Caso exitoso en América Latina, Uruguay enfrenta a Covid-19 sin cuarentena obligatoria y sin máscaras





A pesar de no declarar la cuarentena obligatoria o requerir el uso masivo de máscaras contra la expansión del nuevo coronavirus, Uruguay ha logrado mantener bajas tasas de casos de Covid-19 y camas de UCI desocupadas.





Es lo opuesto a lo que ha sucedido en pa√≠ses como Brasil y Chile, entre otros pa√≠ses de Am√©rica del Sur, donde el n√ļmero de v√≠ctimas de la enfermedad y los problemas en el sistema de salud ha generado preocupaci√≥n.

Los resultados uruguayos llevaron al presidente Luis Lacalle Pou a anunciar, la semana pasada, el regreso a clases presenciales a partir de junio, despu√©s de dos meses de paro de escuelas y universidades. La decisi√≥n de permitir que los ni√Īos regresen a la escuela, dijo, ser√° de los padres o tutores.

¬ęEl regreso es voluntario. Analizamos la situaci√≥n con un grupo de expertos y vimos que el riesgo de volver a la escuela es m√≠nimo¬Ľ, dijo Lacalle Pou.

En una entrevista con BBC News Brasil, el Ministro de Salud, neur√≥logo Daniel Salinas, explic√≥ que las medidas gubernamentales se toman en base a la orientaci√≥n de un grupo de m√©dicos de diferentes √°reas, farmac√©uticos, ingenieros, matem√°ticos y profesionales de la estad√≠stica, entre otros. otros, que eval√ļan los riesgos de proliferaci√≥n de virus y sus impactos.

¬ęMedimos el impacto y los riesgos de cada paso que damos porque somos conscientes de la virulencia y la intensidad del contagio del coronavirus¬Ľ, dice Salinas, hablando de Montevideo.

Hasta el lunes (25), el país vecino de Brasil, que tiene alrededor de 3,5 millones de habitantes y una de las tasas de longevidad más altas de América del Sur, registró 769 casos confirmados del nuevo coronavirus, con 618 personas recuperadas ( la mayoría en el hogar) y 22 muertos por la enfermedad. El ministro dijo que los muertos ya tenían problemas de salud crónicos cuando contrajeron el virus.





La historia de la cuarentena en Uruguay comenz√≥ el 13 de marzo, cuando el pa√≠s registr√≥ cuatro casos de la enfermedad. El gobierno ha implementado medidas similares a las de otros pa√≠ses de la regi√≥n, como Argentina y Per√ļ. Cerr√≥ fronteras, suspendi√≥ vuelos, clases en escuelas y universidades, misas y otros servicios religiosos y eventos como juegos de f√ļtbol y conciertos de rock.

El país también limitó la duración y la participación de los funerales: una hora con un máximo de 15 personas. Desde entonces, solo ha permitido que un crucero permanezca en sus aguas costeras, y por razones humanitarias, porque el barco, que tenía más de 200 infectados con coronavirus, no pudo fondear en otros países. Un miembro de la tripulación murió y el resto ya está en sus países.

Pero en Uruguay, al contrario de lo que sucedió en vecinos como Argentina, que aplicaba una cuarentena estricta, el comercio, en general, fue liberado, a excepción de los centros comerciales.

En abril, la construcci√≥n civil volvi√≥ al trabajo, con precauciones contra el virus. En lugares abiertos, se recomienda que los trabajadores usen m√°scaras y respeten la distancia social. En el sector p√ļblico, las personas con problemas de salud y en edad de riesgo para la enfermedad recibieron permiso.

Al principio de la cuarentena, Lacalle Pou dijo que no estaba en sus planes ¬ęlimitar la libertad de las personas¬Ľ y que ¬ęno aconsejaba salir de casa¬Ľ mientras todos tomaran medidas de precauci√≥n, como la distancia social y el uso de m√°scaras.

¬ęAunque no es obligatorio, la mayor√≠a prefiri√≥ quedarse en casa y muchos comerciantes optaron por no abrirlo porque la gente no ir√≠a, especialmente al comienzo de la cuarentena. Esto fue visible aqu√≠ en Montevideo y tambi√©n en el interior del pa√≠s¬Ľ, dijo Mariana Pomies. director de la consultora Cifra de Opin√£o, hablando sobre la capital uruguaya.

Las encuestas realizadas por la consultora mostraron que m√°s del 90% de los uruguayos aceptaron la recomendaci√≥n de quedarse en casa. Sin embargo, las encuestas mostraron que, para los uruguayos, ¬ęla parte m√°s dif√≠cil¬Ľ era evitar encuentros con amigos y familiares.

Al comienzo de la cuarentena, el 84% hab√≠a suspendido las visitas a las personas m√°s cercanas a ellos, pero esta tasa cay√≥ al 63%, seg√ļn el Cipher. La misma consultor√≠a encontr√≥, a partir de las encuestas, que ¬ęhay consenso¬Ľ por parte de los uruguayos sobre c√≥mo el pa√≠s, incluido el gobierno y el sistema de salud en general, se enfrenta al coronavirus.

El senador opositor Carlos Mah√≠a, del Frente Ampla, dijo que Uruguay ¬ętom√≥ buenas decisiones, todos los partidos pol√≠ticos apoyaron las medidas de salud y la sociedad sigui√≥¬Ľ las iniciativas. Existen diferencias con el gobierno, dijo a BBC News Brasil, pero en el √°rea econ√≥mica, y no en la lucha contra el virus.

Una de las primeras medidas del pa√≠s fue la creaci√≥n de un fondo, el ‘Fondo Coronavirus’, basado en un recorte del 20% en los salarios del presidente, ministros, legisladores y otros funcionarios del sector p√ļblico. La medida fue apoyada por la oposici√≥n. Con el fondo, se reforzaron los recursos para combatir el coronavirus.

Cuidados en el hogar

En la entrevista con BBC News Brasil, el Ministro de Salud explic√≥ que una serie de factores y medidas han contribuido, hasta ahora, a los resultados positivos de la lucha contra el nuevo coronavirus en Uruguay, incluso sin una cuarentena restringida. Comenz√≥, dijo, con la conciencia de los uruguayos de la ¬ęvirulencia¬Ľ, como √©l dijo, del coronavirus y la atenci√≥n domiciliaria para los casos de la enfermedad.

¬ęHemos tenido, hasta ahora, una tasa de recuperaci√≥n del 81%. Y el 86% de los recuperados se recuperaron en el hogar. Solo el 14% tuvo que ser hospitalizado. De esos 14%, el 10% fueron casos moderados o normales. Y el 4% necesit√≥ UCI¬Ľ. Y de ese 4%, desafortunadamente, el 2.7% muri√≥ ¬ę, dijo Salinas, hablando de Montevideo.

Para √©l, la infraestructura y el sistema de salud de Uruguay tambi√©n son decisivos para los resultados contra el coronavirus. En el pa√≠s, se√Īal√≥, casi el 100% de la poblaci√≥n tiene acceso al agua potable, que proporciona una gu√≠a b√°sica de higiene contra el virus, a saber, el lavado de manos. Otra ventaja importante fue la buena organizaci√≥n del sistema de salud.

¬ęNuestro sistema de salud universal es decisivo para los resultados que registramos. Los sectores p√ļblico y privado est√°n integrados. Tenemos una fuerte presencia de m√©dicos de familia, que incluye atenci√≥n domiciliaria. Tambi√©n tenemos un sistema de emergencia prehospitalario en todo pa√≠s, que son autom√≥viles con m√©dicos y enfermeras que las familias contratan. Es un autom√≥vil y no una ambulancia ¬ę, dice.

¬ęY desde nuestro sistema de salud, decidimos evitar en la medida de lo posible que un posible paciente vaya al hospital o alguna cl√≠nica. No quer√≠amos que una persona que ten√≠a un simple resfriado terminara tomando Covid-19 [num hospital ou cl√≠nica]¬Ľ, explica Salinas.

En Uruguay, el sistema de salud se mantiene principalmente con un descuento de entre 6% y 7% de los salarios de los trabajadores e incluye atención a aquellos que no tienen un empleo formal o están desempleados, dice.

Las pruebas de coronavirus para casos sospechosos se realizan en los hogares de las personas. Hasta el jueves de la semana pasada, se han llevado a cabo más de 35,000 pruebas de PCR Covid-19 en el país.

El sistema de salud se fortaleci√≥ con la telemedicina, implementada oficial y nacionalmente, a partir de marzo, dice, adem√°s de crear una aplicaci√≥n con un cuestionario que ayuda a las personas con s√≠ntomas a decidir si buscan o no ayuda hospitalaria. Seg√ļn √©l, el gobierno ha multiplicado la vacunaci√≥n contra la influenza en comparaci√≥n con a√Īos anteriores, otra iniciativa para evitar la congesti√≥n en la red de hospitales y cl√≠nicas del pa√≠s.

¬ęLas vacunas contra la gripe no protegen contra el coronavirus, pero evitan que las camas de la UCI se llenen. Los casos agudos de problemas respiratorios causan m√°s de tres mil muertes por a√Īo en Uruguay. Nuestro objetivo es vacunar a 1 mill√≥n de personas. Y ya hemos vacunado 650 mil personas con la triple vacuna antiviral ¬ę, dice Salinas.

Al mismo tiempo, se llev√≥ a cabo la capacitaci√≥n del personal de salud, en asociaci√≥n con sus sindicatos, para evitar que se contaminen. Para √©l, en la ¬ębatalla¬Ľ contra el coronavirus, el personal m√©dico es el pilar fundamental.

¬ęLos recursos humanos son esenciales. No tiene sentido tener camas y respiradores si no tenemos recursos humanos. Por lo tanto, nos preocupa la capacitaci√≥n y los sindicatos de las categor√≠as¬Ľ, dice el ministro.

Residencias y prisiones

Para evitar la propagación del virus en hogares de ancianos, que se han identificado como los lugares más vulnerables al efecto devastador de Covid-19, se intensificó la vigilancia y las pruebas de coronavirus en los ancianos y los trabajadores en estos lugares, dice el ministro.

Al mismo tiempo, comenzaron las pruebas aleatorias en las cárceles para tratar de controlar la presencia del virus allí. El país ha logrado la autonomía para no producir los insumos necesarios para fabricar las pruebas de PCR que necesita.

El ministro entiende que las medidas, como la atenci√≥n domiciliaria, fueron ¬ęclave¬Ľ para prevenir la proliferaci√≥n del virus y dar tiempo para fortalecer el sistema de salud, con m√°s camas en la UCI, por ejemplo. El n√ļmero de camas se increment√≥ en un 50%, dijo, pero la expansi√≥n no fue ocupada por las v√≠ctimas de Covid-19 hasta esta etapa.

Recientemente, deportes como el tenis han vuelto a jugar, seg√ļn los medios locales.

Sin embargo, para el Ministro de Salud, el coronavirus es tan desafiante y peligroso que no hay razón para celebrar los buenos resultados de combatir la pandemia en Uruguay.

¬ęNadie puede decir que ganaron esta batalla o celebrar los resultados. Estamos permanentemente alertas. Creo que nadie en el mundo podr√° deshacerse del aumento en el n√ļmero de casos. Por favorables que sean los n√ļmeros que tenemos ahora, el Esta situaci√≥n puede complicarse por las aperturas y reaperturas (de actividades) con el aumento en la circulaci√≥n del virus ¬ę, afirma.

Sin hospitales superpoblados, Uruguay vivi√≥, m√°s de 60 d√≠as despu√©s del comienzo de la cuarentena voluntaria, una realidad diferente de la observada en Brasil, Per√ļ y Chile. En ambos pa√≠ses andinos, la cuarentena se reforz√≥ nuevamente e incluy√≥ el toque de queda. Y Brasil, con m√°s de 365 mil casos y 22.7 mil muertes, se convirti√≥ en el segundo pa√≠s con el mayor n√ļmero de personas infectadas, solo por detr√°s de los Estados Unidos.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *