizada, recomienda que no confundamos, en términos de convergencia real, un buen entorno económico con un buen crecimiento potencial. Veamos ahora la hoja de ruta propuesta por la Comisión Europea para completar la UEM y que, en esencia, sigue siendo válida hoy.

Sobre la base de la visión establecida en el Informe de los cinco presidentes de junio de 2015 y los documentos de reflexión sobre la profundización de la Unión Económica y Monetaria y el futuro de las finanzas de la UE, primavera de 2017, la Comisión Europea presentó una hoja de ruta para profundizar la Unión Económico y monetario, que incluye medidas concretas para ser tomadas en 2025. Dentro de este paquete, también se presentan varias iniciativas. El conjunto de estas medidas e iniciativas hasta 2025 se presenta en la tabla a continuación.

En t√©rminos generales, tal vez se pueda decir que la transici√≥n progresiva de una pol√≠tica intergubernamental, basada en entidades no electivas constituidas fuera de los tratados, a una pol√≠tica inspirada m√°s federal y keynesiana en la que la pol√≠tica monetaria y la pol√≠tica presupuestaria, en un sentido amplio, son las dos caras de la misma moneda. Como sabemos, la crisis que afect√≥ a Europa en 2008 expuso algunas de sus mayores deficiencias pol√≠tico-institucionales. En los √ļltimos cinco a√Īos, Europa ha pasado por una fase de recuperaci√≥n y crecimiento econ√≥mico en casi todos los estados miembros, pero ha perdido el impulso para reformar la UEM. Y este es el drama de la UE, cuando se recupera no es el momento, cuando es el momento en que no tiene suficiente voluntad pol√≠tica. Sin embargo, el ¬ęcoronavirus¬Ľ es un momento √ļnico y serio para se√Īalar el cambio pol√≠tico de la Uni√≥n y los ¬ęcoronabonos¬Ľ un punto de inflexi√≥n excepcional en el curso de la historia europea.

Arquitectura de la UEM hasta 2025

Fuente: Comisión Europea, profundización de la UEM, mayo de 2017.

En un resumen muy breve, la hoja de ruta sugiere las siguientes pautas:

  • Uni√≥n bancaria y mercado de capitales: aqu√≠ la directriz es reducir los riesgos mismos (el riesgo moral) para compartir (mutualizar) los riesgos comunes.
  • Uni√≥n econ√≥mica y presupuestaria: aqu√≠ la gu√≠a es crear m√°s reglas y condicionalidades para promover una mayor capitalizaci√≥n de las reformas estructurales y una mayor convergencia econ√≥mica y social.
  • Uni√≥n financiera: aqu√≠ la orientaci√≥n es m√°s y mejor estabilizaci√≥n financiera (intereses) y presupuestaria (shocks asim√©tricos) a trav√©s de un fondo de tesorer√≠a y / o monetario europeo.
  • Uni√≥n pol√≠tica: aqu√≠ la orientaci√≥n es menos autoridades no electivas constituidas fuera de los tratados, una mayor integraci√≥n legal de estas entidades en el derecho europeo y una mayor responsabilidad democr√°tica ante las instituciones europeas.

Dos referencias son dignas de mención especial en el área de la política económica en la zona del euro.

La primera referencia se refiere a la creaci√≥n de un Fondo Monetario Europeo (FEM), basado en el marco legal de la UE y en la estructura bien establecida del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE). En los √ļltimos a√Īos, el MEDE ha desempe√Īado un papel decisivo para salvaguardar la estabilidad de la zona del euro, ayudando a los Estados miembros a recuperar o mantener el acceso a los mercados de bonos soberanos. El FME se basar√≠a en la arquitectura del MEE, preservando la parte esencial de sus estructuras financieras e institucionales, es decir, con respecto al papel desempe√Īado por los parlamentos nacionales. Por lo tanto, continuar√≠a ayudando a los Estados miembros de la zona del euro en situaciones financieras dif√≠ciles. Adem√°s, la FME proporcionar√≠a el mecanismo de apoyo com√ļn para el Fondo √önico de Resoluci√≥n y actuar√≠a como prestamista de √ļltimo recurso, con miras a facilitar la resoluci√≥n ordenada de los bancos en dificultades. Con el tiempo, el EMF tambi√©n podr√≠a desarrollar nuevos instrumentos financieros, por ejemplo, para apoyar una posible funci√≥n de estabilizaci√≥n o reaseguro.

La segunda referencia se refiere a una política económica más asertiva de naturaleza claramente keynesiana en el horizonte del próximo marco financiero plurianual (MFP) hasta 2030. Este marco integrado de política económica keynesiana estaría compuesto por el siguiente dispositivo instrumental:

  • La Comisi√≥n Europea propondr√≠a un aumento en el presupuesto anual hasta alcanzar un d√©ficit m√°ximo del 3% para ser financiado por el tema de la deuda espec√≠ficamente europea.
  • El Mecanismo Europeo de Estabilidad, como hemos visto, evolucionar√≠a hasta convertirse en un instrumento m√°s poderoso para apoyar los choques asim√©tricos dentro de la Uni√≥n y con funciones de estabilizaci√≥n m√°s amplias.
  • El BCE asumir√≠a m√°s claramente el papel de la pol√≠tica monetaria en el contexto de la UEM, en particular el redescuento de pr√©stamos bancarios y operaciones de mercado abierto (compra de activos),
  • El BEI aumentar√≠a su capital y tambi√©n capital de bonos para aumentar su potencial crediticio y financiero,
  • Una Agencia Europea de Deuda Conjunta o un Tesoro Europeo ver√≠an la luz del d√≠a en vista de los problemas de deuda conjunta; el pretexto ser√≠a el ¬ęcoronavirus¬Ľ y el MEE ser√≠a el mecenas del lanzamiento de los ¬ęcoronabondos¬Ľ en una primera fase.

Como sabemos, los tratados europeos actuales proh√≠ben la financiaci√≥n directa por parte de las autoridades p√ļblicas nacionales por parte del BCE. Mientras tanto, los bancos portugueses utilizan los pr√©stamos del BCE, las tasas de inter√©s de referencia vigentes y aplican una parte importante de estos recursos a los bonos portugueses a un precio relativamente bajo, lo que les proporciona una tasa de inter√©s muy satisfactoria. Esto significa una cierta ¬ęjaponizaci√≥n o italianizaci√≥n¬Ľ de la deuda portuguesa, ya que el grado de exposici√≥n al incumplimiento radica, hoy, mucho m√°s en la banca portuguesa que en la banca extranjera. O, para decirlo de otra manera, la suerte bancaria est√° estrechamente vinculada a la suerte de la deuda soberana portuguesa, de la cual se puede inferir la importancia crucial de la Uni√≥n Bancaria y el Mercado de Capitales en este asunto.

Aquí, en una cuestión prudencial, podemos establecer, en relación con la dialéctica típica de la política europea, lo siguiente:

  • En primer lugar, es necesario garantizar que las normas, los procedimientos y las autoridades no electivas, el denominado algoritmo europeo, no reemplacen el proceso de toma de decisiones de las instituciones y, por lo tanto, creen las condiciones para cierta inestabilidad pol√≠tica;
  • En segundo lugar, es necesario garantizar que el directorio o duopolio franco-alem√°n no abuse de su posici√≥n dominante y que, en cambio, contribuya decisivamente a evitar cualquier balcanizaci√≥n pol√≠tica de la Uni√≥n Europea;
  • En tercer lugar, es necesario garantizar que la pol√≠tica de las normas y su condicionalidad vinculante no determinen la esencia del acceso a los fondos estructurales; la relaci√≥n de causa y efecto entre la pol√≠tica c√≠clica y las reformas estructurales debe llevarse a cabo con gran flexibilidad pol√≠tica e inteligencia, especialmente en el contexto actual;
  • En cuarto lugar, es necesario garantizar que los choques asim√©tricos no sigan haciendo que sus v√≠ctimas sean c√≠clicamente, lo que socava todos los esfuerzos realizados para llevar a cabo reformas estructurales; es necesario evitar repetir lo que sucedi√≥ despu√©s de 2011, de lo contrario crearemos una gran inestabilidad pol√≠tica;
  • Finalmente, debemos asegurarnos de poder reducir el riesgo. moraleja y crear las condiciones para compartir y agrupar riesgos sist√©micos transfronterizos; Estos bienes comunes europeos ser√°n un complemento esencial de confianza pol√≠tica para el proyecto europeo.

El Banco Central Europeo (compra de activos), la Comisi√≥n Europea (suspensi√≥n de las normas del pacto de estabilidad) y el MEDE (financiaci√≥n extraordinaria) ya han dado se√Īales claras de que est√°n atentos a esta situaci√≥n tan excepcional. Pero la duda sistem√°tica permanece. Todas estas medidas generan un endeudamiento nacional extraordinario que se volver√° irremediablemente recesivo un d√≠a despu√©s. Este es el momento m√°s aconsejable pol√≠ticamente para reemplazar las deudas nacionales con la deuda p√ļblica europea, incluso si esto se hace a cambio de una promesa de una Uni√≥n Europea m√°s federal y keynesiana y con nuevas normas de car√°cter legal e institucional en el contexto de una revisi√≥n de los tratados. Europeos Desafortunadamente, no creo que la tr√≠ada europea (Consejo Europeo, Parlamento Europeo y Comisi√≥n) y sus l√≠deres actuales tengan suficiente poder pol√≠tico y energ√≠a carism√°tica para agregar un valor pol√≠tico relevante al proyecto europeo en este momento. Espero estar tristemente equivocado.

Este texto est√° tomado y adaptado de mi libro ¬ęUna cr√≠tica de la raz√≥n europea¬Ľ, 2019, Editora S√≠labo

Manuel Rivas

Fernando Rivas. Compagino mis estudios superiores en ingeniería informática con colaboraciones en distintos medios digitales. Me encanta la el periodismo de investigación y disfruto elaborando contenidos de actualidad enfocados en mantener la atención del lector. Colabora con Noticias RTV de manera regular desde hace varios meses. Profesional incansable encargado de cubrir la actualidad social y de noticias del mundo. Si quieres seguirme este es mi... Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/manuel.rivasgonzalez.14 Email de contacto: fernando.rivas@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *