C贸mo Freud ayuda a comprender nuestra relaci贸n con la muerte y la pandemia





鈥淓s en una casa que nos sentimos solos. No afuera, sino adentro 芦. La frase de la escritora francesa Marguerite Duras resume el sentimiento que muchos de nosotros experimentamos con el COVID-19. La felicidad que proyectamos a principios de a帽o se derrumb贸 como un castillo de arena. Las relaciones con amigos, familiares y socios han migrado al mundo digital. Vivir con aquellos con quienes compartimos el mismo techo cambi贸 al r茅gimen de tiempo completo. El amor u odio por los gobernantes nos dividi贸 a煤n m谩s.





Y nuestra relaci贸n con muerte, un tema que intentamos cubrir con el velo del silencio, entr贸 en la agenda. Los muertos se cuentan por miles. Aun as铆, seguimos viviendo como si la muerte fuera un destino inevitable solo para el otro.

Hace unos 100 a帽os, el psicoanalista Sigmund Freud escribi贸 una serie de ensayos sobre estos temas. Por suerte o por desgracia, gran parte de lo que diagnostic贸 en su 茅poca sigue siendo v谩lido. Vale la pena recordar que, poco despu茅s de la Primera Guerra Mundial, el planeta estuvo plagado de la gripe espa帽ola. Incluso en los primeros meses de la guerra, Freud dir铆a que nuestra relaci贸n con la muerte no era sincera.

En tiempos de paz, cuando las noticias sobre los muertos llegan una a la vez, tenemos el lujo de no pensar en la muerte como un destino inevitable. Imaginamos que todos son mortales, excepto 芦yo禄. No es as铆 como el vecino que se niega a Usa m谩scara 驴en el ascensor?

Todos sabemos que vamos a morir. Pero este conocimiento est谩 desconectado de los afectos, insuficiente para fijar creencias. El tratamiento convencional y poco sincero que le damos a la muerte se pone a prueba cuando se cuenta por miles, como en las guerras y pandemias. En estos casos, 鈥測a 鈥嬧媙o se permite negar la muerte; tenemos que creer en ello 鈥. Y, sin embargo, todav铆a no lo creemos.

Contin煤a despu茅s de la publicidad

La investigaci贸n muestra que la aprobaci贸n del gobierno brasile帽o, donde el n煤mero de casos de Covid-19 por mill贸n de habitantes es cinco o seis veces mayor que el promedio mundial, ha ido creciendo. 驴C贸mo entender esta paradoja? El mismo Freud nos da pistas: siempre que intentamos pensar en nuestra propia muerte, nos vemos como espectadores, fuera de la escena. Para el inconsciente, somos inmortales.





Pero, 驴por qu茅 algunos creen en la muerte hasta el punto de sufrir un intenso sufrimiento y otros no? Las respuestas al trauma son bastante individuales, pero hay elementos de naturaleza social. En esta 茅poca tan polarizada, parece que la gente no vive en el mismo mundo, no comparte las mismas creencias, una din谩mica ya descrita por Freud en 1917. Cuando se forma una masa alrededor de un l铆der, reforzamos las identidades y creencias. Cuanto m谩s nos identificamos con otros que piensan como nosotros, nos cerramos y reflejamos en este grupo, volvi茅ndonos inmunes a las cr铆ticas. La masa no piensa. Solo mira la velocidad de noticias falsas.

Esta identificaci贸n casi hipn贸tica segrega a aquellos que piensan de manera diferente a nosotros: el amor por el l铆der y por los iguales se alimenta del odio al enemigo, un fen贸meno amplificado en las masas digitales. Tampoco aceptamos las privaciones a las que fuimos sometidos en cuarentena sin culpar a nadie. Porque nuestra relaci贸n con la cultura es ambigua: la misma cultura que nos protege amenaza nuestra felicidad.

Vivimos en una 茅poca en la que no nos sentimos como en casa, ni siquiera en casa. Freud describi贸 este sentimiento 芦poco familiar禄 de estrangular lo que nos rodea. Y as铆 nuestros conflictos se intensifican: la distancia aumenta el amor, la cercan铆a aumenta el odio. Sobrevivir a estos tiempos no es para todos.

* Gilson Iannini es fil贸sofo y psicoanalista, profesor de la Universidad Federal de Ouro Preto (MG) y coordinador de Obras Incompletas de Sigmund Freud (Editora Aut锚ntica), que incluyen libros como Malestar en la cultura y El Infamiliar

Contin煤a despu茅s de la publicidad

Ana Gomez

Ana G贸mez. Naci贸 en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a帽os. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi茅n me considero una Geek, amante de la tecnolog铆a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:聽https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *