Brasil debe R $ 10,1 mil millones a organismos internacionales, pero solo reserva R $ 2,2 mil millones





Brasil necesita pagar R $ 10,1 mil millones a m√°s de cien organismos internacionales, considerando deudas acumuladas y compromisos programados para 2021. A pesar de esto, el presupuesto propuesto por el gobierno solo reserv√≥ R $ 2,2 mil millones para entidades este a√Īo (o 21% de lo que es necesario).





La restricción presupuestaria debería agravar el escenario de incumplimientos con entidades internacionales, que creció significativamente bajo el gobierno de Jair Bolsonaro (sin partido).

El directorio ha estado generando alertas desde el Itamaraty, que ve riesgos de pérdidas políticas e incluso sanciones como la pérdida de los derechos de voto en las discusiones.

El total a pagar es el resultado de R $ 6 mil millones en deuda acumulada hasta fines de 2020 y otros R $ 4,1 mil millones en cuotas previstas para 2021.

Hubo un crecimiento de 483% en las deudas con organismos internacionales en 2019 y 169% en 2020. Antes de Bolsonaro, entre 2015 y 2018, el avance promedio anual era de 24%.

Los valores obtenidos por hoja muestran que tambi√©n ha crecido el n√ļmero de entidades con recursos por cobrar. En 2018, hubo 10. En 2019, 92. En 2020, 107.

La ONU (Naciones Unidas) y diferentes brazos de la entidad como OIT (Organización Internacional del Trabajo), OMS (Organización Mundial de la Salud), Unesco (centrada en educación, ciencia y cultura) y FAO (alimentación y agricultura).





También hay bloques y organizaciones regionales (como el Mercosur y la Organización de Estados Americanos), seguridad (como la Agencia Internacional de Energía Atómica) y acercamiento entre naciones (como la Comunidad de Países de Habla Portuguesa).

La lista también incluye instituciones financieras y sus sucursales, como BID (Banco Interamericano de Desarrollo) y CAF (Corporación Andina de Fomento).

Por el momento, la mayor deuda del país es con el Nuevo Banco de Desarrollo (NDB), por quien el gobierno no pagó R $ 1,59 mil millones en 2020.

La falta de pago al NDB fue la primera desde su creación en 2014, cuando el país combinó con los demás miembros de los Brics las contribuciones anuales al banco. Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica tienen cada uno una participación del 20% en la institución.

El gobierno a√ļn no solicit√≥ al Congreso recursos suficientes para saldar la deuda con instituciones como el NDB en su propuesta de Presupuesto 2021. Y s√≥lo reserv√≥ R $ 700 millones, monto insuficiente para los R $ 1,8 mil millones previstos para este a√Īo. a√Īo (sin considerar la deuda de R $ 1,59 mil millones en 2020).

La falta de pagos ha generado demandas e incluso amenazas por parte de entidades, incluida la propia ONU.

Chandramouli Ramanathan, subsecretario general de las Naciones Unidas, dijo a Brasil en 2019 que el poder de voto del país en el organismo podría eliminarse.

La sanci√≥n est√° prevista en el art√≠culo 19 de la Carta de las Naciones Unidas y nunca se ha aplicado a Brasil en la historia. A fines de ese a√Īo, el pa√≠s pag√≥ un monto m√≠nimo (de poco m√°s de R $ 500 millones) y garantiz√≥ el derecho al voto.

El Ministerio de Relaciones Exteriores dice que el Ministerio de Econom√≠a es responsable de los pagos. Sin embargo, se√Īala que las carteras trabajan juntas ¬ępara no comprometer las operaciones internacionales de Brasil¬Ľ.

Itamaraty dice que las restricciones fiscales del Presupuesto han afectado los pagos a organismos internacionales y que llama la atención del gobierno sobre los riesgos.

¬ęEl Ministerio de Relaciones Exteriores se√Īala peri√≥dicamente el potencial da√Īo pol√≠tico derivado de la situaci√≥n de las contribuciones brasile√Īas a los organismos internacionales, incluidas eventuales sanciones, como la p√©rdida del derecho al voto¬Ľ, dice el Itamaraty.

El Ministerio de Econom√≠a dice que la participaci√≥n en discusiones bilaterales es algo de importancia estrat√©gica para el pa√≠s y que solicit√≥ cr√©ditos adicionales para pagos al Congreso en 2020, pero que solo se aprob√≥ una parte de los recursos. A√ļn as√≠, dice que en los √ļltimos dos a√Īos pag√≥ R $ 3,99 mil millones en deuda, incluso con la prioridad al Covid-19.

‚ÄúIncluso frente a las restricciones presupuestarias y financieras, una de las prioridades del Ministerio es liquidar los compromisos brasile√Īos con los organismos internacionales y se esforzar√° por asegurar que los fondos est√©n debidamente previstos en la Ley de Presupuesto Anual 2021‚ÄĚ, dice la carpeta. .

El ministerio est√° discutiendo internamente la posibilidad de un desplazamiento presupuestario de casi R $ 8 mil millones para los pagos de este a√Īo, seg√ļn informes recogidos por el hoja. El objetivo es al menos reducir la responsabilidad total.

Para ello, se discute un cambio en el Anteproyecto de Presupuesto 2021. El ministerio estudia eliminar un bloqueo en el texto que limita las reubicaciones hasta en un 20% de otras acciones de organismos internacionales.

Esto permitiría traspasar mayor poder al Poder Ejecutivo y también aumentaría las posibilidades de recibir fondos de otras agencias, interesadas en pagos porque creen que la medida beneficiaría las políticas de las carteras.

Carlo Cauti, profesor de Relaciones Internacionales de Ibmec, dice que la falta de pago es un problema presupuestario que se ha agravado con el desequilibrio fiscal desde 2015. ‚ÄúEl propio Itamaraty tiene menos recursos que en el pasado por la crisis que vive el pa√≠s, ¬ę√©l dice.

Para el profesor, las instituciones internacionales tienden a evitar las sanciones a los países tanto como dependen de los recursos. Por eso, dice que el gobierno puede contar con esto para posponer sus obligaciones.

Un ejemplo de esto es el propio NDB, donde el gobierno brasile√Īo perdi√≥ solo una parte de sus derechos de voto despu√©s del incumplimiento. Pero la reducci√≥n fue equivalente a menos de 3 puntos porcentuales y, adem√°s, las decisiones se han tomado por consenso entre los miembros, lo que neutraliza el impacto por ahora.

Aun así, Cauti recuerda que distintos países ya han sufrido sanciones por impagos y que la situación podría derivar en una pérdida de prestigio con efectos reales. Entre ellos, la pérdida del derecho a puestos no permanentes en organismos estratégicos globales, como el Consejo de Seguridad de la ONU.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *