¬ŅC√≥mo es la lucha contra el coronavirus en Am√©rica Latina?





El 7 de mayo de 2020, publiqu√© aqu√≠ en este blog el texto ¬ęCovid-19 en Am√©rica Latina a trav√©s de los ojos de los que est√°n en primera l√≠nea¬Ľ. La propuesta era simple: contactar a cient√≠ficos, profesionales de la salud y difusores cient√≠ficos de toda la regi√≥n para averiguar qu√© acciones contra el coronavirus cada pa√≠s estaba tomando





En la primera ronda, recib√≠ respuestas de Ecuador, Panam√°, Costa Rica, Chile, M√©xico, Colombia y El Salvador. Listo para partir, les confieso que me molest√≥ ver que muchos de nuestros vecinos hab√≠an implementado medidas m√°s en√©rgicas y efectivas que los brasile√Īos. Esto result√≥ en menos casos y mortalidad en estos lugares espec√≠ficos.

Pero esta no fue la √ļnica pulga detr√°s de la oreja que apareci√≥ despu√©s de la publicaci√≥n de ese texto: quer√≠a completar mi ¬ę√°lbum de stickers¬Ľ y tener un retrato completo de la regi√≥n, incluso si fuera con todos los pa√≠ses de Am√©rica del Sur. Insist√≠ con algunos expertos y busqu√© nuevas fuentes de naciones en las que no ten√≠a retorno.

Despu√©s de varios correos electr√≥nicos y mensajes de WhatsApp, finalmente conclu√≠ la investigaci√≥n con los pa√≠ses sudamericanos restantes: expertos de Per√ļ, Paraguay, Bolivia, Argentina, Uruguay y Venezuela me enviaron las respuestas. Ufa! No puedo evitar agradecer a mis colegas periodistas de Am√©rica Latina, que me recomendaron y compartieron sus contactos para que estos intercambios de informaci√≥n fueran posibles.

Ha llegado el momento de saber, entonces, cómo la situación de la COVID-19 en los seis países restantes:

Per√ļ

Nuestro interlocutor fue el médico y epidemiólogo César Cárcamo Cavagnaro, profesor de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, en Lima.

‚ÄúPosiblemente estamos en lo peor de la pandemia. Varios hospitales se han derrumbado, pero esperamos que las cosas no empeoren mucho. Para hacer esto, necesitamos eliminar los peque√Īos espacios en los que los peruanos tienden a concentrarse, como los mercados y los veh√≠culos de transporte p√ļblico. Esto puede mejorar las tasas a corto plazo. El gobierno debe regular y controlar estos problemas para que la gente evite estos lugares.





El segundo punto es continuar fortaleciendo las instalaciones de salud y mejorar el acceso a equipos b√°sicos para profesionales de la salud. Tambi√©n es importante facilitar la realizaci√≥n de ensayos cl√≠nicos y estudios observacionales, que permitan la identificaci√≥n de tratamientos efectivos. El gobierno debe facilitar que los cient√≠ficos realicen las investigaciones ‚ÄĚ.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad.

Paraguay

Recibí una respuesta por correo electrónico de la doctora Elena Candia Florentín, presidenta de la Sociedad Paraguaya de Enfermedades Infecciosas:

‚ÄúEl cierre temprano de nuestras fronteras, que ocurri√≥ antes que en los pa√≠ses vecinos, ser√≠a una de las razones para explicar el bajo n√ļmero de nuevos casos de coronavirus aqu√≠. Tan pronto como se realiz√≥ la segunda confirmaci√≥n de un paciente con Covid-19 en Paraguay, el gobierno anunci√≥ el 10 de marzo que se suspendieron los eventos p√ļblicos, las actividades educativas y todo lo que implicaba hacinamiento.

A medida que avanzaba la pandemia en el mundo, nuestro país no se detuvo y cerró sus fronteras el 24 de marzo, permitiendo que solo ingresen productos esenciales. Posteriormente, a partir del 29 de marzo, hubo una nueva medida, que todos los que regresaron al país deberían ser puestos en cuarentena en albergues. Para garantizar que estas acciones se llevaran a cabo, la policía y el ejército controlaron la bioseguridad, el uso de máscaras faciales y el movimiento de personas autorizadas por las calles o el comercio. Para que te hagas una idea, 2.419 personas fueron castigadas por no respetar la cuarentena de salud.

El día que envié esta respuesta (12 de mayo), hubo 737 casos de Covid-19 en Paraguay, 554 de los cuales vinieron del extranjero. Un total de 10 pacientes están hospitalizados y 10 están muertos. El representante de la Organización Mundial de la Salud en nuestro país, Luis Alberto Escoto, dijo a la Agencia Reuters que nuestro éxito se debe a medidas agresivas de distancia social. La Sociedad Paraguaya de Enfermedades Infecciosas también jugó un papel principal, recomendando el uso masivo de máscaras desde el principio.

Ahora el pa√≠s debe invertir para que este proceso de control de Covid-19 tenga un efecto sostenible durante m√°s tiempo, hasta que tenga un tratamiento antiviral o una vacuna efectiva y segura. Para eso, necesitamos pensar en educaci√≥n, infraestructura y tecnolog√≠a. Adem√°s, insistimos en que tengamos tantas pruebas como sea posible para detectar pacientes infectados, ya que hoy somos uno de los pa√≠ses con el menor n√ļmero de pruebas por mill√≥n de habitantes. Tenemos que pensar en el uso de cl√≠nicas m√≥viles, Big Data y asociaciones con redes y aplicaciones celulares para monitorear la circulaci√≥n de personas en tiempo real ‚ÄĚ.

Bolivia

Nuestra entrevistada es la neum√≥loga Ingrid Gaby Melgarejo Pomar, de la Universidad Mayor de San Andr√©s, en La Paz. El especialista es tambi√©n el coordinador del Comit√© de √Čtica de Investigaci√≥n del Comit√© Nacional de Bio√©tica de Bolivia.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad.

‚ÄúHasta el 18 de mayo de 2020, se han reportado 4 263 infectados con coronavirus en Bolivia, y el mayor n√ļmero se concentr√≥ en las ciudades de Santa Cruz y Beni. El n√ļmero de muertes es de 174, lo que indica una tasa de letalidad del 4%, a pesar de que tenemos individuos que no desarrollan s√≠ntomas y aquellos que no han informado estar enfermos. El n√ļmero de personas recuperadas es de 500 personas.

Actualmente en Bolivia, se mantiene una cuarentena estricta en los hogares, con algunas excepciones. Este es el caso, por ejemplo, en el sector de la construcción y también en los servicios de producción de alimentos entregados a los hogares de los ciudadanos por el sistema de entrega.

En mi opini√≥n, la cuarentena fue una medida introducida en el momento ideal, ya que evit√≥ que la enfermedad se extendiera a√ļn m√°s. Sin embargo, es importante mencionar que, a pesar del control ejercido por el gobierno, muchas personas desobedecen las reglas, particularmente en algunos lugares como El Alto, La Paz y Cochabamba. Algunos sectores sociales no entienden la raz√≥n del aislamiento y simplemente infringen las pautas.

Esta situaci√≥n rebelde se hizo m√°s evidente en las √ļltimas dos semanas, cuando la falta de dinero y comida en las casas comenz√≥ a pesar m√°s. Hay un porcentaje muy importante de la poblaci√≥n nacional que depende del trabajo diario para sobrevivir y lamentablemente se dedica a trabajos informales, como la venta de diferentes productos en las calles. Tambi√©n hay un n√ļmero considerable de ni√Īos infectados porque sus padres no respetan las medidas b√°sicas de bioseguridad, como el lavado continuo de manos, especialmente despu√©s de ir al ba√Īo.

Creo que, para contrarrestar o resistir esta pandemia, es importante una verdadera política gubernamental que logre establecer a corto plazo un sistema de salud cuya función principal sea promover, defender y proteger plenamente la vida y la salud de la población boliviana. Para esto, debemos priorizar los recursos para la infraestructura del hospital y la contratación de profesionales capacitados, que puedan trabajar de manera segura y sin temor a contraer la enfermedad.

El sistema de salud en Bolivia es precario debido a 14 a√Īos de negligencia en la aplicaci√≥n de pol√≠ticas de salud. Ahora, en este momento muy dif√≠cil, es cuando se notan todas las deficiencias. Necesitamos acciones pol√≠ticas urgentes, que muestren un alto sentido moral y √©tico de quienes ahora nos gobiernan para lograr una salud justa, equitativa y solidaria.

Un obst√°culo importante para combatir la pandemia en mi pa√≠s es la pobreza y la educaci√≥n deficiente, que se otorga a un porcentaje importante de nuestra poblaci√≥n en las zonas rurales y urbanas del pa√≠s. Muy pocos reciben atenci√≥n m√©dica adecuada. ¬ŅQu√© dir√° sobre el acceso a pruebas o tratamientos de diagn√≥stico?

Argentina

Nuestro entrevistado es el médico Omar Sued, especialista en medicina interna y actual presidente de la Sociedad Argentina de Enfermedades Infecciosas.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad.

“Comento que la situación de Covid-19 aquí es mucho mejor que en otros países de la región. Sin embargo, estamos preocupados por la situación en la ciudad de Buenos Aires, debido a la circulación del virus en poblaciones vulnerables, particularmente en los barrios más precarios de la provincia.

En el resto de Argentina, la circulaci√≥n del virus se ha mantenido estable. Tenemos 18 provincias sin casos el √ļltimo d√≠a (19 de mayo). Y varias provincias han estado sin nuevas notificaciones durante m√°s de dos semanas. Esto facilita la posibilidad de liberar la cuarentena.

La movilización para la cuarentena en el país ocurrió muy temprano, lo que permitió tener una capacidad de respuesta y organizar un plan para poner en marcha. Tenemos alrededor de 4 mil camas vacías en unidades de cuidados intensivos (UCI). Solo 150 están ocupados por pacientes con Covid-19. Pero aquí reitero la preocupación con la provincia de Buenos Aires.

La verdad es que no podemos quejarnos de lo que el gobierno ha hecho hasta ahora. Creemos que es necesario continuar monitoreando los casos activos y colocarlos en forma aislada. También es fundamental avanzar en las técnicas de diagnóstico que son más rápidas y baratas.

Aquí en Argentina, recientemente registramos en el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) una nueva prueba molecular que identifica la enfermedad en dos horas a un precio de $ 8. Esperamos que esto sirva para hacer un diagnóstico más rápido de los pacientes. Nuestro país también participa en un estudio internacional que tiene como objetivo identificar el mejor tratamiento para Covid-19. Esperemos que esto nos permita reducir un poco la letalidad del coronavirus.

En cualquier caso, el desafío sigue siendo grande. Somos muchos y los infectados se concentran en lugares vulnerables. La Vila 31 de Buenos Aires, por ejemplo, es un barrio con más de 60 mil habitantes. Es una de las mayores densidades de población. Tenemos que centrar los esfuerzos en esos lugares para reducir la transmisión.

Otro problema en el pa√≠s es la desinformaci√≥n y el uso de las redes sociales para producir informaci√≥n err√≥nea. Nuestra sociedad de enfermedades infecciosas est√° trabajando para identificar esto e informar a los m√©dicos que venden posibles curas ¬ę.

Uruguay

El médico y bioquímico Carlos Batthyány, director del Instituto Pasteur de Montevideo, fue nuestro punto de contacto en tierras uruguayas:

Contin√ļa despu√©s de la publicidad.

‚ÄúEl 23 de mayo, estamos muy felices y sorprendidos. Como saben, Uruguay es un pa√≠s peque√Īo, con 3.5 millones de habitantes. Tenemos una sola ciudad muy poblada, que es Montevideo, donde hay 1,5 millones de personas. El resto son municipios m√°s peque√Īos con 100,000 ciudadanos o menos. Otro punto fuerte, que se centra en la respuesta que tuvimos a la pandemia, es que Uruguay tiene un sistema de salud integrado en el que todos tenemos derecho a recibir atenci√≥n en la red p√ļblica y privada, incluida la atenci√≥n intensiva. No hay uruguayo que no tenga derecho a la atenci√≥n m√©dica.

Con respecto a Covid-19, el primer paciente diagnosticado aquí fue el 13 de marzo de 2020 y, rápidamente en este día, el gobierno tomó medidas que tuvieron repercusiones en el control de la enfermedad. Se suspendieron todas las actividades que involucraban la reunión de personas, como eventos sociales, centros comerciales, restaurantes, escuelas y universidades.

El gobierno también insistió fuertemente en la cuarentena voluntaria y trabajó en el concepto de que todos deberían cuidar a todos. Los uruguayos aceptaron y recibieron esta noticia de buena manera. También se centró en pacientes de alto riesgo, como los ancianos y aquellos con enfermedades crónicas. A partir de hoy (23 de mayo), Uruguay tiene 753 pacientes diagnosticados, 20 muertos, 130 casos activos y cinco en cuidados intensivos. Realizamos entre 800 y 1000 pruebas de PCR por día, con aproximadamente el 1% de los casos positivos.

Otro factor que parece haber sido clave fue encontrar autoridades sanitarias abiertas a escuchar, colaborar y confiar en la ciencia y la academia. Por lo tanto, se creó un grupo de asesores científicos honorarios, compuesto por el presidente de la Academia Nacional de Ciencias, el ex presidente de la Academia Nacional de Medicina y un ingeniero matemático. Junto con otros nombres, están trabajando con un grupo de expertos gubernamentales para el control y los estudios de reapertura de la sociedad. Se están probando varias medidas basadas en el monitoreo de casos y la evidencia científica.

Finalmente, quiero destacar otro componente que fue la respuesta r√°pida que la academia dio a nuestra sociedad. Todos est√°n disponibles para el sistema de salud uruguayo. A diferencia de los pa√≠ses m√°s desarrollados, como Estados Unidos o Europa, donde fracasaron muchos equipos que quer√≠an colaborar, aqu√≠, en Uruguay, el propio Instituto Pasteur de Montevideo, en colaboraci√≥n con la Facultad de Ciencias, puede establecer un sistema de diagn√≥stico. No solo desarrollamos una prueba para el coronavirus, sino que todos los d√≠as realizamos 200 pruebas que provienen del Ministerio de Salud P√ļblica. Con eso, pudimos compartir los esfuerzos.

La solidaridad entre la academia y el gobierno permiti√≥ a Uruguay dar una respuesta muy correcta a esta pandemia. Y cada vez que apareci√≥ un brote local, muchos en la frontera con Brasil, pudimos hacer un diagn√≥stico temprano y aislar casos positivos. Hasta ahora, estamos muy satisfechos y positivamente sorprendidos. Sabemos que a√ļn no hemos ganado la guerra, solo las primeras rondas. O, hablando en el idioma del f√ļtbol, ‚Äč‚Äčllegamos al descanso. Jugamos una buena primera mitad y ahora necesitamos tener una buena segunda mitad. Por ahora llega el invierno y el desaf√≠o de reabrir con mayor movimiento de personas ‚ÄĚ.

Venezuela

El informe proviene de la neumóloga y médica de cuidados intensivos Lérida Padrón, de la junta de la Sociedad Venezolana de Neumología y Cirugía de Tórax y un profesional de la Clínica Santa Sofía en Caracas.

“En Venezuela, nos comportamos de manera totalmente diferente a los países sudamericanos. A partir de hoy, 27 de mayo, hemos alcanzado un total de 1,245 casos. Se concentran principalmente en cinco estados. Tres de ellos están en el límite y reciben migrantes que regresan al país. Los otros son de la región capital y del distrito federal. En estos lugares es la población más grande y también tenemos el aeropuerto internacional.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad.

El gobierno decret√≥ la cuarentena el 13 de marzo, con el cierre de las fronteras y una par√°lisis casi completa de las actividades econ√≥micas. En este d√≠a, se diagnosticaron los primeros casos en el pa√≠s. Algo importante que est√° sucediendo es que tenemos un grave problema en la producci√≥n de combustibles. Como se sabe, Venezuela es un productor de petr√≥leo y, en esta crisis, est√° importando gasolina de Ir√°n. El primer barco lleg√≥ de Oriente Medio hace dos d√≠as. La falta de combustible para autom√≥viles y transporte p√ļblico hizo que la poblaci√≥n estuviera m√°s en casa. Adem√°s, existe una restricci√≥n de circulaci√≥n en las calles por parte del ej√©rcito nacional.

En Venezuela, la situaci√≥n pol√≠tica (y el d√©ficit de gasolina) se mezclaron con la pandemia. En la √ļltima semana, el n√ļmero de casos aument√≥ significativamente. Como dije, el 13 de marzo, aparecieron los primeros diagn√≥sticos y se decret√≥ la cuarentena. Dos meses despu√©s, se informaron 440 casos positivos de coronavirus. A partir del 27 de mayo, estamos hablando de 1,200 casos positivos, lo que representa 800 casos nuevos en solo dos semanas. Recibimos el doble de notificaciones en poco tiempo.

En este momento, el gobierno est√° planeando una estrategia que llaman ¬ęel comienzo de la relativa normalidad¬Ľ. Qu√© significa eso? La relajaci√≥n de la cuarentena a partir de junio. No hay congruencia entre el aumento de casos y la conducta gubernamental.

Para mejorar la lucha contra Covid-19 en el pa√≠s, es necesario mantener las medidas de cuarentena que funcionaron durante mucho tiempo, ya que tenemos una tasa de mortalidad de alrededor del 1%. Lo m√°s importante ahora son las medidas preventivas: mantener la distancia social, el uso adecuado de m√°scaras, el lavado de manos, la disponibilidad de gel de alcohol. Pero vemos que algunas personas se quitan las m√°scaras cuando hablan con otros o hacen pedidos en el supermercado. Es impresionante. Para evitar esto, necesitamos campa√Īas en las redes sociales y canales de comunicaci√≥n ‚ÄĚ.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *