CGTP no estaba en Alameda









Otros ya han notado la dualidad de los criterios del régimen en relación con el sindicalismo comunista, dejado en libertad en Alameda, y los hipotéticos peregrinos de Fátima, pronto amenazados con bloqueos de carreteras. Pero hay otra duplicidad que vale la pena señalar: la del propio sindicalismo comunista. En Alameda, durante el estado de emergencia, quería vivir juntos; pero ahora, después de que el estado de emergencia ha terminado, los mismos que en la Alameda caminaron en masa a lo largo de las pistas laterales, después del espectáculo de Corea del Norte en el campo, parecen muy asustados por la idea de ir a enseñar a las escuelas sin que todos sean evaluados en la entrada.

En ambos casos, como puede ver, estas son muestras de fortaleza: las cosas solo pueden ser lo que el PCP quiere que sean. Por lo tanto, se podría concluir que el PCP es un coloso. Pero no. La parada de Alameda, que hizo ridícula la autoridad del estado en Portugal, no demostró la fortaleza del PCP. Ni siquiera la advertencia de que se celebre la Festa do Avante, incluso con todos los demás festivales prohibidos. Cabe recordar que el PCP representaba, en las últimas legislaturas, el 6,33% de los votos y 12 diputados. Perdió cinco escaños en el parlamento. Incluso en el momento de su máxima influencia, en 1975, no era más del 12%. El PCP siempre tuvo, y solo, la fuerza que, por su propio interés, otros le dieron. Para empezar, la fuerza que le prestó la dictadura de Salazar, que pretendía que toda oposición era comunista. Luego, la fuerza que le dio el MFA, dándole, por ejemplo, las Uniones Nacionales del corporativismo. Y finalmente, desde 1976, la fuerza que le otorga el PS. Sí, el PS. En 1975, los socialistas no se sometieron a Álvaro Cunhal. Pero tampoco estaban dispuestos a librar al país de las «conquistas de la revolución» que fueron la base de la influencia comunista, excepto bajo la presión de las mayorías de derecha, como en 1982 o 1989.

El PCP tiene cada vez menos consejos municipales y CGTP cada vez menos miembros. Los nuevos sindicatos se le escapan, como se vio en la huelga de conductores de materiales peligrosos. Su fuerza es la del antiguo sindicalismo del servicio civil y de las empresas estatales, especialmente del transporte, el instrumento de las «huelgas generales». Pero sería aún menos importante, sin la reversión, en 2016, de la concesión al transporte público privado en Lisboa y Oporto. Ahora, fue el PS el que ofreció esto a los comunistas, que, en sí mismo, valió el «artilugio» para el PCP, como ahora, con la presidencia de la república, les ofreció Alameda.

Nada de esto es sorprendente. Los comunistas ayudan al PS. Hacen factibles las leyes y los presupuestos, pero sobre todo arreglan el miedo y el resentimiento de la derecha, justificando el papel de «bisagra» al que siempre aspiraba el PS. Rui Rio se presta al juego, con su sueño de permitir que los socialistas gobiernen sin ser limitados por el PCP. Desde este punto de vista, el teatro Alameda también cumplió un derecho que falló en su papel histórico, que era representar el reformismo y no ayudar al PS a estar a gusto en el poder.

El PCP es hoy uno de los espectáculos laterales (la otra es la «extrema derecha») que disfraza el verdadero problema de la democracia portuguesa: el peso creciente del Estado en una sociedad cada vez más frágil y la identificación de ese Estado con un partido, el PS. El poder socialista, con su clientela, se siente en todo, incluso en el aluvión de fuego contra Rodrigo Guedes de Carvalho, por la supuesta irreverencia con la que entrevistó al Ministro de Salud. No, el PCP no estaba en Alameda. O más bien, fue solo el PCP, porque estaban el PS y la presidencia de la república, que creó la excepción, y el PSD, cuya influencia en los eventos consiste cada vez más en no tener ninguna influencia.





Manuel Rivas

Fernando Rivas. Compagino mis estudios superiores en ingeniería informática con colaboraciones en distintos medios digitales. Me encanta la el periodismo de investigación y disfruto elaborando contenidos de actualidad enfocados en mantener la atención del lector. Colabora con Noticias RTV de manera regular desde hace varios meses. Profesional incansable encargado de cubrir la actualidad social y de noticias del mundo. Si quieres seguirme este es mi... Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/manuel.rivasgonzalez.14 Email de contacto: fernando.rivas@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *