C贸mo Cuba le ense帽贸 a Venezuela a reprimir la disidencia entre los militares





En diciembre de 2007, el venezolano Hugo Ch谩vez sufri贸 su primera derrota en las urnas. Aunque todav铆a es muy popular entre la clase trabajadora que lo hab铆a proyectado al poder casi una d茅cada antes, los votantes rechazaron un refer茅ndum que les permitir铆a postularse para la reelecci贸n repetidamente.





Sorprendido, Ch谩vez recurri贸 a un confidente cercano, seg煤n tres ex asistentes: Fidel Castro. El viejo l铆der cubano hab铆a guiado a Ch谩vez a帽os antes de que el venezolano se convirtiera en presidente, cuando era a煤n m谩s conocido por liderar un golpe fallido.

Ahora, la profundizaci贸n de los lazos econ贸micos hac铆a que Cuba dependiera cada vez m谩s de Venezuela, rica en petr贸leo, y Castro estaba ansioso por ayudar a Ch谩vez a mantenerse en el poder, dijeron. El consejo de Castro: garantizar el control absoluto de los militares.

Es m谩s f谩cil decirlo que hacerlo.

El ej茅rcito venezolano ten铆a una historia de disturbios, que a veces condujo a golpes de estado que Ch谩vez, como teniente coronel del ej茅rcito, organiz贸 en 1992. Una d茅cada m谩s tarde, los opositores le dieron un peque帽o golpe al propio Ch谩vez.

Pero si Ch谩vez dio los pasos correctos, instruy贸 el cubano, podr铆a quedarse tanto tiempo como el propio Castro, recordaron los ayudantes. El ej茅rcito cubano, con el hermano de Castro a cargo, controlaba todo, desde la seguridad hasta los principales sectores de la econom铆a.

En unos pocos meses, los dos pa铆ses redactaron dos acuerdos, revisados 鈥嬧媟ecientemente por Reuters, que le dieron a Cuba un amplio acceso a las Fuerzas Armadas venezolanas, y una amplia libertad para espiarlos y modificarlos.





Los acuerdos, cuyos detalles se informan por primera vez aqu铆, llevaron a la imposici贸n de una estricta vigilancia de las tropas venezolanas a trav茅s de un servicio de inteligencia venezolano conocido hoy como la Direcci贸n General de Contrainteligencia Militar, o DGCIM.

Bajo los asesores militares cubanos, Venezuela ha convertido la unidad de inteligencia en un servicio que esp铆a a sus propias fuerzas armadas, infundiendo miedo y paranoia y reprimiendo la disidencia.

Ahora conocido por sus t谩cticas represivas, la DGCIM es acusada por soldados, legisladores de oposici贸n, grupos de derechos humanos y muchos gobiernos extranjeros de abuso, incluida la tortura y la reciente muerte de un capit谩n de la Marina detenido.

Seg煤n documentos revisados 鈥嬧媝or Reuters, los acuerdos, firmados en mayo de 2008, permitieron a las Fuerzas Armadas de Cuba:

  • Entrenar soldados en Venezuela
  • Revisar y reestructurar partes de las Fuerzas Armadas de Venezuela.
  • Entrenar agentes de inteligencia venezolanos en La Habana
  • Y cambie la misi贸n del servicio de inteligencia de espiar a rivales extranjeros para vigilar a los propios soldados, oficiales e incluso comandantes de alto rango del pa铆s.

El primer acuerdo, seg煤n los documentos, preparar铆a a los agentes de inteligencia venezolanos para "descubrir y confrontar el trabajo subversivo del enemigo". El segundo acuerdo autoriz贸 a las autoridades cubanas a supervisar la "asimilaci贸n" y la "modernizaci贸n" del ej茅rcito venezolano.

La presencia de oficiales cubanos en las Fuerzas Armadas venezolanas se conoce desde hace a帽os. El dictador Nicol谩s Maduro, disc铆pulo de Ch谩vez y sucesor cada vez m谩s combatido, dijo en un discurso en 2017: "Estamos agradecidos con las fuerzas armadas revolucionarias de Cuba. Les damos la bienvenida y siempre los recibiremos".

Pero ninguno de los dos pa铆ses ha reconocido detalles de los acuerdos o el alcance de la participaci贸n de Cuba.

En marzo, despu茅s de que el vicepresidente estadounidense Mike Pence denunciara la "influencia maligna" de La Habana en Caracas, el canciller cubano, Bruno Rodr铆guez, rest贸 importancia a la relaci贸n. "Rechazo con vehemencia las acusaciones repetidas y falsas", tuite贸, "de entrenamiento militar cubano, 'control' o 'intimidaci贸n' en Venezuela".

Ni el Ministerio de Defensa de Venezuela ni el Ministerio de Informaci贸n, responsable de las comunicaciones gubernamentales, incluidos los de Maduro, respondieron a correos electr贸nicos y llamadas telef贸nicas para este informe. Las autoridades cubanas no respondieron a las solicitudes de comentarios de Reuters.

Once a帽os despu茅s de ser falsificados, los acuerdos militares resultaron cruciales para la supervivencia de Maduro como presidente, seg煤n expertos en seguridad, personas familiarizadas con el gobierno y pol铆ticos de la oposici贸n.

Con la ayuda y el entrenamiento de Cuba, los militares han apoyado a Maduro y lo han ayudado a superar un colapso econ贸mico, una hambruna y crimen generalizados, y la emigraci贸n de m谩s de 4 millones de personas, m谩s del 10 por ciento de la poblaci贸n de Venezuela en los 煤ltimos a帽os. .

En junio, Reuters explic贸 c贸mo la reorganizaci贸n de las fuerzas armadas y la proliferaci贸n de altos oficiales mantuvieron a los l铆deres militares en deuda con Maduro.

Ahora, los documentos que establecen los acuerdos de Venezuela con Cuba, y entrevistas con docenas de miembros actuales y anteriores de las Fuerzas Armadas, funcionarios del gobierno y personas familiarizadas con la relaci贸n entre Caracas y La Habana, muestran c贸mo la ayuda de Castro tambi茅n fue instrumental.

La transformaci贸n de DGCIM, seg煤n estas personas, ha sido particularmente efectiva.

"La misi贸n m谩s importante para el servicio de inteligencia era neutralizar cualquier amenaza a la democracia", dijo Ra煤l Salazar, ex ministro de defensa de Ch谩vez, que se opone a Maduro. "Ahora, con Cuba a cargo, el gobierno lo usa para mantenerse en el poder".

Una vez que Cuba comenz贸 a entrenar al personal de la DGCIM, el servicio de inteligencia despleg贸 agentes en los cuarteles, a menudo con uniformes negros. All铆 compilan dossieres sobre los rebeldes e informan cualquier signo de deslealtad, seg煤n m谩s de 20 ex militares venezolanos y oficiales de inteligencia.

La DGCIM tambi茅n comenz贸 a escuchar llamadas de oficiales, incluidos comandantes militares de alto rango, para escuchar conspiraciones.

La represi贸n ha llevado a cientos de arrestos. Al menos 200 oficiales militares est谩n actualmente detenidos, seg煤n la Asamblea Nacional liderada por la oposici贸n. La organizaci贸n venezolana Control Ciudadano, que estudia las Fuerzas Armadas, dice que el n煤mero supera los 300.

En un informe de junio de 2017, revisado por Reuters, la DGCIM acus贸 a un soldado, que se matricul贸 en una universidad considerada alineada con la oposici贸n, de "subversi贸n ideol贸gica y pol铆tica". Hablando por primera vez, el ex teniente cont贸 c贸mo fue esposado a una silla en una habitaci贸n continuamente iluminada y golpeado hasta que se rompieron dos v茅rtebras.

"Esos d铆as fueron interminables", record贸. Le cont贸 su historia a Reuters con la condici贸n de que la agencia de noticias usara solo su primer nombre, Daniel, y no revelara su edad.

Desde su reconstrucci贸n, las sucursales de DGCIM han crecido, desde unos pocos cientos de agentes al comienzo de la administraci贸n de Ch谩vez hasta al menos 1,500 ahora, seg煤n ex oficiales militares.

Un informe reciente de la ONU acus贸 a la DGCIM de tortura, incluidas descargas el茅ctricas, asfixia, ahogamiento, violencia sexual y privaci贸n de agua y alimentos. Bajo Maduro, los agentes de DGCIM fueron promovidos a altos cargos, incluido el mando de los detalles de su seguridad personal.

La represi贸n, dijeron los l铆deres de la oposici贸n, intimid贸 a las fuerzas armadas. Juan Guaid贸, jefe de la Asamblea Nacional, a principios de este a帽o denunci贸 la reelecci贸n de Maduro en 2018 como una estafa y declar贸, con el apoyo de la mayor铆a de las democracias occidentales, que era el l铆der leg铆timo de Venezuela.

Pero las solicitudes de oposici贸n para una rebeli贸n militar fueron ignoradas. "Fracasamos", dijo un alto funcionario de la oposici贸n involucrado en intentos de negociar negociaciones con l铆deres militares. "No tenemos nada que ofrecer para convencerlos".

'Basti贸n de la dignidad latinoamericana'

Para Ch谩vez, los cambios previstos por los dos acuerdos tuvieron un impacto personal.

Castro, a quien hab铆a admirado durante mucho tiempo, fue el primer l铆der internacional en abrazar a Ch谩vez como pol铆tico en ascenso en la d茅cada de 1990.

Mientras tanto, la unidad de inteligencia militar de Venezuela estaba dirigida por funcionarios aliados de la 茅lite conservadora y se opuso a la visi贸n de Ch谩vez de transformar un pa铆s que, a pesar de tener las mayores reservas de petr贸leo del mundo, estaba en la pobreza desenfrenada.

Cuando fracas贸 el golpe de estado de Ch谩vez en 1992, los oficiales de la unidad, entonces conocidos como la Direcci贸n de Inteligencia Militar, o DIM, fueron acusados 鈥嬧媎e arrestarlo. Inicialmente lo arrestaron en una de las mismas celdas subterr谩neas en la sede de DIM en Caracas, donde Ch谩vez luego detendr铆a a algunos de sus opositores pol铆ticos, seg煤n varios ex funcionarios.

Meses despu茅s de salir de prisi贸n por un indulto presidencial, Ch谩vez vol贸 en 1994 a La Habana, donde Castro, en su primera reuni贸n cara a cara, lo recibi贸 en el aeropuerto.

En Ch谩vez, Castro vio a un l铆der izquierdista del tipo que se hab铆a vuelto raro desde el final de la Guerra Fr铆a. En la vasta riqueza petrolera de Venezuela, Castro vio una nutrici贸n potencial para una econom铆a cubana hambrienta por el colapso de su ex patrocinador, la Uni贸n Sovi茅tica.

Mientras Castro observaba, Ch谩vez, en un discurso en la Universidad de La Habana, llam贸 a Cuba, en su cuarta d茅cada de gobierno autoritario, "un basti贸n de la dignidad latinoamericana". Prometi贸 curar la "gangrena" capitalista que afligi贸 a Venezuela.

Despu茅s de la visita, los dos hombres comenzaron a hablar regularmente, dijeron ex asesores.

A fines de la d茅cada de 1990, la alta inflaci贸n, el bajo crecimiento econ贸mico y el aumento de la pobreza hicieron que el mensaje socialista de Ch谩vez fuera atractivo para un n煤mero creciente de venezolanos. En 1998, fue elegido presidente. Casi de inmediato, profundiz贸 los v铆nculos formales con Cuba.

En octubre de 2000, Castro viaj贸 a Caracas para firmar una serie de acuerdos econ贸micos. Venezuela le dar铆a a Cuba suficiente petr贸leo para satisfacer la mitad de sus necesidades energ茅ticas.

Desde entonces, Venezuela ha enviado al menos 55,000 barriles por d铆a a la isla, o m谩s de $ 21 mil millones en petr贸leo, seg煤n datos del gobierno y precios promedio durante el per铆odo. A cambio, Cuba ha enviado a miles de m茅dicos, maestros y especialistas agr铆colas para ayudar a diversificar la econom铆a de base de Venezuela.

En 2002, muchas de las 茅lites de Venezuela estaban cansadas de Ch谩vez. En abril, los l铆deres conservadores de la oposici贸n se unieron a los jefes militares, incluidos altos funcionarios del DIM, y detuvieron al presidente. Pero el golpe, despu茅s de un levantamiento popular masivo en su nombre, fracas贸 en dos d铆as.

De vuelta al poder, y con la bendici贸n de Castro, Ch谩vez ha colocado asesores cubanos dentro de su c铆rculo 铆ntimo para reforzar la seguridad, seg煤n sus ex asesores y varios ex oficiales militares. Comenz贸 una purga del servicio de inteligencia y otros altos rangos del ej茅rcito.

Nombr贸 a Hugo Carvajal, un teniente coronel que se uni贸 al esfuerzo golpista de Ch谩vez en 1992 y luego dirigi贸 la divisi贸n de investigaci贸n de DIM para que fuera su subdirector. En dos a帽os, Carvajal se convirti贸 en su director gerente.

Carvajal comenz贸 a modernizar el DIM. En un correo electr贸nico a Reuters, Carvajal dijo que el banco central de Venezuela ha proporcionado a DIM millones de d贸lares en efectivo para nuevas tecnolog铆as, incluidos equipos de vigilancia y una base de datos para centralizar la inteligencia.

El jefe de inteligencia liderar铆a el servicio durante casi una d茅cada. Ahora fuera del cargo, fue sancionado por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos por presuntamente ayudar a la guerrilla colombiana. En abril pasado, fue arrestado en Espa帽a y permanece detenido en respuesta a una orden de los Estados Unidos por presunto tr谩fico de drogas.

En el correo electr贸nico, enviado a trav茅s de su abogado en Espa帽a, Carvajal neg贸 los cargos.

En julio de 2007, Ch谩vez nombr贸 a Gustavo Rangel, un leal que dirigi贸 las reservas del Ej茅rcito, como ministro de defensa.

En su juramento, Rangel habl贸 de la necesidad de un "nuevo pensamiento militar venezolano" para combatir al "verdadero enemigo". El "imperio", dijo, utilizando una abreviatura com煤n de Caracas para Estados Unidos, patrocinaba "grupos subversivos" empe帽ados en destruir la revoluci贸n.

Reuters no pudo comunicarse con Rangel, ahora retirado, para comentar sobre el asunto.

Ese diciembre, Ch谩vez perdi贸 el refer茅ndum sobre l铆mites de mandato. En televisi贸n, prometi贸 una "nueva ofensiva" para perseguir el gol.

Las conversaciones de defensa con Cuba han comenzado. En una reuni贸n en Caracas el 26 de mayo de 2008, Rangel y el general 脕lvaro L贸pez, Viceministro de Defensa de Cuba, firmaron los dos acuerdos.

Seg煤n el primero, el Ministerio de Defensa cubano supervisar铆a una reestructuraci贸n de DIM y aconsejar铆a la creaci贸n de nuevas unidades dentro del servicio. DIM tambi茅n enviar铆a grupos de 40 oficiales a La Habana para hasta tres meses de entrenamiento en espionaje.

Seg煤n los documentos, Venezuela enviar铆a planes de estudio de capacitaci贸n de candidatos a Cuba para su evaluaci贸n. Los cursos incluyeron c贸mo tratar con "empleados encubiertos", c贸mo llevar a cabo investigaciones criminales y c贸mo seleccionar nuevos agentes de inteligencia.

La mayor parte del entrenamiento, seg煤n los documentos, tuvo lugar en la Academia Militar del Comandante Arides Est茅vez S谩nchez, en el oeste de La Habana. En la academia, un grupo de edificios blancos de cuatro pisos y plazas de desfiles, los instructores cubanos le dijeron a los agentes del DIM que su misi贸n ser铆a infiltrarse y controlar a los militares, seg煤n cinco personas familiarizadas con los cursos. .

El segundo acuerdo cre贸 un comit茅 conocido como Grupo de Coordinaci贸n y Enlace de la Rep煤blica de Cuba, o Gruce. El Gruce, compuesto por ocho expertos militares cubanos, enviar铆a asesores cubanos a Venezuela para inspeccionar unidades militares y entrenar soldados.

Un ex funcionario de inteligencia venezolano record贸 la capacitaci贸n que recibi贸 de instructores cubanos en una granja en el estado de Anzo谩tegui, en el este de Venezuela. Los instructores, dijo a Reuters, entrenaron a los estudiantes con preguntas sobre sus creencias pol铆ticas. El DIM, dijeron, debe ser la punta de lanza en la lucha contra los traidores.

Ch谩vez, reforzado por el aumento del gasto gubernamental que ha impulsado su popularidad, gan贸 un nuevo refer茅ndum para romper los l铆mites de mandato. En 2011, cambi贸 el nombre de DIM para incluir el t茅rmino "contrainteligencia", lo que refleja su misi贸n de prevenir el sabotaje interno. El nuevo DGCIM ha sido reforzado por varios cientos de agentes, dijeron ex funcionarios.

Al abandonar el entrenamiento cubano, los nuevos agentes comenzaron a infiltrarse en los cuarteles. "Vivimos y entrenamos con las tropas para monitorearlos, manteniendo informados a los jefes", dijo otro ex oficial de la DGCIM. "Ten铆amos un pu帽o de hierro".

Algunos agentes fingieron ser soldados regulares. Otros vest铆an uniformes DGCIM y regularmente alentaban a los soldados a que se reportaran entre ellos. Llegaron a ser conocidos como "los hombres de negro", seg煤n varios ex soldados.

"Lo entregar茅 a la DGCIM", advirti贸 un soldado del comandante del batall贸n a los futuros rebeldes.

Las historias de arrestos y torturas por parte de agentes de la DGCIM, a veces con m谩scaras de esqueleto y pasamonta帽as, se extendieron por las filas.

'No puedes luchar contra el estado'

Ch谩vez, despu茅s de cuatro cirug铆as en Cuba, muri贸 en 2013. Castro dijo en una columna de un peri贸dico que era "el mejor amigo que el pueblo cubano tuvo en la historia". Los votantes eligieron a Maduro para sucederlo.

En 2014, los precios del petr贸leo se desplomaron. El esfuerzo de Maduro por estimular la econom铆a ha fallado.

El hambre y la escasez llegan incluso a las Fuerzas Armadas. Un m茅dico militar dijo recientemente a Reuters que muchos soldados alistados tienen bajo peso, la mayor铆a de los cuales subsisten con pasta y lentejas.

A medida que un n煤mero creciente de soldados buscaba desertar, la DGCIM se volvi贸 m谩s agresiva. Ampli贸 su vigilancia al escuchar a los oficiales superiores por tel茅fono.

En el 煤ltimo piso de su sede, unos 40 agentes de la Divisi贸n de Comunicaciones Operacionales estaban utilizando una plataforma llamada Genesi, seg煤n un ex miembro del personal.

El sistema, dise帽ado por la compa帽铆a italiana de telecomunicaciones IPS SpA, permite a los usuarios "interceptar, monitorear y analizar todo tipo de fuentes de informaci贸n", seg煤n el sitio web de la compa帽铆a.

IPS no respondi贸 a llamadas, correos electr贸nicos o cartas solicitando comentarios en su sede en Roma. Reuters no pudo identificar una oficina o personal de IPS que trabaje en Venezuela.

En julio de 2017, Daniel, el teniente del ej茅rcito en Caracas, fue convocado a la oficina del comandante de su batall贸n. Daniel, ex partidario de Ch谩vez, se uni贸 al Ej茅rcito en 2004, pero con Maduro perdi贸 el entusiasmo y les dijo a sus superiores que ten铆a la intenci贸n de irse. Se matricul贸 en clases de derecho en una universidad local mientras todav铆a estaba en el ej茅rcito y particip贸 en algunas marchas de oposici贸n.

El comportamiento de Daniel, seg煤n el informe de inteligencia visto por Reuters, fue "contrarrevolucionario". El informe describi贸 a la universidad, cuyo nombre Daniel pidi贸 no revelar, como una escuela de oposici贸n.

Al informar a la oficina del comandante, Daniel dijo que tres oficiales de contrainteligencia uniformados confiscaron su tel茅fono y dijeron que era necesario para una "entrevista" en la sede de la DGCIM.

Daniel dijo que los agentes lo trasladaron a una celda subterr谩nea y lo esposaron a una silla. Todos los d铆as entraba un hombre y lo golpeaba repetidamente. Las palizas rompieron dos v茅rtebras, seg煤n un informe de un m茅dico atendido por Reuters. La celda estaba encendida todo el tiempo, haciendo que Daniel perdiera la noci贸n del tiempo.

Despu茅s de 20 d铆as, un tribunal militar lo acus贸 de traici贸n, rebeli贸n y violaci贸n del decoro militar. Mientras esperaba el juicio, fue trasladado a otra prisi贸n. Seis meses despu茅s, al ofrecer una declaraci贸n de culpabilidad, el tribunal liber贸 a Daniel con la condici贸n de que permaneciera en el pa铆s. Fue expulsado del ej茅rcito.

Daniel regres贸 a la facultad de derecho, pero lamenta declararse culpable. "No estoy seguro de si eso era lo correcto", dijo, pero se帽al贸 que muchos de los que no est谩n de acuerdo permanecen detenidos indefinidamente. "No se puede luchar contra el estado".

La vigilancia incluso ha da帽ado a altos funcionarios.

Un caso provoc贸 la indignaci贸n nacional, obligando al gobierno a reconocer el abuso de la DGCIM. Rafael Acosta, el capit谩n de la marina de 50 a帽os, muri贸 bajo custodia de la DGCIM el 29 de junio, ocho d铆as despu茅s de que los agentes lo arrestaron.

Tarek Saab, fiscal general de Venezuela, dijo que Acosta fue arrestado por participar en un complot de derecha no especificado. La esposa de Acosta, Waleswka P茅rez, dijo que los cargos eran falsos y acus贸 a DGCIM de tortura.

El 1 de julio, Saab inform贸 que el gobierno hab铆a acusado a dos agentes de la DGCIM por el asesinato. No dio la causa de la muerte ni las circunstancias en que ocurri贸. Los cargos, dijo Saab en un comunicado, siguieron a una investigaci贸n "imparcial" sobre el "desafortunado evento".

La mayor parte del "trabajo" de DGCIM nunca sale a la luz.

En marzo de 2018, cinco agentes de la DGCIM convocaron al teniente coronel Igbert Marin, comandante de la 302a Brigada Mecanizada del Ej茅rcito en Caracas. Marin, de 40 a帽os, padre de dos ni帽os peque帽os, durante la mayor parte de su carrera fue una estrella en ascenso que se destac贸 en la principal academia militar de Venezuela.

Su esposa, Yoselyn Carrizales, dijo que los agentes llevaron a Marin al Ministerio de Defensa, donde fue recibido por las autoridades, incluidos el ministro de Defensa Vladimir Padrino e Ivan Hern谩ndez, actual jefe de la DGCIM.

Las autoridades acusaron a Marin de conspirar contra el gobierno, dijo Carrizales, quien act煤a como uno de los abogados de Marin. Dijeron que ten铆an evidencia en video de Marin y otros ocho polic铆as conspirando, agreg贸, pero no mostraron el video.

Mar铆n neg贸 la queja y dijo que la reuni贸n en cuesti贸n era solo una reuni贸n de antiguos colegas de la academia. Indignado, le dijo al ministro de Defensa que tales acusaciones eran contraproducentes, especialmente en un momento en que la mayor铆a del personal militar sufr铆a escasez de alimentos, salarios y equipos.

El ministro debe "abandonar su oficina, abrir los ojos y ver c贸mo se sienten realmente los soldados", dijo Mar铆n a Padrino, seg煤n Carrizales. Otro abogado que defiende a Mar铆n, Alonso Medina Roa, confirm贸 su informe.

Ni Padrino ni Hern谩ndez pudieron ser encontrados para hacer comentarios.

Los agentes llevaron a Marin y a los otros ocho polic铆as a la sede de la DGCIM. Mar铆n luego les dijo a sus abogados que los agentes lo esposaron a una silla, le pusieron un saco sobre la cabeza y lo llenaron de gases lacrim贸genos. Sus abogados detallaron el presunto abuso.

Una semana despu茅s, en una audiencia en la que apareci贸 Carrizales, un tribunal militar acus贸 a Mar铆n de traici贸n, instigaci贸n a la rebeli贸n y violaci贸n del decoro. Los agentes se llevaron a Marin. Permaneci贸 incomunicado durante 78 d铆as.

"No sab铆a si estaba vivo o muerto", dijo Carrizales.

Mar铆n permanece detenido y su esposa contin煤a trabajando para su liberaci贸n. Las autoridades venezolanas no han comentado p煤blicamente el caso ni han mostrado a los abogados de Marin el presunto video. La fecha del juicio a煤n no se ha establecido.

"Le temen", dijo Carrizales. "Es un l铆der obvio dentro del ej茅rcito. Por eso lo arrestaron".

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac铆 en Cuba pero resido en Espa帽a desde muy peque帽ito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes茅 por el periodismo y la informaci贸n digital, campos a los que me he dedicado 铆ntegramente durante los 煤ltimos 7 a帽os. Encargado de informaci贸n pol铆tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:聽https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *