California cierra calles para autom贸viles y abre espacio para peatones en medio de una pandemia





Residente de Los 脕ngeles durante cinco a帽os, la investigadora Juliana Torres, de 30 a帽os, estaba acostumbrada a llevar al perro a un 谩rea para animales en el vecindario que casi siempre estaba desierta.





Esto cambi贸 en el per铆odo de cuarentena debido al coronavirus. 鈥淎ntes, rara vez ve铆a a uno u otro due帽o all铆. Ahora veo cinco, seis personas que usan el espacio cada vez. Pero manteniendo la distancia 芦, dice.

La explicaci贸n es una cuesti贸n de espacio: en Los 脕ngeles, las aceras son estrechas incluso en avenidas famosas, lo que dificulta el distanciamiento social incluso para aquellos que llevan al perro a pasear.

Por esta raz贸n, los residentes organizaron una campa帽a para pedirle a la ciudad que cierre algunas calles para los autom贸viles, dejando el asfalto libre para aquellos que quieran caminar o andar en bicicleta, ya sea por placer o para ir a trabajar sin usar el transporte p煤blico.

鈥淪i todos los vecinos salen a caminar o correr, no hay espacio en las peque帽as aceras para que cada peat贸n se mantenga alejado de los dem谩s. Es necesario estar zigzagueando entre la calle, donde los autom贸viles pasan a gran velocidad y la acera llena de gente. Los 谩ngeles no deber铆an tener que enfrentar estos obst谩culos 芦, pregunt贸 el peri贸dico Los Angeles Times, en un editorial en el que defend铆a el cierre de las carreteras.

Retirado a las apelaciones, el alcalde Eric Garcetti (dem贸crata) dice que teme que el cierre de las calles pueda generar aglomeraciones y, por lo tanto, ayudar a propagar la enfermedad. 芦Tenemos que tener mucho cuidado con esto禄, dijo a los medios locales.

Pero la apertura de calles peatonales durante la cuarentena se adopt贸 en al menos otras seis ciudades de California en abril: Palo Alto, Oakland, Redwood, San Diego, San Francisco y San Mateo. En otras partes del pa铆s, Boston, Denver, Minneapolis y Nueva York crearon acciones similares.





Los cambios son r谩pidos y econ贸micos: simplemente coloque conos, caballetes y placas temporales. Si no funciona, es f谩cil volver a lo que era antes. Si funciona, se puede ampliar f谩cilmente.

Las cerraduras de los autom贸viles deben durar mientras se mantenga el per铆odo de aislamiento. En California, esta fase deber铆a continuar hasta al menos mediados de mayo. Sin embargo, los activistas est谩n pidiendo que se ampl铆e la idea.

芦Esta pausa les ha dado a los residentes la oportunidad de escuchar, ver y sentir c贸mo podr铆a ser un potencial futuro con menos autos en las calles禄, escribi贸 Jonathan Berk, director de la startup Patronicity, que dise帽a proyectos de reurbanizaci贸n urbana.

Berk cita otra crisis que motiv贸 cambios: la conmoci贸n del precio del petr贸leo en la d茅cada de 1970, que llev贸 al gobierno de los Pa铆ses Bajos a alentar el uso de bicicletas. El pa铆s se ha convertido en una referencia en este asunto.

La costa oeste de Estados Unidos, donde se encuentra California, se urbaniz贸 durante todo el siglo XX, cuando muchos consideraron el uso masivo del autom贸vil privado como el futuro ideal. Por lo tanto, el dise帽o de las ciudades se hizo, desde el principio, para priorizar los desplazamientos motorizados, con viviendas, trabajo y ocio distantes entre s铆.

鈥淟o com煤n aqu铆 es hacer ejercicio en gimnasios lejos de casa. Para actividades al aire libre, tome el autom贸vil para ir a la playa o a los parques naturales, que est谩n en las afueras de la ciudad. Como est谩n cerrados ahora, la 煤nica opci贸n para estar al aire libre es caminar por las calles 鈥, dice Juliana.

La llegada del verano al hemisferio norte en junio y el aumento del calor en las 煤ltimas semanas tambi茅n alientan a las personas a hacer ejercicio al aire libre. 芦Mucha gente todav铆a piensa que el verano ser谩 normal y quiere mantenerse en forma禄, comenta.

Es demasiado pronto para decir si la presencia de peatones en las calles de California seguir谩 aumentando despu茅s de la pandemia. En Nueva York, donde caminar es una pr谩ctica consolidada, e incluso una atracci贸n tur铆stica, secciones del 谩rea de Times Square estuvieron cerradas a los autom贸viles desde 2009, pero la expansi贸n de la idea a otras partes de la ciudad es lenta, con idas y venidas .

Por otro lado, la probable expansi贸n de la oficina en casa despu茅s de la pandemia har谩 que los residentes se queden m谩s tiempo en sus vecindarios y, por lo tanto, quieran explorarla y hacer m谩s cosas a pie o en bicicleta, sin tener que conducir.

鈥淒espu茅s de tanto tiempo confinado en casa, no creo que la gente quiera ir a otros lugares cerrados, como un centro comercial. Las ciudades tendr谩n que pensar en formas de satisfacer estos nuevos usos del espacio urbano 鈥, dice Luis Antonio Lindau, director del programa Ciudades en el instituto WRI Brasil.

Sin embargo, Lindau tambi茅n se帽ala un riesgo: si la crisis de salud contin煤a, puede haber un incentivo para comprar autom贸viles y motocicletas, ya que son m谩s seguros contra la contaminaci贸n que el transporte p煤blico. 芦El precio de la motocicleta en Brasil es muy atractivo, pero su riesgo de seguridad es inmenso, con miles de muertes de motocicletas por a帽o禄, advierte.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac铆 en Cuba pero resido en Espa帽a desde muy peque帽ito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes茅 por el periodismo y la informaci贸n digital, campos a los que me he dedicado 铆ntegramente durante los 煤ltimos 7 a帽os. Encargado de informaci贸n pol铆tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:聽https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *