Biden elige a latinas para liderar campaña de reelección y busca voto hispano





Por sorpresa, Joe Biden y su vicepresidenta, Kamala Harris, acudieron a un restaurante mexicano el viernes (5), cuando se celebra el Cinco de Mayo, una de las fiestas más populares para la comunidad de expatriados en Estados Unidos.





En Taqueria Habanero, el presidente ordenó quesadilla de pollo, churros y tacos para los asistentes, todo para llevar. Charló con empleados y clientes, escuchó gritos de «te amo» y posó para fotografías.

Este fue el más reciente guiño del demócrata, en la precampaña para permanecer en la Casa Blanca, en busca de un voto valioso, el de los latinos. El grupo étnico más grande de la nación después de los blancos, constituyen el 18,9% de la población de EE. UU., o 63 millones de personas. También es la comunidad de más rápido crecimiento: hoy, el 14,3 % de las personas con derecho a voto son latinos, en comparación con el 7,4 % en 2000.

El gesto más significativo de Biden en este sentido fue elegir como jefa de la campaña de reelección a Julie Chávez Rodríguez, quien hasta entonces ocupaba la Oficina de Asuntos Intergubernamentales de la Casa Blanca, lo que la convirtió en la latina de mayor rango en el gobierno federal hasta que obtuvo el nuevo cargo.

De ascendencia mexicana, Chávez Rodríguez, de 45 años, es nieta de un famoso líder sindical de Arizona, César Chávez, y ha trabajado en gobiernos demócratas desde el primer mandato de Barack Obama.

Llegó a la actual administración luego de trabajar con Kamala, cuando la demócrata aún era senadora. También fue asesora principal en la victoriosa campaña 2020 de Biden como asesora enfocada en la comunidad latina. Ahora, el cargo para el que fue elegida refleja la importancia que se le da al tema en 2024.

Otra persona entre los directores de campaña es la diputada demócrata Verónica Escobar, una elección aún más simbólica, porque es de El Paso, en la frontera con México, uno de los mayores puntos de entrada de inmigrantes en EE.UU. —la crisis migratoria es uno de ellos—. de las principales críticas de los republicanos a Biden.

El foco en los latinos tiene una razón específica: si antes era una etnia que votaba casi en bloque por los demócratas, la preferencia cada vez converge más hacia los republicanos, aunque la predilección por el partido de Biden sigue siendo mayoritaria. En las elecciones legislativas del año pasado, el 64% de los latinos votaron por candidatos demócratas a la Cámara, mientras que el 33% eligió a republicanos, según una encuesta de la African American Research Collaborative (AARC), que analiza los votos de las minorías en el país.

Sin embargo, la votación por nombres demócratas cayó cinco puntos porcentuales en comparación con la elección anterior.

Se observó un cambio aún más pronunciado entre las elecciones presidenciales de 2016 y 2020, cuando los demócratas perdieron ocho puntos porcentuales en general entre los latinos. “No son un monolito y no hay votos garantizados para ningún partido. La búsqueda de estos votos debe respetar eso y ser auténtica”, dice Jess Morales Rocketto, estratega de Equis Research, una entidad que investiga el voto latino.

También defiende que los esfuerzos dirigidos a este segmento se den a lo largo de la carrera, no solo en la recta final, para levantar votos. Otro punto clave, dice, es la comunicación bilingüe. El sitio web oficial de la campaña de Biden y Kamala ya tiene una versión en español, único idioma además del inglés al que se ha traducido la página. Los anuncios en YouTube también tienen la opción de subtítulos en español.

La búsqueda del voto latino es aún más importante considerando el sistema electoral estadounidense, en el que quien gana en un estado se lleva todos los votos del Colegio Electoral. En Arizona, Biden venció a Trump por solo el 0,3% de los votos, con 10.000 papeletas más. Allí, los latinos son el 32% de la población y la cuarta parte de los votantes. En Nevada, donde Biden ganó por dos puntos, los latinos constituyen el 30% de la población. Ambos estados tuvieron carreras reñidas por el Senado, y la participación latina se consideró crucial para asegurar una mayoría demócrata en la Cámara en las elecciones intermedias.

Los republicanos también invierten en el segmento, con iniciativas como la plataforma Libre, que difunde ideas conservadoras a la comunidad hispana. Una dificultad es agrupar tanto a los inmigrantes de diferentes países y contextos sociales de América Latina como a los descendientes que han vivido en Estados Unidos durante generaciones.

Si por un lado hay cubanos anticomunistas en Florida que huyeron del régimen comunista y tienden a votar por los republicanos (68%), por otro lado, hay descendientes de mexicanos en la región fronteriza que prefieren a los demócratas, según el Encuesta AARC. Las latinas tienden a votar más por los demócratas (68%) que por los latinos (58%), lo que marca la diferencia en elecciones como la última, donde el aborto fue visto como un tema clave para asegurar un desempeño mejor al esperado del partido de Biden. .

Otro factor ayuda a los demócratas entre los votantes latinos: el frenesí antiinmigración de los republicanos. Las encuestas indican que la seguridad fronteriza ocupa el décimo lugar en las prioridades de este grupo, detrás de la inflación, los precios de los combustibles, los derechos reproductivos, los costos de atención médica, los tiroteos masivos y la crisis climática. La protección de los derechos de los inmigrantes también está al frente de la seguridad fronteriza.

Mientras tanto, el Partido Republicano se mueve en la dirección opuesta. Esta semana, Florida aprobó una ley que requiere que los hospitales cuestionen el estatus migratorio de los pacientes y permite enjuiciar por trata de personas a cualquier persona que transporte a un inmigrante indocumentado a través de las fronteras estatales.

La legislación también otorga al gobernador y posible candidato presidencial Ron DeSantis $12 millones para enviar a los solicitantes de asilo a otros estados, como lo hizo al fletar aviones con personas que ni siquiera estaban en Florida en 2022. Los envió a una isla en Florida, Massachusetts, dirigido por los demócratas.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *