Buenos Aires descubre que tiene miles de personas sin hogar.





Est√°n en las calles durante todo el a√Īo, sin embargo, pasan un poco desapercibidos durante los meses fr√≠os o c√°lidos. Para muchos, es solo un grupo de personas que se encogen frente a los bancos, los edificios p√ļblicos que mantienen la luz por la noche, las entradas del metro y otros lugares. Pero el aumento de la pobreza, que ahora llega al 35% de la poblaci√≥n argentina, muestra su cara m√°s fea en el invierno. Este a√Īo, debido a la solicitud de ayuda de estas personas, el n√ļmero oficial del gobierno para las personas sin hogar, de 1.146, contrast√≥ con la realidad y con estudios de organizaciones de derechos humanos, que dicen que la cifra ya es m√°s de 8 mil personas.





Estamos en d√≠as de ondas polares, donde las temperaturas son de un solo d√≠gito durante la mayor parte del d√≠a y caen a negativo en la noche. Si la clase media sale a trabajar entre las 7 am y las 9 am de la ma√Īana, con -0.5 grados de sensaci√≥n afuera ya es dif√≠cil, imag√≠nese para la poblaci√≥n de la calle.

La parte "positiva" de esta situaci√≥n es que varias entidades, clubes y universidades han decidido abrir sus puertas, ya que los refugios estatales no son responsables del flujo y que a los propios residentes no les gusta porque dicen que a menudo son robados all√≠. El primero fue River Plate, pero otros lo siguieron, como Gimnasia y Ferro. La Universidad de La Matanza, en los suburbios de Buenos Aires, hizo lo mismo. Otros clubes y escuelas tambi√©n. En estos lugares, los voluntarios se ofrecieron como voluntarios para recolectar la ayuda que recib√≠an las personas durante el d√≠a: mantas, ropa de abrigo, ingredientes para sopas y desayuno. A partir de las 6:00 p.m., llegan las personas sin hogar, quienes reciben su equipo, cenan y pasan la noche bajo un techo, y se alimentan por la ma√Īana antes de regresar al cielo abierto.

Es hermoso ver la solidaridad de buena parte de la sociedad civil. Sin embargo, est√° claro que este problema est√° aumentando. Cuando solo se libera una cantidad de pobreza, no es posible sentir realmente lo que est√° mendigando. Pero cuando ves familias enteras que construyen peque√Īos campamentos, algunos de ellos, bajo viaductos, con fuegos, envueltos en mantas viejas o en cart√≥n, duelen m√°s. Deber√≠a perjudicar a los pol√≠ticos, especialmente a los que compiten en octubre por un puesto, ya sea presidente, gobernador, alcalde o diputado. La Argentina de hoy no es lo mismo que hace d√©cadas. La poblaci√≥n pobre est√° aumentando y, con esto, el n√ļmero de personas que viven en la calle. Estos sufren mucho, especialmente cuando los term√≥metros est√°n marcando estas bajas temperaturas. Este a√Īo, se han registrado 5 muertes hasta el momento, y el invierno apenas ha comenzado.

Especialmente para las grandes ciudades, es urgente que se elaboren pol√≠ticas p√ļblicas para mitigar el problema. La representaci√≥n de las familias que duermen en la calle con temperaturas negativas es la clara se√Īal de que los proyectos gubernamentales recientes han fracasado.





Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *