Brasil comanda fuerza contra piratas en la guerra del Mar Rojo





La Armada de Brasil ha tomado el mando de una fuerza de trabajo multinacional contra la piratería en la región del Mar Rojo y el Golfo de Adén, el teatro secundario más sensible de la guerra entre Israel y el grupo terrorista palestino Hamás, donde los rebeldes hutíes de Yemen atacan a buques mercantes y militares.





Se trata de la CTF (Combined Task Force) 151, 1 de las 5 que operan bajo el mando de las CMF (Combined Maritime Forces), la coalición naval más grande del mundo, creada en 2001 para combatir la piratería, el terrorismo y los delitos de las corporaciones transnacionales. y amenazas a la navegación en el Golfo Pérsico, el Mar Rojo y aguas adyacentes. El CMF tiene su sede en Bahrein y cuenta con el apoyo de resoluciones de la ONU.

El contraalmirante Antonio Braz de Souza recibió el mando rotativo de la fuerza de manos de su predecesor filipino el día 23. Es la tercera vez que Brasil emprende la misión, que dura de tres a seis meses. Pero en ninguna de las ocasiones anteriores, en 2021 y 2022, la situación fue tan tensa y peligrosa.

«La CMF es una coalición de intereses, no prescribe un nivel específico de participación para ningún miembro y sus elementos subordinados, como la CTF-151, y no puede participar en conflictos armados», dice el almirante en un escrito a Hoja.

Sin embargo, el escenario actual ha cambiado esto en la práctica. «Un barco de este CTF puede realizar procedimientos para su autodefensa o, según la ONU, también tiene la posibilidad de defender a los buques de su país contra ataques, incluidos aquellos que lesionan los derechos de navegación», afirma.

En este caso, sin embargo, la acción se consideraría una iniciativa de la Armada que opera el barco. Hipotéticamente, si se dispara un misil o un dron hutí contra uno de los buques CTF-151, actualmente uno japonés y otro surcoreano, o incluso contra un buque de carga cercano a ellos, son libres de derribarlos.

Además de los riesgos inherentes a la guerra, Braz de Souza debe tener trabajo extra. «En los últimos años, las actividades ilícitas como el tráfico de drogas, armas y seres humanos han sido más frecuentes que la piratería, que, en general, fue reprimida en la zona de operaciones del CTF-151», afirma.





«Sin embargo, desde el inicio del actual conflicto en Oriente Medio, se han denunciado varios incidentes de piratería, no sólo cerca de la costa de Somalia, sino también en lugares situados a más de 1.000 kilómetros de esa región, en el Mar Arábigo», informa el ejército.

El caso más reciente ocurrió cerca de la costa de Somalia, en una acción de la Armada india. Los propios hutíes secuestraron un carguero el pasado mes de noviembre, en una acción audaz y sin precedentes en la que utilizaron un helicóptero con tropas.

Además de los dos barcos, Braz de Souza comanda a 23 soldados, de otras diez naciones, en la base estadounidense ubicada en Bahréin. Depende del jefe de la CMF, un almirante estadounidense, así como de otro oficial de enlace brasileño presente en el lugar.

El CTF-151 ya ha sido liderado por 16 países y existe desde 2009, un año de intensa actividad pirata. Uno de los casos ocurridos ese año fue el secuestro del barco del capitán Richard Phillips, que fue llevado al cine en 2013.

«El hecho de que Brasil lidere por tercera vez, después de haber ejercido, durante algunos años, el mando de la Unifil Maritime Task Force (misión de la ONU en el Líbano), demuestra el continuo reconocimiento internacional de la Armada brasileña como una fuerza capaz, conciliadora y confiable «, dice el almirante.

Brasil, sin embargo, no está presente con barcos. La Armada se encuentra en un momento de transición, con su flota de buques capaces de operar a largas distancias degradada. El fin del liderazgo en fuerza de la Unifil, en 2020, tuvo que ver con esta falta de disponibilidad de recursos y un enfoque renovado en el Atlántico Sur.

El país tiene a su disposición siete fragatas, buques habitualmente utilizados en estas misiones, con distintos grados de condiciones operativas. La Fuerza apuesta por nuevos barcos de este tipo, la clase Tamandaré, cuya primera de las cuatro unidades previstas debería hacerse a la mar en 2025. El programa consumió alrededor de R$ 5,3 mil millones, ya corregidos, de 2021 a ahora, según el Seguimiento del presupuesto del Senado.

Los dos barcos CTF-151 llevan helicópteros y Japón tiene un avión de reconocimiento en la región. Las operaciones son flexibles. «Los medios de otros grupos de trabajo, así como de otros actores, como la operación naval europea Atalanta, pueden actuar como apoyo cuando estén disponibles», afirma el militar. Países como China también operan en la zona.

Para Brasil, es una oportunidad de actuar junto con otras armadas, más acostumbradas a ambientes difíciles. «Una buena actuación puede contribuir a disuadir iniciativas hostiles contra Brasil», en particular la piratería, afirma el almirante.

La función de patrulla de seguridad marítima del CFM en la zona del Mar Rojo es responsabilidad de otro grupo de trabajo, el CTF-153, actualmente bajo mando estadounidense. Actúa, según Braz de Souza, en coordinación con la Operación Guardián de la Prosperidad, creada por los estadounidenses para hacer frente a la amenaza hutí.

El grupo proiraní apoya a Hamás en la guerra y ha intentado sin éxito atacar el sur de Israel en varias ocasiones. A partir de noviembre, dirigió sus esfuerzos contra los buques mercantes que, según afirma, están vinculados al Estado judío. La interrupción del tráfico en una zona que representa el 15% del comercio marítimo mundial provocó una intervención internacional.

Con el bombardeo de las posiciones hutíes por parte de Estados Unidos y el Reino Unido, los rebeldes también comenzaron a atacar directamente los buques militares de estas naciones.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *