Cinco respuestas sobre el futuro de la crisis que antes del ser ya lo era





Una crisis que podía durar semanas y acabar en elecciones anticipadas fue estancada por la oposición. Pero, hasta entonces, todavía tiene que enfrentar el sabor de la derrota en la AR. Lo que sigue después del fin de la crisis.





La crisis acabó. La crisis política, por lo menos. Cuando la "geringonza" abrió brechas, Costa consiguió la proeza de tapar a la pared la "caranguejola", como un día llamó Carlos César a la antigua PàF. PSD, CDS, Bloque y PCP aprobaron una propuesta que reconocía íntegramente el tiempo de servicio a los profesores y Costa hizo un ultimátum: o retroceden o el gobierno cae. BE y PCP encogió los hombros y se quedaron en la misma, pero los partidos a la derecha retrocedieron. El primer ministro gana porque los partidos retroceden en vísperas de Europa, y sólo deberá ir a los votos en octubre. Vea lo siguiente en cinco preguntas y cinco respuestas.

La respuesta puede ser directa: sí. En este sentido,all in"Y dijo que se despedía si la propuesta que se presentó en la especialidad -que reconoce el tiempo completo a los profesores- se aprobara en la votación final global en el plenario. Los socios de izquierda del PS (PPC y BE) que sostuvieron al ejecutivo socialista en un programa de gobierno, en cuatro presupuestos del Estado y cerraron los ojos para permitir programas de estabilidad, dijeron que en este punto no estaban disponibles para hacerlo. Y no volvieron atrás. La pelota quedó entonces del lado de CDS y, sobre todo, de PSD Рpartido que tenía poder para aprobar o frenar la propuesta.

En un primer momento, los partidos no retrocedieron. Cristas dijo hasta que si el Gobierno había perdido su mayoría no tenía forma de gobernar. Margarida Mano, vicepresidenta de la bancada del PSD decía el mismo viernes que no había "razones para que el PSD no votara favorablemente". Río mantuvo el silencio. Pero en dos días, el mundo cambió. Rui Rio desmarcó agendas, hizo su propia reunión de emergencia y al final de la tarde del domingo hizo una comunicación al país donde anunciaba el retroceso haciendo cuestión de subrayar que no estaba retrocediendo.

Lo mismo hizo el CDS que comenz√≥, por la ma√Īana, a decir que votaba contra la propuesta si no volvieran a colocar las cl√°usulas de salvaguardia de rigor en las cuentas p√ļblicas.





Ahora bien, la amenaza de Costa s√≥lo se concreta si la propuesta se aprob√≥, lo que parece ahora muy improbable. En primer lugar, porque era necesario que el PS cambiar el sentido de voto en la especialidad con respecto a estas cl√°usulas de sostenibilidad de las cuentas p√ļblicas que PSD y CDS quieren unir a la propuesta. Ahora bien, los socialistas votaron contra esas cl√°usulas porque no concuerdan con el recuento total del tiempo (y por eso no tiene sentido aprobar las condiciones en que eso se har√≠a). Pero hay otro problema: desde el punto de vista pol√≠tico, para el PS no tiene ning√ļn sentido retroceder. Era perder el capital que Ant√≥nio Costa logr√≥ con todo este proceso. Al final de la noche del domingo, en Campo Maior, Costa continu√≥ navegando la ola: "Si el PSD y el CDS votaron sin saber en lo que estaban votando, enmenden el error: voten contra", sugiri√≥. "Si sin embargo se arrepintieron de lo que votaron, tienen un buen remedio: voten en contra. Y cuando eso suceda, punto final en la crisis pol√≠tica, Costa se queda.

A diferencia del PS, la PSD y los CDS no les interesaba dos cosas que pod√≠an resultar de este proceso: los partidos de la derecha dejen de ser vistos como defensores del rigor de las cuentas p√ļblicas, por un lado, y elecciones anticipadas, por otro. Aunque alguien influyente de la bancada del PS hubiera anticipado a Radio Renacimiento a mediados de abril que esta era una posibilidad, este desenlace parece haber atrapado a los antiguos socios de gobierno de sorpresa – tal vez porque el gobierno ha sido r√°pido a desmentir que este caso cuestionara la estabilidad de la gobernanza. Comenzaron por garantizar que no hab√≠an aprobado el reconocimiento integral del tiempo de servicio, pero ya iban tarde. Hasta ya hab√≠a fotograf√≠as a circular de una nueva e inesperada "geringon√ßa".

El CDS comenz√≥ pronto a las nueve de la noche de 2 de mayo a percibir que el caso pod√≠a causar mossa. Al d√≠a siguiente, Cristas manten√≠a un discurso p√ļblico donde dec√≠a que, por el CDS, Costa ya no estaba en el Gobierno. Pero estaba en medio de la gira de gesti√≥n de los da√Īos: podcast, carta con esclarecimiento a los militantes, tal no era la contestaci√≥n interna. En el Expreso, Ant√≥nio Pires de Lima dio hasta un tir√≥n de orejas p√ļblico a la l√≠der. El PSD tampoco fue afirmativo y prefiri√≥ empezar por vuelta a denunciar una "farsa", en una imagen que distribuy√≥ por correo electr√≥nico y WhatsApp a mostrar a los militantes las cl√°usulas que el PS chumb√≥.

El s√°bado fue de silencios, pero ya hab√≠a se√Īales de retroceso. R√≠o, que el viernes por la ma√Īana hab√≠a dicho que era indiferente elecciones en septiembre o octubre, percibi√≥ durante el fin de semana que hab√≠a la posibilidad de que Marcelo Rebelo de Sousa convocar elecciones para julio.

En la reunión Comisión Política Permanente, que Río quiso realizar bajo gran secretismo en Oporto, el presidente del PSD dejó claro que el indignómetro en cuanto a la actuación del primer ministro era el máximo. Pero se percibió que prefería quedarse con la imagen de retroceso que precipitar la caída del Gobierno. El argumento debería ser que el PSD no juegue con la estabilidad política y la respuesta debería incluir la promesa de recuperar el tiempo si llegaba a primer ministro.

Independiente de la estrategia, R√≠o no quer√≠a elecciones en julio. Por ahora, las hip√≥tesis de tener un buen resultado son menores que en octubre. Los sondeos de las Europeas estaban corriendo bien, pero no hab√≠a tiempo suficiente para el desgaste del gobierno PS si las elecciones fueran a√ļn en verano, sobre todo cuando Costa estaba capitalizando la narrativa pol√≠tica sobre el caso. En el lado del PSD se admiti√≥ que Costa quer√≠a evitar los efectos electorales de un verano dif√≠cil en los incendios y que estaba haciendo todo por tacto pol√≠tico y para camuflar la elecci√≥n de un mal candidato a las elecciones europeas. Por todo ello, R√≠o pes√≥ la balanza y prefiri√≥ llevar con los costos (que cree a corto plazo) de la imagen de un retroceso que tener elecciones legislativas dentro de dos meses. Lo mismo hizo el CDS. La crisis pol√≠tica acab√≥, b√°sicamente, porque PSD y CDS quisieron evitar un calendario pol√≠tico m√°s favorable a Costa. Y porque no quisieron en la fotograf√≠a quedarse pegados a la izquierda ya M√°rio Nogueira, dejando a Costa solo en el escenario del "rigor" financiero.

La dimisi√≥n del Gobierno no ha de ser. En t√©rminos pr√°cticos, tras el paso a la retaguardia dada por Rui Rio y Asunci√≥n Cristas, que ahora ya admite votar contra la propuesta final si √©sta no incluye las cl√°usulas de salvaguardia que defend√≠an inicialmente, lo que sigue es el plomo de la propuesta que consagra el principio de la cuenta integral del tiempo de servicio de los profesores. Y, finalmente, el fin de la crisis pol√≠tica, pero tambi√©n el fin de la aspiraci√≥n de los profesores de ver contabilizado todo el tiempo de servicio congelado (s√≥lo los 2 a√Īos, 9 meses y 18 d√≠as contin√ļan asegurados).

En los parlamentos, lo que sigue son avocaciones a plenario por parte del PSD y del CDS. ¬ŅY qu√© quiere decir esto? Que los dos partidos de la derecha anunciaron este domingo que el d√≠a en que la versi√≥n final de la propuesta que sali√≥ de la comisi√≥n de la especialidad sea votada en plenario (todo indica que ser√° el pr√≥ximo d√≠a 10 de mayo o, a lo sumo, d√≠a 15), se van a obligar a votar nuevamente los p√°rrafos que defend√≠an inicialmente pero que la izquierda (incluyendo PS) choc√≥ en la especialidad. Se trata de los art√≠culos de la ley que imprimen "responsabilidad" al diploma, por hacer el pago a los profesores depender de factores como la sostenibilidad financiera, la deuda, el crecimiento de la econom√≠a o la revisi√≥n del estatuto de la carrera docente.

"Art√≠culo 151 [do regimento da Assembleia da Rep√ļblica] Avocaci√≥n por el Pleno:

1. El Pleno de la Asamblea podrá deliberar, en cualquier momento, la avocación de un texto, o parte de él, para votación en la especialidad.

2. La deliberación prevista en el apartado anterior depende de la solicitud de al menos diez diputados o de un grupo parlamentario.

Llamando esos art√≠culos a plenario, PSD y CDS quieren obligar al PS a votarlosy, anticipando que el PS vota contra (como lo hizo en la especialidad), quieren exponer la idea de que el PS vota contra el argumento de la responsabilidad. En el caso de que el PS votara contra este art√≠culo en la especialidad (que era el art√≠culo n√ļmero 2) porque tambi√©n hab√≠a votado contra el art√≠culo n√ļmero 1, que consagraba el recuento de los 9 a√Īos, 4 meses y 2 d√≠as. As√≠ como vot√≥ contra todos los dem√°s.

En el caso de que el PS va a votar contra esos artículos en las avenidas al plenario, y sabiendo que PCP y BE también lo harán, PSD y CDS van a decir que el diploma está cojo y, por lo tanto, sin la cláusula de la "responsabilidad" , no lo hacen viables. y la propuesta queda por el camino.

Esto evita lo que pod√≠a ser una derrota a√ļn mayor para PSD y CDS, ya que si mantuvieran la propuesta "muslo" como hab√≠a salido de la especialidad, donde fue votada art√≠culo a art√≠culo, no s√≥lo Costa cumpl√≠a lo prometido, dimiti√©ndose, pudiendo en las elecciones anticipadas, como posteriormente Marcelo Rebelo de Sousa pod√≠a todav√≠a vetar el diploma. M√°s un factor de humillaci√≥n a la derecha.

El PCP y el Bloque de Izquierda son los partidos que salen con la cara m√°s lavada de esta crisis pol√≠tica. No s√≥lo porque siempre estuvieron a favor del recuento integral del tiempo de servicio de los profesores desde el primer momento, sino tambi√©n porque fueron los √ļnicos partidos que tras la amenaza de dimisi√≥n de Ant√≥nio Costa anunciaron que iban a mantener el sentido de voto de la Comisi√≥n de Educaci√≥n . Las reivindicaciones de los profesores siempre han respaldado las propuestas de estos dos partidos, que desde el principio intentaron obligar al Gobierno a ceder a esas exigencias.
Por otra parte, en la intervención en que amenazó con golpear con la puerta, António Costa subrayó que Bloque de Izquierda y PCP habían mantenido "su coherencia". Una referencia que Catalina Martins, en la primera reacción del partido a la declaración del primer ministro, recuperaría como prueba de que a haber cambalhotas ellas no suceder para los lados de la "geringonza".
La coherencia subrayada por Costa y reciclada por Catalina Martins sería también utilizada en el argumento del PCP. Los comunistas proseguen "de forma coherente la intervención y el camino hacia la solución que dé respuesta a esa y otras aspiraciones de los trabajadores y del pueblo", se podía leer en el comunicado que el partido envió a las redacciones poco después de la reacción de Rui Rio de domingo.

Así, con la ayuda de António Costa, que ha colocado la carga en la derecha y que ha protegido la "geringonza" en sus discursos, los dos partidos van a seguir cabalgando esta ola y van a poder usar los argumentos que usaron desde el principio: que el propio PS aprobó la inscripción del recuento integral del tiempo de servicio de los docentes en los Presupuestos del Estado de 2018 y de 2019. Después, el PS cuenta siempre con la derecha cuando es para cortar.

Por supuesto, hay siempre la hipótesis de que BE y PCP aprueban las condiciones impuestas a la derecha para garantizar que el diploma es aprobado. Pero eso es muy poco probable. No sólo perjudicaría la coherencia de la que han hablado, porque implicaría que los dos partidos cambiaran el sentido de voto, como significaría que no le importaba quedarse con la carga de haber caído al ejecutivo de la "gergeronza". Es decir, colocaba a los dos partidos en la misma situación en que PSD y CDS estuvieron durante el fin de semana: a explicar lo que es difícilmente explicable.

Tambi√©n hay una consecuencia de esta pol√©mica que servir√° para el aprovechamiento electoral del PCP y el Bloque de Izquierda. Con Antonio Costa y el PS -como se pudo leer en la entrevista de Carlos C√©sar al P√ļblico del s√°bado- apostados por conquistar el electorado del centro, los dos socios de la "geringonza" van a intentar aprovechar esta libertad en el flanco izquierdo para reforzar el collage del PS la derecha. Algo que no parece preocupar a los socialistas, que han intentado emerger como el partido de cuentas correctas … a la izquierda.

De aqu√≠ en adelante, el PCP y el Bloque de Izquierda van a intentar capitalizar esta pol√©mica para reforzar sus posiciones en los dossiers que a√ļn est√°n abiertos en el Parlamento, como la legislaci√≥n laboral, la ley de bases de la Salud o la ley de bases de la Vivienda . Se ve por ejemplo la intervenci√≥n de este domingo de Catalina Martins en una acci√≥n de pre-campa√Īa en el Capitolio.

La comisi√≥n parlamentaria de Educaci√≥n y Ciencia del pasado jueves era una de las m√°s esperadas de los √ļltimos tiempos. Por eso, cuando termin√≥ el plenario, la sala tres del piso de las comisiones se llen√≥ de periodistas y audiencia (sindicatos de los profesores) para seguir la votaci√≥n en la especialidad. La votaci√≥n de la especialidad es una votaci√≥n en detalle, de cada punto de cada uno de cada art√≠culo de cada propuesta de modificaci√≥n que est√° sobre la mesa o que pueda ser acordada en el transcurso de los trabajos. Basta recordar las largas noches de votaciones en la especialidad en el Presupuesto del Estado para cada a√Īo para percibir que las votaciones que se hacen y los acuerdos dise√Īados y votados son, de hecho … votados. No se trata de cada uno de decir su posici√≥n, como Rui Rio describi√≥ estos trabajos el domingo, pero de afirmarla por medio de voto.

La importancia de lo que iba a votar estaba presente en la postura de cada partido en la comisi√≥n. Todo a puesto, carpetas alineadas y muchas llamadas telef√≥nicas y mensajes intercambiados. Al final, lo que estaba all√≠ a ser dibujado no era cosa peque√Īa y dos semanas antes hizo hasta una fuente cercana al primer ministro afirmar a Radio Renaciente que la aprobaci√≥n del conteo integral del tiempo de los profesores hab√≠a llevado al Gobierno a ponderar el despido. El gabinete del primer ministro puso freno, pero el mensaje estaba pasado. Por todo esto, el ajetreo en la sala no era de extra√Īar.

M√°rio Nogueira estaba entre la asistencia y cuando se iniciaba la reuni√≥n ya hab√≠a dicho al Observador c√≥mo todo terminar√≠a, como se relat√≥ en este texto. Hab√≠a pasado las semanas anteriores a negociar con los partidos y ya sab√≠a d√≥nde hab√≠a margen de cada uno para la articulaci√≥n. La primera bola que sal√≠a de la bolsa fue el art√≠culo que ten√≠a que ver con la cuenta completa del tiempo. PSD, CDS, PCP y BE ten√≠an propuestas de modificaci√≥n en ese sentido, pero la izquierda quer√≠a definir luego un calendario y la derecha quer√≠a que la cuenta dependiera de algunos factores, como las condiciones econ√≥micas del pa√≠s. Sobre el conteo del tiempo entero estaban entendidos, por eso all√≠ mismo se inclinaron sobre una propuesta de enmienda conjunta que se ce√Ī√≠a a eso mismo. "El presente decreto define el modelo de recuperaci√≥n integral del tiempo de servicio, en particular, los t√©rminos y forma, a efectos de progresi√≥n en la carrera y respectiva valorizaci√≥n remuneratoria u otros efectos a ser considerados en proceso de negociaci√≥n, prestado en funciones docentes (…) en un total de 3.411 d√≠as, per√≠odo de tiempo en que se verific√≥ la congelaci√≥n en la que no hubo ninguna valorizaci√≥n remuneratoria ". No entr√≥ nada m√°s.

La propuesta conjunta acordada entre PSD, CDS, PCP y BE en la comisión parlamentaria

Más tarde, tanto el BE como el CDS explicaría al Observador que formaba parte de la negociación: avanzaban juntos en el conteo del tiempo, pero la izquierda no aprobaría condiciones, ni la derecha calendarios. El calendario que BE y PCP pretendían definir no podía figurar en la propuesta conjunta, pero las condiciones que la derecha quería tampoco. Eso fue votado aparte y aplastado por la izquierda y el PS, que ya había rechazado la primera parte y ahora rechazaba lo que de allí se derivaba.

El texto fue mostrado a los periodistas por algunos diputados, para que pudieran confirmar lo que, de hecho, hab√≠a sido votado. "Estaba aprobado todo el tiempo, garantizaban a los diputados y tambi√©n a M√°rio Nogueira que, desde el momento en que la noticia fue avanzada, se desdobl√≥ en directos televisores a cantar victoria. Las votaciones prosiguieron. Una vez terminada la reuni√≥n, los servicios verter las votaciones en una propuesta final que subir√° al plenario para ser votada-esta es la votaci√≥n final global, la √ļltima de todo el proceso legislativo parlamentario.

A diferencia de las votaciones finales en el plenario, las votaciones en particular pueden modificarse. Aunque la cuestión haya salido de la comisión plomada -que es lo que va a suceder con el punto de las condiciones, que PSD y CDS proponían. Se trata de una "avocación a plenario" que existe para que los partidos puedan afirmar en el hemiciclo, con todos los grupos parlamentarios a asumir lo que allí está, la posición sobre determinada materia. Muchas veces Рy en las votaciones de los presupuestos del Estado esto sucede con frecuencia Рla avocación permite afirmar ganancias políticas o exponer divisiones. Ejemplo? Cuando ocurren coligaciones negativas en las votaciones en la especialidad de un determinado artículo, la derecha suele avocar la norma para exponer la división en la "geringonza" en el plenario lleno. Es un reclamación política.

Pero también puede ser una baya de salvación. El PSD y el CDS decidieron ahora hacer esto con la norma concreta de las condiciones para el conteo integral del tiempo, después de la declaración del primer ministro a amenazar con el despido. Es decir, vuelven a votar (esta vez en plenario) el punto concreto de las condiciones que en la especialidad quedó plomado. No fue una mera posición de cada uno de los representantes de los partidos en la comisión Рfue incluso un plomo efectivo.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *