Cómo Covid-19 afecta los ojos y qué hacer para protegerlos





Los ojos son una de las principales puertas de entrada del coronavirus responsable de la pandemia y su transmisi√≥n tambi√©n puede ocurrir a trav√©s del contacto con la l√°grima de una persona infectada. Seg√ļn la Academia Estadounidense de Oftalmolog√≠a, el nuevo virus causa conjuntivitis en 1 a 3% de las personas infectadas y, en ciertos casos, esta enfermedad es el primer s√≠ntoma de COVID-19.





Estudios recientes, como uno dirigido por oftalm√≥logos de la Universidad Federal de S√£o Paulo (Unifesp) y publicado en la revista cient√≠fica. La lanceta, se√Īale que Sars-CoV-2 todav√≠a es capaz de da√Īar retina, d√≥nde est√°n las c√©lulas que env√≠an la informaci√≥n que genera la imagen en el cerebro, y el Uvea, conjunto de estructuras que incluye el iris, la parte coloreada del ojo. Adem√°s: el agente infeccioso puede encenderse c√≥rnea y seca tus ojos.

Todo esto refuerza la importancia de usar mascaras o caretas, l√°vese las manos correctamente y con frecuencia, evite tocarse la cara y, en el caso de usuarios de anteojos y lentes de contacto, higiene Uso apropiado y diario de estos accesorios. Estas son medidas que reducen el riesgo de contagio.

En la conjuntivitis, los s√≠ntomas son enrojecimiento, picaz√≥n, sensaci√≥n de arena y ardor en los ojos, lagrimeo y sensibilidad a la luz. La forma viral es altamente contagiosa y, si no es tratada por un oftalm√≥logo, existe el riesgo de causar √ļlceras corneales y da√Īos graves a la vista. Cualquiera sea el origen, es imprescindible no automedicarse.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad.

Otro problema de visión en la pandemia proviene de un comportamiento marcado por el aislamiento social: pasar horas frente a las pantallas. Este hábito deja el ojo seco, irritado y cansado, signos que generalmente vienen con dolores de cabeza. Esto se debe a que generalmente parpadeamos de 15 a 20 veces por minuto. Sin embargo, frente a un monitor o teléfono celular, el parpadeo es menos frecuente: solo dos o tres veces por minuto, lo que reduce la lubricación natural.

Si es inevitable usar las pantallas, la sugerencia es sentarse al menos a 65 centímetros de la computadora y colocar el monitor un poco hacia abajo. Y reduzca el resplandor al encender la habitación. Recuerde parpadear más y tomar descansos cada 20 minutos, mirando otro objeto, al menos a seis metros de distancia, durante 20 segundos. Y gotee lágrimas artificiales si es necesario.





Las pantallas excesivas en la pandemia tambi√©n pueden desencadenar o agravar miop√≠a, especialmente en ni√Īos. En la persona miope, la visi√≥n de cerca es buena, pero se empa√Īa para ver desde lejos. Ocurre cuando la longitud del ojo es m√°s larga de lo normal, la c√≥rnea es muy curva o la lente tiene una forma, grosor o posici√≥n an√≥malos.

Con m√°s personas en casa debido a Covid-19, tambi√©n existe un mayor riesgo de trauma ocular debido a accidentes dom√©sticos. Para darle una idea, en los Estados Unidos, el 52% de las emergencias oculares involucran ni√Īos. Los l√°pices de ojos, los juguetes para disparar, los rasgu√Īos de gatos o perros y las quemaduras qu√≠micas se encuentran entre las razones m√°s comunes para las lesiones oculares.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad.

La mayor√≠a de estas situaciones se pueden evitar con medidas simples. Los ni√Īos deben mantenerse alejados de objetos punzantes, productos de limpieza y medicamentos, y fuera de la cocina, el √°rea de lavander√≠a y el ba√Īo, si no hay un adulto cerca. Las esquinas de mesas y muebles se pueden proteger con adhesivos acolchados.

En invierno, adem√°s de la atenci√≥n con el contagio de Sars-CoV-2, debemos tener cuidado con otras enfermedades respiratorias que, de alguna manera, tienen repercusiones en los ojos. Personas que sufren de rinitis al√©rgica, por ejemplo, suelen rascarse los ojos. Y esto es peligroso, porque puede da√Īar la c√≥rnea y provocar queratocono, una enfermedad grave que generalmente se manifiesta en la pubertad y, sin tratamiento, presenta un riesgo de p√©rdida de visi√≥n.

Cuidado de pandemia y oftalmología

La oftalmolog√≠a ha sido la especialidad m√©dica m√°s afectada en la pandemia, con respecto a la ca√≠da en el n√ļmero de consultas, pruebas y cirug√≠as. Se estima una p√©rdida de volumen del 81% al comparar los per√≠odos de marzo y abril de 2019 con los de 2020, seg√ļn los datos de An√°lisis nacional de seguimiento de volumen de pacientes y procedimientos, en los Estados Unidos. Otros an√°lisis confirman estas cifras, y en Brasil lidiamos con el mismo escenario.

El índice explica por qué el gran movimiento en oftalmología no es una emergencia y la mayoría de los pacientes son ancianos. Por lo tanto, hemos sufrido dos impactos de Covid-19 en la salud ocular: directo e indirecto. El primero es causado por el virus, y el segundo, por falta de monitoreo y tratamiento de enfermedades.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad.

En SUS, la principal demanda de cirug√≠as electivas es catarata (la primera causa de ceguera tratable a nivel mundial), y ciertamente con el coronavirus esta lista de espera ha aumentado. Tambi√©n debido a la cuarentena, los trasplantes de c√≥rnea est√°n paralizados. Adem√°s de prevenir la glaucoma (debido al aumento de la presi√≥n intraocular y causa el n√ļmero 1 de ceguera irreversible), da√Īo a la retina debido a una diabetes mal controlada (retinopat√≠a diab√©tica) y degeneraci√≥n macular, que destruye la visi√≥n central.

Por lo tanto, incluso en la pandemia, se debe preservar la visi√≥n. Debido a la necesidad de aislamiento social, las cl√≠nicas y hospitales de oftalmolog√≠a suspendieron sus servicios. Pero ahora vuelven a sus rutinas en algunas ciudades del pa√≠s, siguiendo los estrictos protocolos de seguridad desarrollados por el Consejo Brasile√Īo de Oftalmolog√≠a (CBO) para pacientes y todos los involucrados en las consultas, consultas y cirug√≠as.

Brasil tiene actualmente 1,2 millones de personas ciegas y más de 6 millones con alguna discapacidad visual. Sin embargo, en el 80% de los casos, la enfermedad ocular podría haberse prevenido con un diagnóstico y tratamiento tempranos. ¡Así que no descuides tu salud ocular!

* El Dr. Bruno Machado Fontes es oftalm√≥logo, director de Cl√≠nicas L√ļmmen Oftalmologia (empresa del grupo Opty), presidente de la Asociaci√≥n Brasile√Īa de Catarata y Cirug√≠a Refractiva y coeditor de la Revista Brasileira de Oftalmologia

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *