Ciudad con indígenas pro-evo en área opuesta se convierte en campo de batalla





Estimados periodistas de otro pa√≠s. Ay√ļdanos a denunciar al mundo entero que aqu√≠ en Bolivia, la polic√≠a y los militares est√°n matando a los ind√≠genas. Queremos justicia ".





El boleto de mano fue entregado por un vendedor ambulante al Hoja en la ciudad de Montero, región de Santa Cruz, Bolivia.

Ubicado a 55 kilómetros de Santa Cruz de La Sierra, un bastión de oposición a Evo Morales, el municipio cuenta con muchos partidarios del ex presidente y ha sido el escenario de tres muertes desde las controvertidas elecciones presidenciales del 20. Los violentos enfrentamientos del viernes en Cochabamba, que dejaron al menos 20 heridos.

Un Hoja Acompa√Ī√≥ el funeral de Roberth Ariel Calizaya, de 20 a√Īos, muerto a tiros el mi√©rcoles (13) en el pecho. Seg√ļn su madre, el joven, que era de otra ciudad, estaba en Montero visitando a sus t√≠os y se fue al banco en un momento en que hab√≠a una concentraci√≥n de simpatizantes de Evo. Ella afirma que √©l no estuvo involucrado en la pol√≠tica. "Ninguno de los dos vot√≥ en las √ļltimas elecciones".

La estela, sin embargo, fue organizada por simpatizantes del MAS (Movimiento al Socialismo, el partido de Evo). Muchos eran vendedores del mercado de la ciudad y se√Īalaron que no son militantes, "solo campesinos, trabajadores". El ata√ļd estaba debajo de una carpa con velas, fotos y flores. El d√≠a anterior hab√≠a circulado por las calles. En la entrada hab√≠a pancartas con palabras como "Jeanine A√Īez (autodeclarada presidenta) asesina" y muchachos masticando hojas de coca protegiendo el acceso.

Había cientos de personas, y los Hoja La rodearon varios de ellos, que se quejaron de su situación después de la renuncia de Evo. "Nos están matando como animales", "nos están humillando y discriminando", dijeron. Muchos se han quejado de que la prensa local no los escucha; los periodistas de la ciudad, a su vez, afirman que los acosan cuando intentan encubrirlos.

Alrededor de las 11 a.m., una procesi√≥n camin√≥ los 3 kil√≥metros hasta el cementerio a pie. Damas con trenzas, faldas y sombreros, vendedores de jugo de tamarindo y bolsos, y muchos hombres en motocicletas acompa√Īaron el ata√ļd. Una multitud se levant√≥ sobre las l√°pidas para ver el funeral, mientras una banda tocaba el himno boliviano.





Un hombre pronunció un discurso condenando a los "traidores de la patria" mientras los familiares lloraban y la gente gritaba "¡Justicia!" O "¡Vuelve, Evo!"

"No me sent√≠ padre ni madre cuando renunci√≥", dice la vendedora Sof√≠a Cruz, de 51 a√Īos, quien afirma haber conocido a Evo cuando era ni√Īo en Chapare, una regi√≥n productora de coca que se considera la cuna pol√≠tica del ex presidente.

Una ciudad con aproximadamente 150,000 habitantes, Montero dio la bienvenida hace 30 a 50 a√Īos a muchos migrantes del oeste del pa√≠s, donde viven los pueblos ind√≠genas y Evo tuvo mucho apoyo. Tambi√©n hay un Comit√© C√≠vico activo, compuesto por empresas, profesionales y entidades vecinas.

Hay mucha tensión entre los dos grupos, y el 30 de octubre organizaron una batalla de varias horas que resultó en dos muertos y docenas de heridos. La región estaba sufriendo una huelga general para presionar a Evo a renunciar después de las acusaciones de fraude electoral. Los voluntarios estaban bloqueando las calles y caminos.

La policía dijo que las muertes ocurrieron en la entrada de Guadalupe Cofadena, un asentamiento con unas 800 casas que Hoja visitado En la entrada había guardias y restos de barricadas. Luego, un centro comunitario pintado con la cara de Evo Morales y el nombre de su fiesta donde un grupo cantaba canciones religiosas.

Los residentes mostraron casas que, seg√ļn dijeron, fueron quemadas por los "ciudadanos", a quienes se llama "enemigos". ‚ÄúFue como una guerra. Muchos v√°ndalos encapuchados han llegado en camionetas ", dice. ‚ÄúNos defendemos como podemos. Los ni√Īos est√°n traumatizados ".

Las versiones de lo que sucedi√≥ var√≠an, pero todas comienzan con el descontento del vecindario con la huelga. Seg√ļn M√°ximo Flores, quien se presenta como presidente del lugar, hubo protestas pac√≠ficas contra los bloqueos. "Solo quer√≠amos ir a trabajar", dice.

La policía y el Comité Cívico dicen que al día siguiente regresaron armados con escopetas y explosivos caseros, y hubo un enfrentamiento entre los dos grupos, irónicamente, en un lugar llamado Puente de la Amistad.

‚ÄúExplot√≥ en las redes sociales y la gente se enoj√≥. Regresaron a su vecindario y fueron acorralados. Intentamos apaciguar, pero la situaci√≥n estaba fuera de control ‚ÄĚ, dice Luis Saeltzig, miembro de la junta del Comit√© C√≠vico.

Ah√≠ es donde ocurrieron las muertes, seg√ļn la polic√≠a. Las v√≠ctimas son Marcelo Terrazas y Mario Salvatierra, quienes hab√≠an ido a defender los bloques de ataque.

Máximo Flores, a su vez, afirma que no hay nadie de Cofadena involucrado en la violencia. "Pensaron que éramos nosotros y vinieron a vengarse".

Con una sociedad muy polarizada, los videos se utilizan para corroborar ambas narrativas. El informe de Hoja Recibió varios de ellos, enviados desde ambos lados. Uno muestra el momento en que le dispararon a Roberth.

Seg√ļn la polic√≠a, en Cofadena se escondi√≥ un miembro argentino de las antiguas FARC (Fuerzas Revolucionarias de Colombia), que result√≥ herido en un enfrentamiento y est√° hospitalizado en estado grave. Los lugare√Īos niegan que √©l estuviera all√≠.

En el mismo vecindario, un joven dice que recibió un disparo mientras intentaba rescatar a Roberth. Usando muletas, muestra la lesión en el muslo y dice que no fue al hospital por temor a ser arrestado.

En medio de todo esto, el alcalde socialista de Montero renunció el jueves por la noche y fue reemplazado por un político opositor elegido por los legisladores municipales. Algunos dicen que fue amenazado y obligado a renunciar. Otros han encontrado evidencia de su participación con personas vinculadas a la 30a muerte.

Para Saeltzig del Comit√© C√≠vico, los l√≠deres del MAS est√°n detr√°s de las marchas campesinas. "Manipulan a ni√Īos, mujeres y ancianos", dice. En su opini√≥n, la gesti√≥n de Evo era un "narcogobierno" que controlaba a los pobres con "migajas". Tambi√©n afirma que el comit√© hizo mucho m√°s por Montero que la administraci√≥n p√ļblica. ‚ÄúSomos promotores del desarrollo econ√≥mico en nuestra ciudad. Todos tienen afecto por nosotros ".

Los indios pro-Evo dicen que no se sienten representados por el comit√© y defienden el legado del ex presidente, diciendo que la vida ha mejorado y que la discriminaci√≥n contra ellos ha disminuido en los √ļltimos 13 a√Īos. Algunos dicen que creen que el fraude reportado en las elecciones fue cometido por infiltrados de la oposici√≥n en el Tribunal Superior Electoral del pa√≠s.

Sobrino de una de las v√≠ctimas del conflicto en Montero (Mario Salvatierra), Silver Heredia, de 30 a√Īos, dice que su t√≠o nunca se hab√≠a movilizado pol√≠ticamente antes de este a√Īo y "solo quer√≠a que se respetara su voto" en las elecciones. "Nunca fue parte, pero quer√≠a participar en la huelga pac√≠fica", dice. ‚ÄúTuvo tres hijos, su esposa est√° enferma. Su muerte nos causa ira, impotencia. Es muy doloroso que los bolivianos se est√©n matando entre ellos ‚ÄĚ.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *