Carioca pierde la lucha contra el hijo del Estado Isl√°mico y dos nietos en Siria





Cuando se le inform√≥ en 2015 que su hijo Brian de Mulder hab√≠a muerto a la edad de 22 a√Īos en Siria, donde estaba luchando junto al Estado Isl√°mico, Ozana Rodrigues encontr√≥ algo de consuelo en el hecho de que ten√≠a dos hijos en ese pa√≠s.





Los ni√Īos, dice la carioca de 48 a√Īos, incluso se parec√≠an a ella, Brian. Pero el consuelo se ha convertido recientemente en otro dolor. El pasado enero, Rodrigues se enter√≥ de que sus nietos tambi√©n murieron en la guerra.

"Ten√≠a un gran deseo de conocer a mis nietos", dice. Hoja, cuando hablamos por primera vez de la tragedia. ‚ÄúNo tengo dudas de que Brian ser√≠a un excelente padre. Siempre ha sido cari√Īoso ".

Su angustia se intensifica a√ļn m√°s por la escasez de informaci√≥n. Rodrigues no sabe casi nada sobre la muerte y la vida de sus nietos. La mayor se llamaba Aisha y ten√≠a unos cuatro a√Īos. De los m√°s j√≥venes, el brasile√Īo no sabe el nombre. Naci√≥ despu√©s de la muerte de Brian y probablemente ten√≠a unos tres a√Īos.

Brian solo ten√≠a nacionalidad belga porque no estaba registrado como brasile√Īo. La madre de sus hijos, Sara Chamkhi, era holandesa y tambi√©n viv√≠a en Siria. Como los ni√Īos nacieron en territorio controlado por el Estado Isl√°mico, no fueron registrados. Oficialmente, no exist√≠an para ning√ļn pa√≠s.

Entonces, cuando la familia de Chamkhi llam√≥ a Rodrigues para advertirle sobre la muerte de su nuera y sus nietos, el brasile√Īo no ten√≠a a qui√©n recurrir para confirmar la informaci√≥n.

El informe de Hoja buscó los gobiernos de Bélgica y los Países Bajos. Las autoridades se negaron, sin embargo, a comentar sobre este caso.





Personas familiarizadas con la situaci√≥n en Siria han confirmado la muerte de Chamkhi, pero Rodrigues probablemente nunca sabr√° con certeza si los nietos realmente murieron. Ella no tiene pruebas de que alguna vez hayan vivido, aparte de las pocas fotos que recibi√≥ de WhatsApp. Todo lo que sabes es que, en teor√≠a, los ni√Īos fueron bombardeados.

El brasile√Īo no est√° solo en esta pesadilla burocr√°tica. Los padres de militantes que huyeron de Siria de todo el mundo han intentado durante a√Īos recuperar a sus hijos y nietos. Pero se topan con la falta de informaci√≥n. Adem√°s, los gobiernos extranjeros debaten qu√© hacer con los ciudadanos y los descendientes nacidos durante la guerra sin documentaci√≥n.

Este problema es a√ļn m√°s urgente ya que, el 9 de octubre, Turqu√≠a comenz√≥ una incursi√≥n militar en el norte de Siria contra las fuerzas kurdas, a quienes considera rivales. La acci√≥n se suspende temporalmente despu√©s de un alto el fuego de cinco d√≠as negociado por Estados Unidos.

Los kurdos, que fueron uno de los principales aliados de Estados Unidos en la lucha contra el Estado Islámico, controlan las cárceles y los campos de refugiados con miembros de la facción radical y sus familias. Existe el temor de que mueran o escapen.

Brian es el √ļnico caso conocido dentro del Estado Isl√°mico en Siria que tiene v√≠nculos con Brasil. Radicalizado por una facci√≥n terrorista en B√©lgica, donde viv√≠a con su madre, huy√≥ en 2013 y se mud√≥ a Siria. All√≠ se hizo conocido como Abu Qassem Brazili ("Abu Qassem Brasileiro" en √°rabe).

Su muerte fue reportada por Hoja en noviembre de 2015. Presuntamente fue v√≠ctima de un conflicto en Deir Ezzor, en el noreste de Siria. La familia recibi√≥ la foto de su cad√°ver a trav√©s de WhatsApp. Si estuviera vivo, hoy Brian tendr√≠a 26 a√Īos.

‚ÄúSalgo a la calle, veo los escaparates y me pregunto c√≥mo usar√≠a esa ropa mi hijo. Sigo so√Īando Ya ser√≠a un graduado, un padre ‚ÄĚ, dice Rodrigues. ‚ÄúNo hablo mucho sobre esta parte de mi vida porque me enoja mucho. Ni siquiera puedo leer sobre lo que Turqu√≠a est√° haciendo ".

Para tratar de mitigar el dolor, escondió las fotos de su hijo en los cajones de su casa. "Solo espero que el Día del Juicio llegue pronto", dice ella. Tener justicia

En los √ļltimos a√Īos, Rodrigues se ha convertido en un ac√©rrimo cr√≠tico del gobierno belga. Ella dice que a pesar de su dif√≠cil situaci√≥n, las autoridades no han hecho nada para ayudarla. "Estaba esperando que alguien me trajera a mis nietos, y aparentemente esper√© demasiado", dice.

"El alcalde de Amberes dijo que mi hijo era un terrorista", dice indignado. “Brian no tenía las agallas para matar ni siquiera a un mosquito. No hay pruebas de que haya hecho algo en Siria. Si lo hizo, fue porque lo hicieron ".

Una foto de Brian con una pistola junto a un militante circula en foros radicales.

Al preguntarle el artículo si no le importa que su historia se publique en el periódico, Rodrigues dice que incluso piensa que es buena. Sea una advertencia para otros padres en su situación. "Entonces ya no pueden dormir". Sus hijos y nietos, después de todo, todavía pueden estar en Siria.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *