Bolsonaro deshace el malestar y queda encantado por la ofensiva del encanto chino





Cr√≠tico furioso del comunismo, el presidente Jair Bolsonaro (PSL) revis√≥ el viernes (25) el Ej√©rcito Popular de Liberaci√≥n de China, lo mismo que hace 70 a√Īos ayud√≥ a Mao Zedong a implantar la "revoluci√≥n" en el gigante. Asi√°tico





Xi Jinping, el principal l√≠der chino, acompa√Ī√≥ a Bolsonaro en su caminata frente al Palacio del Pueblo y la Plaza Tiananmen. Mientras tanto, una banda tocaba los himnos de ambos pa√≠ses y los ni√Īos cuidadosamente ensayados saltaban y agitaban banderas de China y Brasil.

La ceremonia est√° dise√Īada para impresionar y es parte de la ofensiva de encanto que los chinos dan a sus principales socios, especialmente en tiempos de guerra comercial con los Estados Unidos. El a√Īo pasado, el comercio entre China y Brasil alcanz√≥ un r√©cord de $ 98.5 mil millones.

La iniciativa parece haber tenido efecto. En la reunión privada con Xi poco después, Bolsonaro dijo que estaba "contento" con la forma en que lo trataban. También se reunió con el primer ministro Li Keqiang y el presidente de la Asamblea Popular, Li Zhanshu.

Siempre ruidoso, las redes de bolsillo permanecieron en silencio. Durante el viaje, que termin√≥ el viernes (25), ni siquiera el "gur√ļ" del presidente, Olavo de Carvalho, hizo una cr√≠tica en Twitter.

A principios de este a√Īo, cuando un grupo de colegas congresistas lleg√≥ a China para conocer la tecnolog√≠a de reconocimiento facial de China, el escritor llam√≥ a los congresistas "payasos" y "semi-analfabetos".

En todas las declaraciones p√ļblicas, Bolsonaro demostr√≥ pragmatismo y dej√≥ a un lado la ret√≥rica de la campa√Īa cuando dijo que "China no estaba comprando en Brasil, sino comprando Brasil".





Esta vez, el presidente brasile√Īo extendi√≥ la alfombra roja a los chinos, invit√°ndolos a participar en la onerosa asignaci√≥n de petr√≥leo, las subastas de concesiones y la privatizaci√≥n de empresas estatales.

Frente a una audiencia de 19 CEOs locales, incluso anunció que eximirá a los chinos de visas para ingresar a Brasil, una medida controvertida que despierta el miedo a la inmigración ilegal. Después de todo, 1.400 millones de personas viven en China.

El gobierno incluso ha coqueteado con la Iniciativa Belt and Road, un ambicioso programa de inversi√≥n china en proyectos de infraestructura, especialmente en Am√©rica Latina y √Āfrica, y admiti√≥ que busca sinergias con el PPI brasile√Īo.

Cargado de simbolismo, el viaje tuvo pocos resultados concretos y ning√ļn gran negocio. De los 11 acuerdos firmados, solo dos aumentar√°n inmediatamente las exportaciones: protocolos sanitarios para la venta de harina de semilla de algod√≥n y carne termoprocesada.

Sin embargo, Bolsonaro y Xi han encontrado muchos puntos de conexi√≥n, a pesar de las diferencias pol√≠ticas. El presidente brasile√Īo ha mostrado su apoyo a la integridad territorial de China, incluso despu√©s de visitar Taiw√°n en la campa√Īa electoral. Y en repetidas ocasiones agradeci√≥ a los chinos por su apoyo en el conflicto franc√©s con Emmanuel Macron por la quema del Amazonas.

Bolsonaro le regal√≥ a Xi un rompevientos Flamengo, que acaba de ir a la final de la Copa Libertadores. Admirador del f√ļtbol brasile√Īo, el l√≠der chino agradeci√≥ y halag√≥ a su colega brasile√Īo diciendo que la carne exportada por Brasil es "insuperable".

H√°bil, Bolsonaro no se olvid√≥ de enviar mensajes a sus electores cuando dijo que estaba en un "pa√≠s capitalista" y permiti√≥ que la prensa lo acompa√Īara en un paseo por un moderno centro comercial. Ya la tradicional visita a la Gran Muralla China prefer√≠a prescindir de la compa√Ī√≠a de reporteros.

Solo un tema permaneci√≥ tab√ļ durante la visita: el gigante de la tecnolog√≠a Huawei, que ha estado sufriendo las sanciones de los Estados Unidos por la tecnolog√≠a 5G.

En el banquete de gala, Bolsonaro le pregunt√≥ a Xi c√≥mo estaban sus relaciones con Donald Trump, considerado un √≠dolo por el brasile√Īo, y ten√≠a una respuesta de protocolo. Casi fuera del pa√≠s, el presidente revel√≥ a los periodistas que hab√≠a tratado con Huawei en privado con su hom√≥logo estadounidense.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *