Bolsonaro defiende las fronteras abiertas con Paraguay, pero Abdo niega por temor a Covid-19





El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, le dijo a Jair Bolsonaro que el país no está listo para reabrir las fronteras con Brasil.





Los dos representantes hablaron a fines de la semana pasada, y Bolsonaro defendi√≥ a Abdo, seg√ļn los interlocutores escuchados por hoja, la importancia de normalizar los puestos fronterizos para la econom√≠a de esas regiones.

Ante el reclamo del brasile√Īo, Abdo declar√≥ que Paraguay no eval√ļa en este momento permitir la entrada de brasile√Īos en su pa√≠s a trav√©s de cruces terrestres.

Paraguay ha implementado una de las reglas de cuarentena y aislamiento social m√°s duras en el continente para enfrentar a Covid-19.

Hasta ahora, solo se han registrado 877 casos y 11 muertes en el país vecino. Por otro lado, Brasil tiene más de 411 mil casos y 25 mil muertes.

Los paraguayos temen que la reanudación de los flujos fronterizos con Brasil, que se ha convertido en el epicentro de la pandemia en América del Sur, sobrecargue los hospitales del país.

Paraguay tiene un sistema hospitalario menos equipado que Brasil y tiene una escasez de respiradores.





Estos factores influyeron en la decisión de Abdo de descartar la reapertura de la frontera.

El martes (26), al llegar al Palacio de Alvorada, Bolsonaro comentó sobre la conversación con su colega.

¬ęHabl√© con Marito [Mario Abdo] de Paraguay Tambi√©n estamos listos, por nuestra parte, para abrir la frontera. √Čl piensa que ese no es el caso todav√≠a. Con Marito tenemos un gran proyecto, estamos construyendo dos puentes con ellos ¬ę, dijo el presidente, refiri√©ndose a las obras en Foz do Igua√ßu (PR) y Porto Murtinho (MS).

¬ęEstamos dispuestos a abrir [a fronteira], porque es nuestra filosof√≠a. Es una realidad, estamos perdiendo vidas, s√≠. Pero no tiene que entrar en p√°nico, arrepentirse. [Vamos] hacer todo lo posible para reducir el n√ļmero de muertes ¬ę.

El lunes (25), Bolsonaro trató las fronteras de Brasil con Uruguay en una conversación telefónica con el presidente de ese país, Luis Lacalle Pou.

Seg√ļn los asistentes, el representante present√≥ argumentos similares a los ofrecidos a Abdo: que el comercio y la libre circulaci√≥n de residentes son importantes para la supervivencia de la poblaci√≥n de las ciudades fronterizas.

¬ęFue el tema de abrir las fronteras en particular. Por mi parte, estoy listo para abrirlo¬Ľ, dijo Bolsonaro el martes.

Sin embargo, el caso uruguayo es visto como menos problem√°tico por Bolsonaro y sus asesores.

La frontera con Uruguay es terrestre y los dos pa√≠ses han acordado reglas para permitir el movimiento de personas que viven en ciudades conurbadas, como la uruguaya Rivera y la ga√ļcha Santana do Livramento.

Sin embargo, Lacalle Pou no le indicó a Bolsonaro ninguna intención de aflojar las limitaciones de acceso.

Por el contrario, suspendió el inicio de clases y determinó un estricto control de entrada y salida de Rivera, para evitar que los casos de coronavirus importados de Brasil lleguen a otras regiones del país.

Hasta la fecha, Uruguay ha registrado 789 casos de Covid-19, con 22 muertes.

El gobierno de Bolsonaro también ha mantenido contactos con otros países que mantienen importantes fronteras con Brasil.

Seg√ļn los interlocutores, el di√°logo menos avanzado en este momento es con Argentina, gobernada por el peronista de Bolsonaro y el descontento Alberto Fern√°ndez.

Recientemente, cuando se le pregunt√≥ acerca de la diferencia en el n√ļmero de muertes por el coronavirus entre los dos pa√≠ses, Bolsonaro acus√≥ a Argentina de ir ¬ęen el camino del socialismo¬Ľ, lo que contribuy√≥ a enfriar a√ļn m√°s una relaci√≥n ya problem√°tica.

Sobre este tema, las autoridades de las dos economías más grandes de América del Sur hablan solo cuando es necesario resolver un problema específico en las ciudades fronterizas, hoja miembros del equipo de Bolsonaro.

El gobierno brasile√Īo tambi√©n sostuvo conversaciones con Colombia y Per√ļ, pero los interlocutores dijeron al hoja que, hasta la fecha, Brasil no ha defendido menos limitaciones en estas fronteras terrestres.

Ambos países han implementado reglas estrictas para limitar la entrada a sus territorios.

En el caso colombiano, las fronteras deben permanecer cerradas hasta el 31 de agosto.

Per√ļ, por su parte, ha decidido cerrar sus fronteras incluso a sus propios ciudadanos, que solo pueden ingresar mediante permisos especiales.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *