Celebremos la fecha m√°s hip√≥crita del a√Īo





¬°Vamos a celebrar! Vamos a sentarnos alrededor de una mesa abundante, con la familia unida, en una noche bella, de luces, colores y sabores.





Vamos a fingir que el √ļnico sentimiento presente all√≠ es el afecto y que nadie habla mal de los dem√°s detr√°s de las puertas. Vamos a fingir que nadie debe dinero a nadie, que nadie especula sobre la vida ajena y que todos son igualmente bienvenidos en aquella celebraci√≥n tan generosa.

Vamos a hablar sobre la moral y las buenas costumbres, sobre los principios religiosos y sobre la importancia de mantener las tradiciones, fingiendo que nadie en nuestras familias desvía dinero del fisco, emite facturas falsas, excede los límites de velocidad o tiene relaciones extramatrimoniales. Vamos a celebrar, vamos a jurar de pies juntos que, en esa familia, todos merecen las bendiciones divinas.

Vamos a comprar uno, dos, siete, quince, veintiocho regalo para nuestros ni√Īos, que ciertamente comprenden perfectamente el esp√≠ritu solidario de la Navidad. Vamos a comprar juguetes de pl√°stico de colores que se olvidar√°n antes de fin de a√Īo, perdidos en medio de otros doscientos y once juguetes innecesarios. Vamos a comprar lindas ropas para nuestros ni√Īos, fabricadas por otros ni√Īos del otro lado del globo terrestre.

Vamos a juntar alrededor de la mesa, con nuestro vino de buena calidad, y hablar de cu√°n inmenso est√° estropeando nuestro pa√≠s, al lado de un hermoso y trabajado pesebre, que celebra el nacimiento del hijo pobre de una pareja refugiada. Vamos a ense√Īar a nuestros ni√Īos a dudar de musulmanes, gitanos, √°rabes y africanos, mientras les contamos la importancia de seguir el camino atravesado por Jesucristo.

Vamos a donar comida a los pobres y publicar fotos de las donaciones en nuestras redes sociales, para recibir decenas de elogios y elogios por la hermosa conducta. Vamos a celebrar la caridad, mientras, a lo largo del a√Īo, hablamos mal de todos los proyectos de inclusi√≥n social. Vamos a comprar hermosos regalos para nuestros parientes ancianos a los que no dedicamos ning√ļn tiempo a lo largo del a√Īo.

Vamos a comer mucho m√°s de lo necesario, vamos a beber hasta vomitar verdades que nuestra cobard√≠a esconde todo el a√Īo. Vamos a obstruir a nuestros hijos de az√ļcar y de ego√≠smo. Vamos a dejar a las mujeres llevar todos los platos a la cocina, mientras los hombres contin√ļan hablando en la mesa de la sala. Vamos a usar la horquilla para empujar restos de comida a la basura, mientras rezamos por los m√°s pobres. Vamos a celebrar.





Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *