Bruno quiere, el equipo sue帽a pero aquella obra tarda en nacer (la cr贸nica del Sporting-Portimonense)









Esta semana, sin que muchos se dieran cuenta, Marcel Keizer llam贸 a un ni帽o de 16 a帽os a los entrenamientos del plantel principal de su nombre Joelson Fernandes. Un desconocido para la mayor铆a pero que dentro del abanico de jugadores en la formaci贸n leonina entre juveniles y juveniles, es muy probablemente el valor a quien los responsables reconocen m谩s margen de progresi贸n y potencial. Nacido en Guinea-Bissau, el hijo de un ex futbolista, se destac贸 con 11 a帽os en la financiaci贸n de la formaci贸n en la Universidad de Polo de Lisboa, comenz贸 a representar el conjunto verde y blanco, incluso viviendo en Aveiro (una pr谩ctica com煤n en los principales clubes nacionales) y se pas贸 a vivir en la Academia a partir de los 13, la edad m铆nima para esa transici贸n.

Esta semana, con muchos o casi todos a darse cuenta, los administradores de la SAD pintaron un el escenario negro en relaci贸n a las cuentas del Sporting. De la necesidad de encontrar 41 millones de euros hasta abril (65 millones hasta el final del a帽o) a los 24,3 millones de euros debidos entre contratos y comisiones, pasando por la quiebra a pique de ingresos en puntos centrales como la venta de puestos anuales o la bilidad y la necesidad de anticipaci贸n de ingresos de aquella que es la gallina de los huevos de oro en los pr贸ximos a帽os (el contrato con NOS), el l茅xico economicista volvi贸 a surgir de forma m谩s expresiva en el cotidiano del universo verde y blanco – y todav铆a hay la c茅lebre cuesti贸n de los VMOC, que debe quedar cubierta por la reestructuraci贸n.

Los dos casos citados nada tienen que ver con la cr贸nica del Sporting-Portimonense ni explican lo que pas贸 dentro de las cuatro l铆neas pero sirven como ejemplos de una realidad que se est谩 haciendo nuevamente cr贸nica en los leones. Es cierto que el tema de la semana tendr铆a que inevitablemente ser el cl谩sico entre el FC Porto y el Benfica pero el espacio dedicado a los verdes y blancos volvi贸 a ser ocupado por cuestiones que nada tienen que ver directamente con el resorte real del club que es el f煤tbol. Y habr铆a m谩s aspectos que pod铆an venir a la baila, como el temor de los dirigentes con la reacci贸n de las claques en el encuentro con los algarvados o la expulsi贸n de Bruno de Carvalho de socio. Todo lo que deber铆a moverse con los adeptos leoninos. Como Joelson. O como la posibilidad de poder llegar al tercer lugar. O como una inversi贸n en esta espiral negativa reciente.

Para ello, existe Bruno Fernandes. Otro de los nombres hablados durante la semana, por el valor recibido para volver atr谩s en la decisi贸n de salir del club con una rescisi贸n unilateral. 1,8 millones de euros acabaron siendo casi un precio de saldo teniendo en cuenta la influencia creciente y que sigue aumentando en el equipo, en la estructura y en el propio club.

Bruno Fernandes es el goleador que va consiguiendo disfrazar el peor momento de Bas Dost desde que lleg贸 a Alvalade (y tambi茅n las deficiencias de Diaby en el momento de la finalizaci贸n). Bruno Fernandes es el mejor. creador de juego que juega, hace jugar y da asistencias, como volvi贸 a suceder en los dos primeros goles leoninos. Bruno Fernandes es el l铆der que tan r谩pido se asume como capit谩n en campo como se llega al frente como portavoz en los buenos y en los malos momentos que el equipo va atravesando. Pero Bruno Fernandes es tambi茅n aquel elemento que ve a un ni帽o como Joelson Fernandes llegar a un entrenamiento de los mayores y sirve de cicerone para que nada falte al joven. M谩s que lo que Bruno Fernandes es, lo complicado consiste en encontrar lo que Bruno Fernandes no puede ser. Y la respuesta f谩cil: por m谩s que marque y asista, un jugador solo no consigue dar equilibrio a un equipo. Equilibrio para evitar altos y bajos en un juego, en la agresividad y en el estado de esp铆ritu con que se encara los 90 minutos. Y en la noche de regreso a los triunfos con el Portimonense, el Sporting tuvo todo eso.

Con Mathieu de regreso a la defensa y Acu帽a como lateral en el lugar de Borja, el Sporting arranc贸 con 15 minutos demoledores con mucho dem茅rito tambi茅n por parte del Portimonense. Diaby, a ra铆z de un cruce de Bruno Fernandes, fall贸 en la pelota cuando s贸lo ten铆a que golpear a la boca de la porter铆a (5 '); , que se ha convertido en una de las m谩s antiguas del mundo. El gol estaba cerca y ser铆a s贸lo una cuesti贸n de segundos: tras esa bola parada, Diaby cabece贸 picado y tirado al poste tras cobrar el canto a la derecha de Bruno Fernandes (10 '). Bola centro, nuevo error de los algarv铆os en la salida, 2-0 para el Sporting: Raphinha surgi贸 liberado profundamente en la espalda de la defensa del Portimonense publicado por Bruno Fernandes y dispar贸 ninguna posibilidad (11 ').





El juego del Sporting ten铆a anchura – debido a la visi贸n de juego de Bruno Fernandes. El juego del Sporting ten铆a profundidad – debido a la capacidad de pase de Bruno Fernandes. El juego del Sporting ten铆a velocidad – a causa de los impulsos de Bruno Fernandes. Todo lo que de bueno suced铆a ten铆a siempre la misma g茅nesis, aquella que aparece de forma inevitable en la cr贸nica de cualquier juego de los leones. Sin embargo, Bruno Fernandes puede ser encarado en Alvalade como un Dios pero la omnipresencia no da para todo. Y lo que parec铆a encaminarse para ser un juego f谩cil se convirti贸 en algo mucho m谩s complicado.

Hasta el intervalo, el Portimonense pod铆a haber empatado. Ser铆a incluso el escenario m谩s justo ante lo que pas贸 de adelante. Paulinho, al paso de la media hora, redujo la desventaja con un remate cruzado que s贸lo ocurri贸 ante la enorme pasividad de la estructura defensiva verde y blanca, a ver jugar hasta el 2-1. Ya antes, Renan Ribeiro hab铆a evitado que Lucas Fernandes consiguiera marcar; el brasile帽o asegur贸 la ventaja ante los intentos que tanto ven铆an de los medios y de los avanzados (y en los primeros 45 minutos los visitados consiguieron hacer 12 remates, algo impensable y fuera de lo com煤n). y y en el caso de que se trate de una "ayuda" de la viga, con Lucas Fernandes a disparar un aut茅ntico misil con sello de gol pero sin c贸digo postal (45 + 2 '). Los menos de 25 mil en Alvalade que aplaud铆an sin parar al principio all铆 soltaron m谩s unos silbidos en el descanso, ante otro encuentro poco logrado en t茅rminos defensivos – y Mathieu a煤n fue disfrazando muchos de esos errores.

En el segundo tiempo, Keizer hizo algunos cambios en el posicionamiento de algunos elementos en el campo y logr贸, al menos, dejar de desenrollar las aut茅nticas pasas con invitaci贸n y bar abierto que el equipo abr铆a siempre que el Portimonense logra lanzar el primer pase para la transici贸n ofensiva. El Sporting no tuvo la misma capacidad en t茅rminos ofensivos que hab铆a tenido en el transcurso de los primeros 45 minutos pero gan贸 otro equilibrio, aquella palabra clave que al final traduce la diferencia. El mismo equilibrio, por ejemplo, que Diaby no tuvo cuando, en una jugada de insistencia, pod铆a haber hecho mucho mejor al disparar de cabeza al lado de la porter铆a de Ricardo Ferreira (vali贸 la nota art铆stica de la jugada pero nada m谩s all谩 …).

En el caso de Dost en el campo (o mejor, el gigante holand茅s que usa la camiseta 28 que tiene en la espalda el nombre Bas Dost, que es muy diferente del Dost que estuvo en el club en las dos primeras temporadas), el Sporting se fue resumiendo cada vez m谩s a la influencia de Mathieu en la defensa, de Bruno Fernandes en el ataque y de Acu帽a en todo el corredor izquierdo. Sin embargo, eran pocos pero buenos. Y se quedaron cerca de decidir el encuentro m谩s temprano, con el capit谩n verde y blanco a hacer lo m谩s dif铆cil de cabeza en el 谩rea tras cruzar al argentino (63 ') y, m谩s tarde, a inventar otra jugada que acab贸 con Ricardo Ferreira a evitar el 3-1 con una defensa para el canto. Por el medio, Lucas Fernandes tuvo el 煤nico remate con relativo peligro (68 '); despu茅s, fue Paulinho Boia a apuntar la porter铆a de lejos (86 '). Las cuentas parec铆an estar hechas pero Bruno Fernandes, quien m谩s, a煤n fij贸 el resultado final en una penalizaci贸n que el propio hab铆a sufrido (90 '). Sin embargo, quedan muchas cuentas por hacer.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac铆 en Cuba pero resido en Espa帽a desde muy peque帽ito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes茅 por el periodismo y la informaci贸n digital, campos a los que me he dedicado 铆ntegramente durante los 煤ltimos 7 a帽os. Encargado de informaci贸n pol铆tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:聽https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *