Berta C√°ceres, Justicia incompleta





Faltaba un d√≠a para su 45 cumplea√Īos el 3 de marzo de 2016, cuando la ambientalista Berta C√°ceres fue asesinada en Honduras.





Durante más de dos décadas había estado luchando en una lucha en defensa de las tierras indígenas contra la expansión ilegal de represas hidroeléctricas, represas y obras de infraestructura. Por lo tanto, vivió bajo amenaza.

Despu√©s de todo, en este pa√≠s centroamericano continuamente civilizado, gobernado por un partido y un presidente (Juan Carlos Hern√°ndez) acusado de corrupci√≥n y tr√°fico de drogas, otros 130 activistas hab√≠an sido asesinados antes que ella en la √ļltima d√©cada.

Si bien la mayor√≠a de estos asesinatos permanecen impunes, el caso de C√°ceres fue diferente. Siete autores de la emboscada que culmin√≥ con su muerte fueron condenados a penas de 30 a 50 a√Īos.

Sin embargo, esto solo sucedi√≥ porque el caso gan√≥ prominencia internacional. C√°ceres hab√≠a ganado premios y habl√≥ sobre los intentos de eliminarla de los peri√≥dicos extranjeros. Al igual que en su pa√≠s, desde 2009, 25 periodistas han sido asesinados y no hay libertad de expresi√≥n, C√°ceres habl√≥ al mundo. Y se escuch√≥. Fue debido al tama√Īo del caso que la Justicia hondure√Īa se vio obligada a actuar.

La convicci√≥n es una buena noticia, pero solo en parte. Los ambientalistas y familiares en C√°ceres dicen que los condenados son solo los autores del crimen y una peque√Īa jugada en una m√°quina fatal. Afirman que existe una acci√≥n concertada entre los empresarios y el gobierno actual para continuar con estos trabajos, matando a los que se interponen en el camino.

El propio tribunal se√Īal√≥ la participaci√≥n de la multinacional Desa en el crimen, pero los principales ejecutivos de la compa√Ī√≠a no fueron condenados. Desa intenta construir una presa hidroel√©ctrica en el r√≠o Gualcarque, en un territorio ind√≠gena considerado sagrado, que C√°ceres hab√≠a estado tratando de proteger.





El caso expone el abandono de Honduras. Uno de los países más violentos del mundo, con una tasa de homicidios de 40 por cada 100.000 habitantes, ha estado en una situación dramática desde al menos el golpe de estado de 2009, que derrocó al presidente Manuel Zelaya, con el poder cayendo en sus manos. del partido nacional cuestionado.

En las √ļltimas d√©cadas, Honduras ha pasado de ser una isla de paz, ya que ha sido la base de las acciones estadounidenses contra los sandinistas en Nicaragua, a convertirse en una zona libre de violencia del narcotr√°fico. Eso es 140 a 300 toneladas de coca√≠na al a√Īo, seg√ļn la ONG Insight Crime.

Estados Unidos contribuyó a la formación de "maras" (facciones criminales) al deportar a miembros de pandillas en la década de 1990. Ahora, cuando las víctimas de estas "maras" intentan huir a Estados Unidos, temiendo por sus vidas, los estadounidenses cierra las puertas del pais.

En Honduras, hay una población que vive a merced de un narcoestado corrupto y la violencia de facciones criminales. Sería bueno que la condena de los asesinos de Berta Cáceres llamara la atención de la comunidad internacional sobre el drama de un país que está muriendo solo y fuera del centro de atención.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *