Cómo nos golpeó la pobreza en tres meses





Tan pronto como se decretó el estado de emergencia y la gente tuvo que retirarse en casa, hubo advertencias de que la pobreza y la desigualdad aumentarían, y mucho.





Ahora comienzan a surgir datos que explican el impacto social de la crisis pand√©mica, como las infograf√≠as del Observatorio de la Lucha contra la Pobreza en la ciudad de Lisboa. Seg√ļn los datos, los desempleados registrados en los centros de empleo de la capital aumentaron un 17,3% y en Portugal un 14,9%, entre el 31 de marzo y el 30 de abril de 2020.

Si comparamos los datos de marzo de 2019 con los del a√Īo anterior, encontramos que el n√ļmero de desempleados registrados en los centros de trabajo en Lisboa aument√≥ un 46,6% y que el n√ļmero de ofertas de trabajo disminuy√≥ un 60,5%. Los despidos colectivos en la capital aumentaron un 116,8% en comparaci√≥n con el mismo trimestre de 2019 con el de 2020, y el 8,4% de las empresas en el distrito de Lisboa solicitaron dejar.

La crisis social creada por la pandemia es muy diferente de las dem√°s debido a la velocidad y la forma desigual en que ha afectado a las personas.

La crisis financiera de 2008 se convirti√≥ en una crisis econ√≥mica y luego social, con un nivel de desempleo que alcanz√≥ un m√°ximo hist√≥rico del 17,8%. La crisis de Covid-19 es diferente, ya que la crisis de salud se volvi√≥ inmediatamente econ√≥mica y social, con miles de personas entrando dejar, ser despedido o perder toda su actividad de una semana a la siguiente. Los efectos de la crisis pueden durar meses o a√Īos y podr√≠an conducir a una crisis financiera si la Uni√≥n Europea no act√ļa.

En cuanto a la desigualdad de esta crisis, hay dos factores a tener en cuenta. Primero, y mucho m√°s que en la crisis de la troika, los trabajadores informales fueron los que sintieron esta crisis primero y m√°s intensamente. Durante el per√≠odo de la troika, muchas personas perdieron sus empleos pero se refugiaron en trabajos informales, en ‘trabajos ocasionales’. Con la crisis de Covid-19, no hubo escapatoria y cuanto m√°s peque√Īa es la relaci√≥n con el trabajo formal, m√°s afectada est√° la persona.

Esto trae a colaci√≥n un segundo factor de desigualdad. Portugal se dividi√≥ en tres grandes grupos: personas que mantuvieron sus trabajos y fueron enviadas al teletrabajo por algunas semanas / meses; las personas que entraron dejar, han perdido parte de sus ingresos y temen por su trabajo; y personas que recib√≠an recibos verdes o trabajaban informalmente. Estos tres grupos se vieron afectados por la crisis de manera diferente y se beneficiar√°n de la recuperaci√≥n a diferentes velocidades. Quien estuvo enfermo puede empeorar a√ļn m√°s.





Es por eso que fue tan importante que, la semana pasada, el Parlamento aprobó un beneficio social sin precedentes, que es el beneficio extraordinario de desempleo y la terminación del empleo, aplicable a los empleados, trabajadores independientes y trabajadores informales excluidos de los demás. Soportes.

Es un nuevo apoyo extraordinario que cubre a las personas que no tienen suficientes descuentos para acceder a la prestación por desempleo, para los trabajadores por cuenta propia, para los trabajadores del servicio doméstico, para los abogados que han perdido su actividad e incluso para los trabajadores informales (enlace a la explicación de José Soeiro).

Esta nueva entrega fue aprobada sin los votos del Partido Socialista, que llev√≥ a Paulo Pedroso, ex Ministro de Trabajo y Solidaridad, a escribir en Facebook: ‚ÄúMe sorprende que el PS, que cre√≥ el Ingreso M√≠nimo Garantizado, estuviera en contra medida hasta el final, aparentemente convencido de que la desprotecci√≥n social de algunos sectores en una situaci√≥n de pandemia no necesita nuevas respuestas o que el ¬ęvac√≠o¬Ľ que puede llenar esta medida no existe, no es relevante o no merece atenci√≥n. Pero existe y los desempleados son el grupo m√°s pobre de Portugal ¬ę.

Finalmente, si esta crisis social es diferente, necesitamos tener nuevos mecanismos para enfrentarla, por lo tanto, el Presupuesto Suplementario presentado por el Gobierno la semana pasada debe cumplir con lo que los especialistas en pobreza y desigualdades han defendido, con acceso facilitador apoyo social. No podemos permitir que la pandemia empeore la pobreza y la desigualdad en Portugal.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *