CNN junto al mar









(Una forma de reinvenci贸n de Murakami)

芦Escuche: no hay guerra que ponga fin a todas las guerras禄.

El pasado lunes, CNN Portugal se present贸 formalmente, bajo el lema que hay una guerra por la informaci贸n, con Judite de Sousa al mando y Rendeiro como protagonista principal, en una entrevista que nos sirvi贸 en las apuestas y sin un gran hilo conductor entre los extractos.

En cuanto al nuevo canal de noticias, contrariamente a lo que nos ha dicho el presunto formadores de opini贸n, me parece que el polvo tendr谩 que asentarse y la m谩quina estar bien engrasada, ya que su principal 茅nfasis es darle espacio de antena a un alma que se cierne -nadie sabe exactamente d贸nde- no nos dice nada sobre sus m茅ritos.

Sin embargo, las secuelas de la primera noche y los comentarios que leo no pueden dejar de merecer dos reflexiones, con objetos completamente diferentes.

Por un lado, me parece inaceptable que, a la hora de poner en marcha un proyecto de televisi贸n que, nos guste o no, deber铆a tener la noticia como eje principal, personas que dicen estar ilustradas se dediquen a comentar los peinados de otras personas. Me siento libre de escribir, ya que no conozco a Judite de Sousa y no tengo ninguna simpat铆a especial por ella, y debo mencionar que me parece inaceptable que los comentarios se centren en el color que eligi贸 para su cabello. Judith no estaba en el centro del asunto e, incluso si lo fuera, ciertamente habr铆a aspectos m谩s relevantes en los que centrar la atenci贸n que la forma en que se present贸.





Lo cierto es que la llamada opini贸n p煤blica, incluso en las mujeres, es siempre mucho m谩s cruel con las mujeres que con los hombres, demostrando as铆 que el machismo no ha terminado, sino que se ha vuelto m谩s sutil, siendo muchas veces perpetuado por arraigados y despistados. defensores de los derechos de las mujeres. De hecho, esta forma de acoso no es diferente de lo que resultaron ser las reacciones al cambio de empleador de otra periodista, Sandra Felgueiras. Nuevamente, conociendo a la profesional en cuesti贸n de manera superficial, lo que leo, atribuy茅ndole la culpa por actos presuntamente realizados por familiares, es inaceptable.

Entendamos de una vez: una cosa es tener derecho a estar informados, otra poder formular nuestra opini贸n, y otra cosa m谩s pensar que, detr谩s de un teclado, podemos asumir la ropa no de ciudadanos informados sino de justicieros y debito toda la suerte de las infracciones. Lo que le铆 sobre ambos no define ninguno de los objetivos, pero dice mucho sobre un pueblo, tan r谩pido en el gatillo y especialmente cruel cuando se trata de mujeres, ya que son ineficaces para identificar los problemas reales y resolverlos.

Por otro lado, aparte de la morbosa curiosidad que despierta a un ser que, sin duda, se est谩 burlando de un sistema, no vi a nadie asumir que la gran inauguraci贸n de CNN ten铆a poca o nada de informaci贸n real. Ahora todo el mundo (o casi todo el mundo鈥) puede entender que ese se帽or est谩 jugando con el sistema y, salvo una excepci贸n, esos minutos no resultaron en ninguna novedad. Salvo el descaro de un chico que est谩 casado desde hace m谩s de 40 a帽os y se permite decir que aunque la mujer sea detenida, la misma mujer que, seg煤n 茅l, es inocente, regresa.

Casi todos los bastardos est谩n decididos a ser generosos con las personas que les importan. Rendeiro parece ser como ellos: solo se protege a s铆 mismo. Si esto no era absolutamente obvio hasta ahora, estrictamente hablando, no me parece que importe abrir un canal de televisi贸n. A menos que, por supuesto, lo que se pretende sea un Hermano mayor gigante en el que cambian los personajes.

Si se confirma que es as铆, queda la afirmaci贸n de que han perdido un potencial espectador: no me sumo a las conversaciones de peluquer铆a y creo que deber铆amos remitir a Rendeiro al papel que m谩s le disgusta: el del basurero de la historia. Aparentemente, 茅l es con quien tiene m谩s dificultades para lidiar, y el silencio es a menudo el arma m谩s temible.

El autor escribe seg煤n la ortograf铆a antigua.

Ana Gomez

Ana G贸mez. Naci贸 en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a帽os. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi茅n me considero una Geek, amante de la tecnolog铆a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:聽https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *