¬ŅC√≥mo es que el Vasco Granja me lijaba





El antiguo "Grand Caf√©" cerca de la plaza de la Opera Nacional de Par√≠s se hizo famoso por haber sido en su s√≥tano que los hermanos Lumi√®re organizaron la primera proyecci√≥n p√ļblica de cine. El 28 de diciembre de 1895 los hermanos presentaron diez clips cortos con menos de un minuto de duraci√≥n.





Europa s√≥lo empezar√° a producir largometrajes a principios de los a√Īos 10 del siglo XX, con inversiones que nada tienen que ver con las primeras pel√≠culas exhibidas. Nace as√≠ la necesidad de hacer contenido que el p√ļblico quiera ver, no s√≥lo porque el cine es novedad, sino porque el contenido en s√≠ es entretenimiento, es relevante y justifica que alguien salga de casa para ir al cine, en vez de ir a un cine caf√©, teatro u otro espect√°culo. Fue el final de los Nickelodeons, tetravuela de YouTube, peque√Īas salas con exhibiciones continuas, donde por un nickel – cinco c√©ntimos de d√≥lar – muchos pod√≠an ver pel√≠culas con duraci√≥n entre quince a veinte minutos.

Con la necesidad cada vez mayor de rentabilizar las salas de cines, los estudios de cine comenzaron a apostar cada vez m√°s en el cine que consideraban comercial. Crearon g√©neros recurrentes de pel√≠culas, dando poco o ning√ļn espacio a producciones independientes.

Con el paso del tiempo este modelo pasó a la televisión, que nace como un medio para colocar publicidad, y la publicidad necesitaba una gran audiencia para funcionar.

As√≠, la distribuci√≥n molde√≥ lo que hemos visto durante a√Īos. Hoy ha cambiado debido a la capacidad de distribuci√≥n de las plataformas digitales. Estamos de vuelta en la √©poca en que se hacen contenidos cortos, con inter√©s s√≥lo para algunos, pero accesibles a todos.

En el caso de que se trate de una película de ficción o de ficción, se trata de una película de ficción, Recuerdo uno en particular: un chico que quería tener un perro y, como no lo tenía, pasó una parte del día a subir y bajar escaleras a golpear a las puertas de los vecinos y preguntar por su perro imaginario. Siempre que tocaba a la puerta de un vecino diferente inventaba nuevos atributos al perro. Hasta hoy no percibo el significado o el mensaje de este dibujo animado. Lo que quería era ver dibujos animados que se reír. La verdad es que prefería al Ing. Sousa Veloso a estos dibujos animados.

Netflix anunció que gastaría más de 12 billones de dólares en contenido en 2018, cualquier cosa como 82 películas y más de 700 programas licenciados o nuevos, más que cualquier otro estudio, porque pueden distribuir ese contenido sin preocuparse por el espacio para exponer los productos .





Las plataformas de distribución digital con una cola larga pueden ganar con esta coyuntura. Pero creo que nosotros, los consumidores, también ganamos, porque podemos consumir contenidos que de otra forma no serían producidos.

Seg√ļn la Ley de Zipf y la teor√≠a de la cola larga de Chris Anderson, una cantidad relativamente peque√Īa de √©xitos (libros, m√ļsica, pel√≠culas, productos, etc) distribuidos digitalmente tiene inmensa notoriedad, siendo responsable de una parte muy considerable del tr√°fico o de las ventas en l√≠nea.

Hoy gana quien tiene la plataforma de distribución, y la logra usar de forma a "viciar" a las personas en su utilización. Es decir, aquellos que logran hacer que las personas inviertan más de su tiempo en estas plataformas.

Estas plataformas digitales, incluidas las redes sociales, est√°n optimizadas para atraer a las personas y hacer que la gente vuelva repetidamente. Muchas de estas plataformas nos ocupan en detrimento de otras tareas, creando habituaciones que pueden degenerar en vicios.

Dej√© por m√≠ a pensar: "¬Ņqu√© es lo que estoy dejando de hacer para estar en esta plataforma digital". Diariamente veo series en Netflix, escucho podcasts y m√ļsica en Spotify, o en Audible, leo en el Kindle, interact√ļo con otros en Linkedin, compr√≥ en Amazon o en Ebay.

El peligro de estas plataformas, incluyendo aplicaciones como el Wish, es que nos est√°n dando un excelente servicio. Todas ellas van conociendo nuestros h√°bitos y sugiriendo ofertas, contenidos, productos o servicios que aciertan en la "mouche" de nuestros gustos. ¬ŅY eso es malo? Como en casi todo, es malo si es demasiado, si se superpone a cosas esenciales de la vida.

En las redes sociales el producto somos nosotros, y el nuevo Vasco Granja es quien utiliza algoritmos para influenciar mi comportamiento.

No estoy totalmente de acuerdo con el autor Jaron Lanier que escribió Tengan Arguments para suprimir sus Social Media Accounts Right Nowpero entiendo y acepto su punto de vista de que hoy las redes sociales, debido a su modelo de negocio, pueden ser muy perjudiciales. Tal como este autor, defiendo que debemos saber lo que estamos a comer, tal como sabemos que si comemos diez bolas de Berlín al día, vamos a engordar.

No hay almuerzos gratis, y en los modelos de negocio de las redes sociales como Youtube o Facebook, no somos los clientes, somos el producto. El cliente es quien compra la capacidad de influenciar nuestro comportamiento a través de las redes sociales. Hoy, logra hacerlo con cada vez mayor precisión, dejando poco al libre albedrío de cada uno de nosotros.

Me parece que as√≠ el juego est√° viciado y por estar en desacuerdo, abandon√© Facebook despu√©s de nueve a√Īos. De nuevo se qued√≥ el uso personal y, sobre todo, una intensa aplicaci√≥n profesional. Sin embargo, hoy, no veo ning√ļn sentido en mantener una presencia en esta red social.

Creo verdaderamente que los Mark Zuckerberg de Sillicon Valley saben que su modelo de negocio no es el más correcto y estarán haciendo todo para invertir la situación. Mientras no lo hacen, uso, con la precaución de quién sabe qué bolas de Berlín engordan, algunas redes sociales como Youtube, Whatsapp, Linkedin, Google y sus herramientas, y las plataformas digitales como Netflix, Amazon y Ebay, entre otras.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *