Brasil cae diez posiciones en el ranking de paz global





De 2019 a 2020, Brasil sumió diez posiciones en un índice que mide el nivel de paz y la ausencia de violencia en 163 países del mundo, publicado el miércoles (10) por el instituto de investigación independiente australiano Institute for Economics and Peace (IEP).





El país ahora está en la posición 126, detrás de los estados conocidos por sus niveles de violencia, como El Salvador y Guatemala, y casi 100 posiciones debajo de Uruguay, el país más pacífico de América del Sur. El estado de paz en Brasil es «bajo ”, Según la clasificación del informe, preparado y difundido anualmente por investigadores del instituto con académicos ingleses y neozelandeses.

El año pasado, Brasil estaba en el lugar 116, por delante de los Estados Unidos y con un nivel de paz considerado «bueno». La causa de la caída del país en el ranking «fue el aumento de lo que llamamos conflictos permanentes», explica Paulo Pinto, investigador principal del IEP, como las actividades del PCC y el Comando Vermelho y los conflictos entre estas organizaciones y las fuerzas de la seguridad. «Esto fue notable en el año 2019», agrega.

Brasil encaja en un contexto más amplio: de las nueve regiones del mundo analizadas por el informe, América del Sur fue la que tuvo la mayor caída en las tasas de paz en el último año. Las protestas en Chile contribuyeron al agravamiento, desencadenadas por el aumento de la tarifa del metro, en Colombia, motivadas por recortes en los beneficios sociales, y en Ecuador, cuyo desencadenante fue el fin de los subsidios gubernamentales al sector de combustibles.

La organización afirma que, después de que se publicó la clasificación de 2019, se revisaron los datos y Brasil se trasladó a la posición 123, lo que hace que la caída de un año al siguiente sea menos pronunciada. Sin embargo, esta información no es pública.

No es sorprendente que los primeros lugares de 2020 – Islandia en primer lugar y Nueva Zelanda en segundo – y los últimos – Siria en la penúltima posición y Afganistán en el último – causen una sorpresa por el salto positivo de Estados Unidos, que aumentó siete posiciones en la encuesta en un año en que el país ha tenido al menos 21 masacres con armas de fuego, según ABC News.

El investigador explica que, aunque los ataques en los EE. UU. Han recibido mucha atención de los medios, dando la impresión de que la violencia está aumentando, la tasa de paz se calcula en función de 23 indicadores (entre los que se incluyen el número de prisioneros y la facilidad de acceso a las armas), y la suma de estos factores fue positiva para el país. La retirada de las tropas de Irak y Afganistán y la menor participación de Washington en estos conflictos también fueron factores decisivos para mejorar, agrega el informe.





Pero aun así, Estados Unidos está 115 lugares detrás de Canadá, que ocupa un sexto lugar envidiable en el ranking. Si bien el nivel de militarización en los Estados Unidos ha aumentado, al igual que el comercio de armas, convirtiendo al país en el cuarto estado más exportador de armas del mundo, el vecino del norte tuvo menos ataques terroristas en 2019 que en años anteriores, lo que contribuyó a Es buena ubicación.

Este es el 14ª edición del Índice de Paz Global y refleja la investigación realizada entre marzo de 2019 y marzo de este año, basada en 23 indicadores que se agrupan en tres dominios: seguridad, militarización y conflictos en curso. El estudio mide básicamente el nivel de violencia física, armas y delincuencia, excluyendo el terror psicológico y la intimidación verbal.

En general, el índice de paz mundial empeoró ligeramente (0,43%) en comparación con la encuesta anterior. Este es el resultado del año pasado, más de 96 países enfrentaron al menos una manifestación violenta, como las protestas por la democracia en Hong Kong. Mirando hacia atrás, esta es la novena vez en 12 años que la paz mundial se ha deteriorado.

Como el estudio se completó en marzo, sus resultados no reflejan los efectos completos de la pandemia de coronavirus. Sin embargo, el IEP predice que el impacto económico de las cuarentenas en todo el mundo será una «amenaza significativa para la paz».

Paralelamente, se espera que la ayuda internacional disminuya a medida que las economías de los miembros de la OCDE se contraigan, «desestabilizando aún más a los países frágiles y afectados por conflictos, incluidos Liberia, Afganistán y Sudán del Sur».

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *