Biden demuestra ser m谩s duro con China y m谩s suave con Rusia que Trump





El sentido com煤n en Estados Unidos era que el presidente Donald Trump fue extremadamente duro con China pero sospechosamente blando con Rusia. Los cr铆ticos acusaron de que su guerra arancelaria con China era tan agresiva que resultaba contraproducente. Algunos tambi茅n afirmaron que Trump viv铆a en el bolsillo de Vladimir Putin, por razones desconocidas.





Entonces, cuando Joe Biden fue elegido presidente, los mismos analistas predijeron que el nuevo hombre revertir铆a ese enfoque. Biden, argumentaron, ser铆a m谩s indulgente con China para aumentar las posibilidades de participaci贸n productiva, mientras ataca a Putin por permitir que su gobierno interfiera en las elecciones estadounidenses y por que los criminales rusos tomen como rehenes a empresas estadounidenses.

Pero cuando examinamos las decisiones pol铆ticas tomadas por sus gobiernos, en lugar de la ret贸rica pol铆tica y los tuits enojados de los propios hombres, encontramos que este an谩lisis es todo lo contrario. Biden ha demostrado ser mucho m谩s duro con China que Trump, y est谩 siendo m谩s amable con Putin y Rusia.

Examine la evidencia. Despu茅s de invitar a Xi Jinping, el presidente chino, a una comida y conversaci贸n en Mar-a-Lago, Trump sigui贸 el consejo de los asesores de ser m谩s agresivo con la potencia en ascenso. Pero su inter茅s se limit贸 a dos 谩reas. Obsesionado por el d茅ficit comercial de Estados Unidos con China y las oportunidades pol铆ticas que cre贸 para 茅l, Trump lanz贸 una guerra comercial. Tambi茅n apoy贸 la acci贸n administrativa agresiva contra el desarrollo tecnol贸gico chino y las amenazas a la seguridad nacional que planteaba, particularmente con las restricciones sobre Huawei, el campe贸n tecnol贸gico de China.

Trump y su equipo dijeron poco sobre las violaciones de derechos humanos contra los musulmanes que viven en la regi贸n china de Xinjiang, a pesar de algunas sanciones menores y controles de exportaci贸n, o sobre la democracia en Hong Kong. E hicieron pocos esfuerzos para instar a los aliados asi谩ticos y europeos a participar en una estrategia coordinada para contener el comportamiento cada vez m谩s agresivo de China m谩s all谩 de sus fronteras.

El presidente Biden, por otro lado, ve a China como la amenaza m谩s peligrosa y de mayor alcance para la democracia en el mundo, la libertad individual y la seguridad nacional de Estados Unidos. Su administraci贸n no se ha echado atr谩s en la guerra comercial de Trump. Las sanciones y los aranceles siguen vigentes para aumentar la ventaja negociadora de Estados Unidos con China en otras 谩reas, y han reforzado los controles de exportaci贸n para reforzar la apuesta. Si bien la primera reuni贸n de Trump con Xi fue literalmente una cena en el soleado sur de Florida, el equipo de Biden se reuni贸 con otros miembros de los pa铆ses del Cuadr谩ngulo resistentes a China (Jap贸n, India y Australia) antes de una reuni贸n de trabajo con funcionarios chinos en la helada Alaska.

El nuevo presidente tambi茅n luch贸 para tratar de alinear el enfoque de Estados Unidos hacia los Juegos Ol铆mpicos de Invierno de Beijing 2022 con la Uni贸n Europea, el Reino Unido, Australia y Canad谩. Mientras Trump se quejaba de que China hab铆a robado empleos de fabricaci贸n en Estados Unidos, Biden lanz贸 un programa de 芦Compre productos estadounidenses禄 dise帽ado para alentar a las empresas estadounidenses a recuperar esos empleos.





Y mientras Trump culp贸 a China de lo que llam贸 el 芦virus chino禄, Biden apoy贸 una investigaci贸n formal sobre la llamada teor铆a de fugas de laboratorio sobre los or铆genes de la pandemia global. Cualquiera que esperara que Biden buscara una participaci贸n m谩s profunda con Beijing se sinti贸 decepcionado. La era del compromiso ha terminado, dijo recientemente el principal asesor de Biden en Asia.

Las pol铆ticas de Trump y Biden sobre Rusia tambi茅n confundieron las expectativas. Trump dijo muchas cosas halagadoras sobre Vladimir Putin, pero su administraci贸n y los miembros de su Partido Republicano en el Congreso adoptaron un enfoque consistentemente firme del comportamiento agresivo ruso.

Las sanciones se endurecieron durante la administraci贸n Trump. El expresidente se opuso al proyecto de gasoducto Nord Stream 2, estrat茅gicamente importante de Rusia. Su gobierno aprob贸 la venta de misiles antitanques a Ucrania, plenamente consciente de que su posible objetivo principal ser铆an los tanques rusos. Trump tambi茅n ha aumentado la presencia de tropas estadounidenses en Europa del Este, principalmente como un favor al presidente polaco Andrzej Duda, quien ama a Trump y odia a Putin. Fue Trump quien retir贸 a los EE. UU. Del tratado de Armas Nucleares Intermedias (INF) con Rusia y se neg贸 a extender el acuerdo de control de armas de Start.

Joe Biden llam贸 a Vladimir Putin un 芦asesino禄, pero trat贸 a Rusia con mucha m谩s moderaci贸n que el equipo de Trump. Decidido a crear una relaci贸n m谩s estable y predecible con Rusia para enfocar la pol铆tica exterior de Estados Unidos en los desaf铆os de China, Biden extendi贸 r谩pidamente el tratado START y renunci贸 a las sanciones a la compa帽铆a rusa que construye el oleoducto Nord Stream.

Cuando Putin se reuni贸 con Biden en Ginebra por invitaci贸n de Biden, Biden mantuvo su tono cordial a pesar del ataque ruso a un oleoducto estadounidense con una demanda de rescate y el apoyo ruso a la decisi贸n de Bielorrusia de secuestrar b谩sicamente un avi贸n europeo para arrestar a un disidente.

Hay tres lecciones en todo esto. Primero, la ret贸rica es una cosa y las acciones otra. Tenga en cuenta cuando el primero se convierte en un sustituto del segundo. En segundo lugar, los presidentes y sus gobiernos no siempre se alinean. Trump quer铆a mejorar las relaciones con Rusia, pero pr谩cticamente nadie en su equipo estaba de acuerdo con 茅l.

Finalmente, los cambios en la pol铆tica exterior a menudo reflejan cambios en el mundo. Es mucho m谩s claro hoy que hace cuatro a帽os que Xi Jinping tiene la intenci贸n de seguir una pol铆tica nacionalista m谩s asertiva. El progreso de China en el desarrollo tecnol贸gico, su asalto a la democracia en Hong Kong, nuevas pruebas de represi贸n en Xinjiang y su presi贸n militar en Taiw谩n exigen una respuesta m谩s firme de Washington y sus aliados.

Por ahora, se prev茅 que el gobierno de Biden tratar谩 de mantener a Rusia fuera de la primera plana para centrarse en una relaci贸n cada vez m谩s pol茅mica con China.

Traducci贸n de Luiz Roberto M. Gon莽alves

ENLACE ACTUAL: 驴Te gust贸 esta columna? El suscriptor puede lanzar cinco accesos gratuitos de cualquier enlace por d铆a. Simplemente haga clic en la F azul a continuaci贸n.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac铆 en Cuba pero resido en Espa帽a desde muy peque帽ito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes茅 por el periodismo y la informaci贸n digital, campos a los que me he dedicado 铆ntegramente durante los 煤ltimos 7 a帽os. Encargado de informaci贸n pol铆tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:聽https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *