¬ŅC√≥mo empez√≥ la pandemia? ¬ŅC√≥mo evitaremos que vuelva a suceder?





Un a√Īo y medio despu√©s del inicio de la pandemia, la tesis ¬ęoficial¬Ľ sobre el origen del virus sigue siendo que se habr√≠a transmitido de forma natural de un murci√©lago a un humano en un mercado de animales salvajes en Wuhan, China. Sin embargo, este pasado domingo, nueva informaci√≥n publicada por The Wall Street Journal puede indicar otra posibilidad sobre el inicio de la pandemia.





Seg√ļn un informe de la inteligencia estadounidense, tres investigadores del Instituto de Virolog√≠a de Wuhan se enfermaron en noviembre de 2019 y buscaron ayuda en el hospital. Fuentes cercanas a este informe confirmaron la informaci√≥n. No est√° claro exactamente cu√°les fueron los s√≠ntomas presentados por estos investigadores.

Lo que se sabe es que trabajaron en un laboratorio de Wuhan que realiza investigaciones sobre coronavirus en murciélagos y otros animales salvajes, y enfermaron aproximadamente un mes antes de que las autoridades chinas confirmaran los primeros casos de contagio con el nuevo coronavirus en diciembre de 2019, también en Wuhan .

Otro dato importante publicado por The Wall Street Journal precede en algunos a√Īos a estos hechos recientes. En 2012, en una mina en el suroeste de China, hubo un encuentro inesperado entre trabajadores y una avalancha de murci√©lagos. Seis de ellos enfermaron, tres murieron. Se llam√≥ a cient√≠ficos del Instituto de Virolog√≠a de Wuhan para investigar el caso y, despu√©s de recolectar muestras de murci√©lagos en la mina, identificaron varios tipos nuevos de coronavirus.

Desde la epidemia de 2002, que también comenzó en China, el Instituto de Virología de Wuhan ha estado realizando investigaciones sobre virus en animales salvajes, como se menciona en el sitio web del propio Instituto.

Habl√© con una fuente, bajo condici√≥n de anonimato, que ha trabajado en el campo de la salud p√ļblica de los Estados Unidos durante 30 a√Īos y que actualmente est√° en el Departamento de Salud y Servicios Humanos. Plante√≥ una pregunta fundamental sobre la √©tica de los pa√≠ses que investigan sobre pat√≥genos que ni siquiera existen entre los humanos. ¬ŅPor qu√© los pa√≠ses est√°n realizando este tipo de investigaci√≥n? ¬ŅPor qu√© no existen est√°ndares internacionales para la b√ļsqueda de pat√≥genos, como se hace con la bomba at√≥mica?

Otro punto importante que se mencionó es la necesidad de una mirada estratégica al futuro.





¬ŅQu√© haremos si otra pandemia golpea al mundo nuevamente? ¬ŅCu√°les ser√°n las reglas del juego en el futuro? ¬ŅCu√°les son los posibles escenarios para las crisis econ√≥micas y de salud, y qu√© har√° la comunidad internacional para detener r√°pidamente el problema si vuelve a ocurrir? ¬ŅC√≥mo se har√° la comunicaci√≥n para que las fronteras se cierren lo m√°s r√°pido posible? ¬ŅPor qu√© no se hace un tratado internacional para la preservaci√≥n de la salud p√ļblica?

Todos estos son temas fundamentales que deben ser debatidos ampliamente por la comunidad internacional.

Lo que llama la atención en esta historia, además de la evidente sospecha de que el virus pudo haber sido transmitido a humanos en un laboratorio, aunque sea de manera accidental, es el intento de varios sectores de sofocar el simple cuestionamiento sobre el origen de la pandemia.

Estamos experimentando el problema m√°s grave a escala mundial desde la Segunda Guerra Mundial. Los efectos sanitarios, econ√≥micos y psicol√≥gicos de la poblaci√≥n mundial han sido devastadores. Hasta la fecha, 3,5 millones de personas han muerto a causa de Covid-19. Los pa√≠ses de todo el mundo se enfrentan a graves crisis econ√≥micas con niveles extremadamente altos de desempleo. Ante este escenario, cualquier persona m√≠nimamente inteligente se preguntar√°: ¬Ņc√≥mo empez√≥ este problema? Podr√≠a haberse evitado?

Mucha gente, cuando se enfrenta a estas preguntas obvias, sostiene que China es el principal socio comercial de Brasil y, por lo tanto, no deber√≠amos levantar sospechas sobre el origen de la pandemia. Ahora, ese argumento no tiene ning√ļn sentido. Es un hecho que China tiene un peso econ√≥mico fundamental, no solo para Brasil sino para varios pa√≠ses del mundo. Esto de ninguna manera altera el hecho de que la poblaci√≥n mundial tiene derecho a saber c√≥mo comenz√≥ esta pandemia y si se pudo haber evitado.

Aqu√≠ podemos establecer un paralelo con las empresas investigadas en Petrol√£o. Todos ellos, sin lugar a dudas, tienen un peso econ√≥mico relevante y son responsables de cientos de miles de puestos de trabajo. Por lo tanto, despu√©s de las debidas correcciones y sanciones, deben continuar desempe√Īando este importante papel en nuestra econom√≠a. Esto no quiere decir que los controladores de estas empresas no deber√≠an haber sido investigados.

Existe un creciente deseo entre las agencias de inteligencia y la comunidad científica de llevar a cabo una investigación exhaustiva del origen de la pandemia. No solo necesitamos conocer su origen, sino debatir cuál será la ética y las reglas de la comunidad internacional en el futuro si queremos evitar otro problema de esta magnitud en las próximas décadas. Queda por ver si la comunidad diplomática tendrá el coraje de poner este debate sobre la mesa, dado que China no está muy dispuesta a dar las respuestas que buscamos.

ENLACE ACTUAL: ¬ŅTe gust√≥ esta columna? El suscriptor puede liberar cinco accesos gratuitos desde cualquier enlace por d√≠a. Simplemente haga clic en la F azul a continuaci√≥n.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *