Cómo nos engañamos para no volvernos locos









¿Alguna vez te has encontrado reaccionando de forma exagerada a las críticas constructivas o culpando a otros por tus propios errores? oh comportamiento defensivo Está en la raíz de muchos de los problemas que tenemos con los demás y con nosotros mismos.

En 1934, Anna Freud, en su libro “El ego y los mecanismos de defensa”, analizó cómo, instintivamente, protegemos nuestro “ego” (la imagen aceptable de quiénes somos) de nuestra versión más oscura y realista. Los mecanismos de defensa, a su vez, son recursos psicológicos inconscientes utilizados para reducir la ansiedad que surge de deseos inaceptables o potencialmente dañinos.

Funcionan como filtros que modifican, enmascaran o redirigen los sentimientos e impulsos internos, permitiendo que se expresen de maneras más aceptables o menos amenazantes.

Sin embargo, defendiéndonos a corto plazo, perjudicamos nuestras posibilidades de afrontar la realidad a largo plazolimitando nuestro desarrollo.

Continúa después de la publicidad.

+Lea también: Freud y compañía en el diván: debates actuales sobre el psicoanálisis





Los principales mecanismos de defensa descritos por Anna Freud incluyen:

  1. Negación. Negarse a aceptar una realidad dolorosa o amenazante. Ejemplo: “Bebo todas las noches y tengo mucha resaca, pero no tengo problemas con el alcohol.“.
  2. Desplazamiento. Redirigir las emociones de un objeto provocativo a uno menos amenazador. Ejemplo: descargar las frustraciones laborales sobre los miembros de la familia.
  3. Proyección. Atribuir sentimientos indeseables a otra persona. Ejemplo: acusar a un colega de vago, cuando en realidad es el propio individuo quien lucha contra la procrastinación.
  4. Vuélvete contra ti mismo. Sentirse enojado u odiarse a sí mismo. Ejemplo: un niño descuidado en la infancia que se ve a sí mismo como indigno, en lugar de reconocer la incompetencia de sus padres para darle amor.
  5. Regresión. Regresar a comportamientos de fases anteriores de la vida bajo estrés. Ejemplo: un adulto que recurre a rabietas cuando está molesto.
  6. Racionalización. Justificar acciones o sentimientos de una forma que parezca lógica, evitando la verdadera causa. Ejemplo: «No conseguí el trabajo porque no le agradaba al entrevistador, no porque no estuviera preparado».
  7. Devaluación. Minimizar el valor de algo para reducir su impacto emocional. Ejemplo: «Ese trabajo que no conseguí no era tan bueno».
  8. Entrenamiento reactivo. Transforma los sentimientos inaceptables en opuestos. Ejemplo: tratar a alguien de quien tienes celos con excesiva amabilidad.
  9. Sublimación. Canalizar impulsos inaceptables hacia actividades productivas. Ejemplo: utilizar la frustración con el trabajo para impulsar un pasatiempo creativo.
  10. Fantasía. Crea escenarios imaginarios para escapar de la realidad o lidiar con deseos incumplidos. Ejemplo: imagínate viviendo una vida completamente diferente.

Reconocer y comprender estos mecanismos no es sólo un viaje fascinante, sino también un paso esencial hacia el desarrollo personal y relaciones más saludables. Al tomar más conciencia de cómo nos engañamos a nosotros mismos, podemos empezar a afrontar la realidad con mayor claridad.

Continúa después de la publicidad.

*Saulo Velasco es psicólogo y, desde hace más de diez años, enseña habilidades académicas y de estudio a personas de todos los niveles educativos. Es director de aprendizaje en La escuela de la vida.

Comparte este artículo a través de:
Whatsapp
Telegrama

  • Relacionado
  • AlimentaciónTé de manzanilla: para qué sirve y cuáles son los beneficios21 de febrero de 2024 – 15:02
  • Mente sanaEstrés postraumático: cuál es el problema y cómo afrontar los desencadenantes20 febrero 2024 – 18:02
  • MedicamentoLos posos de café no eliminan los mosquitos del dengue22 de febrero de 2024 – 9:02 am
Publicidad

Ana Gomez

Ana Gómez. Nació en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios años. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *