¬ŅC√≥mo se cuida el c√°ncer hasta que llega la vacuna contra el coronavirus?





La pandemia de nuevo coronavirus Impuso cambios importantes en los sistemas de salud de todo el mundo, y durante mucho tiempo. Hasta ahora, el r√©cord de producci√≥n de una nueva vacuna es de cuatro a√Īos. En el caso del coronavirus, se est√°n tomando algunos atajos para acelerar el proceso. Actualmente tenemos seis vacunas en las etapas finales de prueba y una aprobada para uso limitado.





Si bien son prometedores, existen varias barreras cl√≠nicas, pol√≠ticas y log√≠sticas para que lleguen a la poblaci√≥n. Los pron√≥sticos m√°s confiables dicen que tendremos inmunizadores a mediados de 2021. Hasta entonces, ¬Ņqu√© dificultades enfrentaremos para acceder al tratamiento del c√°ncer para los millones de brasile√Īos ya diagnosticados? ¬ŅY c√≥mo aquellos que notan cambios en el cuerpo y buscan atenci√≥n en la red p√ļblica, pero no pueden programar una cita m√©dica o pruebas de diagn√≥stico?

Los especialistas tememos epidemia de c√°ncer avanzada despu√©s de la pandemia, ya que, por temor a contraer Covid-19, muchos pacientes prefieren esperar para concertar una cita o encontrar barreras para acceder a la red p√ļblica.

Debemos continuar haciéndonos eco del mensaje de que el cáncer no se pone en cuarentena ni mata. Los resultados de estudios con pacientes con cáncer de mama en Francia y Nueva York mostraron que la mayoría de los infectados con el coronavirus se recuperaron del Covid-19. De hecho, las condiciones médicas concomitantes parecen aumentar el riesgo de complicaciones incluso más que los tratamientos para el tumor.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad.

Otro estudio publicado recientemente en la revista Lancet indicó el 13% de las muertes en un grupo de personas con cáncer y Covid-19, el doble de las que solo tenían coronavirus. Sin embargo, el aumento del peligro se relacionó con los mismos factores de riesgo que las personas sin cáncer, como ser hombre, ser anciano o tener comorbilidades previas.

Cabe se√Īalar que algunos factores de riesgo para desarrollar la forma severa de Covid-19 se se√Īalaron espec√≠ficamente para el c√°ncer, como tener la enfermedad activa o en una fase creciente, adem√°s de la baja capacidad de la persona para cuidarse y / o practicar actividades f√≠sicas. .





Con esto en mente, debemos educar a los pacientes sobre c√≥mo mantener la rutina del cuidado y la lucha por los derechos, ya sea para el diagn√≥stico precoz o durante las fases del tratamiento. Peque√Īos cambios de estilo de vida (hechos desde el interior de la casa) ya ayudan mucho, como no fumar, reducir el consumo de alcohol, hacer ejercicio, dar preferencia a los alimentos naturales, mantener una dieta equilibrada y vacunarse.

Atrapar la enfermedad r√°pidamente es esencial

En el c√°ncer de mama, por ejemplo, el autoconocimiento es una herramienta fundamental en el diagn√≥stico precoz, ya que, al percibir alg√ļn cambio en la mama, la paciente debe buscar ayuda m√©dica. Hasta que llegue la vacuna contra el coronavirus existen alternativas seguras para consultas preliminares con ginec√≥logos o mast√≥logos. Puedes apostar por la telemedicina o las consultas presenciales en lugares que cumplen con todos los est√°ndares de seguridad.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad.

Seg√ļn un estudio publicado en junio de 2020 por el Grupo Brasile√Īo para el Estudio del C√°ncer de Mama (GBECAM), y del cual soy coautor, las pacientes del Sistema √önico de Salud (SUS) son diagnosticadas con enfermedad sintom√°tica, en estadios m√°s avanzados y con subtipos m√°s agresivos en comparaci√≥n con los pacientes privados. Cuando los casos llegan a etapas avanzadas, los riesgos son mayores y los costos mayores.

Resulta que Covid-19 aumenta la distancia entre los pacientes con c√°ncer en el sistema p√ļblico y los de la red privada en relaci√≥n con las posibilidades de supervivencia. Por tanto, falta una movilizaci√≥n nacional para evitar que aumenten las muertes por c√°ncer en los pr√≥ximos meses y a√Īos. Si no se aborda esta situaci√≥n, tanto el gobierno estatal como el federal ser√°n responsables de estas v√≠ctimas.

Los pacientes de cáncer del SUS, que contaban con poco apoyo del Ministerio de Salud incluso antes de la pandemia, necesitan conocer la existencia de leyes a su favor para exigir derechos que ya están asegurados. EL Ley de los 30 días, para citar un caso, establece que las pruebas para confirmar el diagnóstico de cáncer deben realizarse dentro de los 30 días.

Con un diagnóstico positivo en la mano, el tratamiento debe iniciarse en un máximo de 60 días, algo previsto por Ley de 60 días. Esto va desde las cirugías hasta el inicio de las sesiones de quimioterapia o radioterapia.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad.

Si no se respeta el plazo de alguna de las leyes, comun√≠quese con el Departamento de Salud de su ciudad e inf√≥rmelo al ombudsman del SUS al tel√©fono 136. En este √ļltimo caso, acuda al poder judicial.

El tratamiento no se puede retrasar

No se puede negar el impacto de la pandemia en los pacientes con cáncer, pero no se puede suspender el tratamiento. En una encuesta realizada por Femama, la principal queja de los pacientes de sus ONG asociadas fue la cancelación de consultas (32,3%) y cirugías (22,6%), seguida de la falta de una agenda para las pruebas de diagnóstico (16,1%).

Aunque las cirug√≠as (32,3%), la quimioterapia y la radioterapia (ambas con 3,2%) representan parte de los procedimientos que ya no est√°n disponibles, muchos pacientes no vieron interrumpido su tratamiento (41,9%). Esto demuestra que, a pesar de las dificultades, hay un esfuerzo para que contin√ļen, especialmente en el SUS, que atiende al 77,4% de las pacientes con c√°ncer de mama.

Pero todos necesitan acceso a la atención. Por tanto, si necesitas acudir personalmente a una clínica u hospital para iniciar o continuar el tratamiento, intenta seguir estrictamente todas las pautas básicas, como llevar máscaras, mantener la distancia, lavar bien las manos con agua y jabón y / o consumir alcohol en gel.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad

Algunas unidades de salud, como el Hospital Moinhos de Vento, en Porto Alegre (RS), ya están preparadas para esta nueva realidad, proporcionando áreas totalmente adaptadas para estar libres de contaminación.

Las acciones preventivas pueden variar de un centro de tratamiento a otro, incluida la medición de la temperatura antes de las consultas o la necesidad de realizar una prueba de coronavirus para programar una cirugía o quimioterapia. También es posible encontrar lugares con estadía hospitalaria más corta y visitantes limitados.

En general, el consenso médico es que los beneficios de buscar atención superan los riesgos. Si tiene cáncer, debe tratarse. De lo contrario, puede progresar. En caso de duda, consulte a su médico de confianza o póngase en contacto con una de las ONG asociadas a Femama para obtener varios tipos de apoyo.

* Maira Caleffi es mast√≥loga, presidenta voluntaria de Femama (Federaci√≥n Brasile√Īa de Instituciones Filantr√≥picas de Apoyo a la Salud Mamaria) y del Instituto da Mama do RS, jefa del servicio de mastolog√≠a del Hospital Moinhos de Vento (Porto Alegre / RS) y l√≠der del Comit√© Ejecutivo del City Cancer Challenge Porto Alegre.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *