¬ŅC√≥mo busca un virus? El viaje complejo a trav√©s de pruebas y laboratorios





¬ŅAlguna vez te has parado a pensar en c√≥mo encuentras algo que se escapa a nuestra vista con su tama√Īo de millon√©simas de mil√≠metro, se esconde dentro de nuestras c√©lulas y no siempre da se√Īales de vida? Porque este es un virus.





¬ŅY c√≥mo identificamos su presencia? Tenemos algunas herramientas para perseguir las pistas virales. Uno es el PCR, acr√≥nimo de reacci√≥n en cadena de la polimerasa. Esta tecnolog√≠a permite buscar un segmento del genoma (de un microorganismo, una planta o un animal) produciendo miles de millones de copias en pocas horas en el tubo de ensayo con una combinaci√≥n de ciertas enzimas e incluso ¬ęcebos¬Ľ sint√©ticos, que ayudan a rastrear un tramo espec√≠fico del genoma y otros materiales que componen el ADN.

Con el m√©todo, todo este caldo se lleva a ‚Äúcocinar‚ÄĚ con la muestra de un paciente en ciclos de altas y bajas temperaturas. Y vemos que se produce cada copia porque, cuando la reacci√≥n es espec√≠fica a lo que buscamos, emite luz.

Parece, entonces, que encontrar una parte del genoma del virus significa que se est√° multiplicando en este momento, ¬Ņverdad? No siempre: los genomas o fragmentos virales pueden estar presentes tanto ¬ęfrescos¬Ľ, mientras el virus est√° activo, como ¬ęmomificados¬Ľ, cuando la replicaci√≥n se ha detenido hace mucho tiempo.

Pero el paso de microorganismos deja una huella para el diagnóstico: el respuesta inmune. Reunirse anticuerpos específico significa que virus, bacterias o incluso protozoos han atravesado nuestro organismo. En algunas enfermedades, como la tuberculosis, podemos buscar células de defensa que acusen a las bacterias de estar ahí. Para saber qué buscar, necesitamos saber cómo respondemos a cada agente infeccioso.

Memoria inmune

Entonces, ¬Ņtener anticuerpos contra un virus es una se√Īal de que se enfrenta a una infecci√≥n? No siempre, de nuevo. La infecci√≥n puede estar ocurriendo ahora o puede haber ocurrido hace a√Īos. Lo que qued√≥ fue una cicatriz inmune.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad





Tener anticuerpos tampoco nos permite decir que realmente estamos protegidos contra esa enfermedad. Sí, no siempre sucede (¡de nuevo!). Cada virus tiene un tiempo y un modo de acción diferentes, desde la generación de síntomas hasta la respuesta inmunitaria. Tener anticuerpos contra el fiebre amarilla significa estar protegido. Tienen anticuerpos contra el nuevo coronavirus, ni siempre.

Entonces, ¬Ņqu√© podr√≠a demostrar que el virus est√° aqu√≠ y ahora, vivo y reproduci√©ndose? Una forma es tomar muestras (sangre, saliva, etc.) y hacer que el virus crezca en c√©lulas dentro de frascos de laboratorio y luego aislar el agente infeccioso. Pero aqu√≠ hay problemas: para tener √©xito, a veces el virus tiene que pasar de una botella a otra unas tres veces hasta que sus pistas sean visibles bajo el microscopio. Esto puede llevar semanas. Y el paciente no tiene que esperar tanto.

Pero hay algo que definitivamente indica que un virus se está multiplicando en el momento en que se tomó la muestra: su proteinas. Solo se fabrican cuando las células son esclavizadas activamente por virus, que las necesitan en todo momento para ensamblar su descendencia viral. Incluso se llaman antígenos, porque estimulan dicha respuesta inmune.

Entonces, ¬Ņqu√© buscar: genes, prote√≠nas o anticuerpos? Cuando aparece un nuevo virus, es m√°s r√°pido reconfigurar la metodolog√≠a de PCR para detectarlo hasta que est√©n listos los kits para ant√≠genos o anticuerpos virales. Pero la PCR es cara, requiere mucho tiempo y requiere laboratorios complejos. Las pruebas de anticuerpos y ant√≠genos pueden funcionar en minutos y parecerse a las pruebas de embarazo, realizadas al lado de la paciente y a un costo menor.

Para saber quién está transmitiendo el virus, encontrar proteínas virales es la forma más parsimoniosa: no importa si la persona tiene síntomas o no, se etiquetarán como fuente de infección y se podrán tratar y aislar.

Para saber, a su vez, por d√≥nde ha pasado el virus, debemos recurrir a pruebas que busquen anticuerpos. Y para saber si un vacuna ‚ÄúEntendido‚ÄĚ, tambi√©n vamos a buscar anticuerpos, ¬Ņno? No siempre: la protecci√≥n y la presencia de anticuerpos pueden ser iguales o no. Depende de la enfermedad.

Y este ‚ÄúSer o No Ser‚ÄĚ al estilo de Hamlet s√≥lo puede ser respondido de verdad por el sistema inmunol√≥gico en toda su amplitud. Siempre.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *