Berardo tiene siete vidas y una de ellas ahora comienza con un nuevo museo de azulejos en Alentejo





En julio de 2016, entre la Asociaci贸n de Colecciones y la C芒mara de Estremoz, se firm贸 un protocolo que dur贸 cinco a帽os desde la apertura del museo, renovable por per铆odos iguales. La C谩mara est谩 obligada a pagar al personal y el mantenimiento del museo, recogiendo los recibos de la taquilla. En ese momento, el independiente Lu铆s Mourinha presidi贸 la autarqu铆a, mientras tanto sentenciado a dos a帽os y ocho meses de prisi贸n con sentencia suspendida por delitos de malversaci贸n y abuso de poder.





Hoy el alcalde es tambi茅n el independiente Francisco Ramos, seg煤n el cual la inauguraci贸n del Museo Berardo Estremoz es 芦un hito hist贸rico禄 y 芦una fuente de orgullo para todos禄, teniendo en cuenta la 芦colecci贸n invaluable de una colecci贸n que se re煤ne con el que se encuentra mejor en los museos y galer铆as de este viejo continente 鈥, se lee en el cat谩logo del museo. Seg煤n el mismo documento, la instituci贸n ser谩 dirigida por el historiador Hugo Guerreiro, t茅cnico de la C谩mara de Estremoz y actual director del Museo Municipal Joaquim Vermelho.

Se firm贸 un segundo protocolo para crear otro Museo Berardo en la ciudad de Alentejo, este dedicado al arte africano. La iniciativa se ha anunciado desde 2018 y est谩 a la espera de fondos comunitarios. Adem谩s, Berardo contin煤a apostando por la apertura de un museo en Lisboa dedicado al modernismo, por ahora sin detalles.


8 fotos

Con respecto a este nuevo museo, el Observador solicit贸 una entrevista con Joe Berardo, que no estaba disponible. El empresario pronunciar谩 un discurso en la ma帽ana del 22 de julio, el pr贸ximo mi茅rcoles, durante una visita guiada a la prensa (la ceremonia de apertura es el 25, y el p煤blico podr谩 ingresar al d铆a siguiente). Las palabras que pronuncies ser谩n escritas y no se espera que hagas m谩s declaraciones a los periodistas.

Las personas m谩s cercanas a 茅l dicen que todav铆a est谩 preocupado por los efectos de la impresionante audiencia parlamentaria el 10 de mayo del a帽o pasado, el famoso momento en que Berardo dijo 芦personalmente, no tengo deudas禄 y 芦no debo nada禄 a los bancos. Pero ahora hay m谩s razones para protegerse contra las declaraciones sin un gui贸n. Detr谩s del furor de los medios sobre el cobro de la deuda de 962 millones, Berardo y los bancos est谩n negociando presumiblemente un plan de pago, con el eventual perd贸n de algunos valores, que evitar铆an la eternizaci贸n del proceso en los tribunales, indican fuentes cercanas.





Por ahora, el foco est谩 en Estremoz. Jos茅 Meco ha estado trabajando en la colecci贸n de azulejos Berardo durante aproximadamente dos a帽os. Es historiador de las artes decorativas, ex colaborador del Museo de Lisboa y ex profesor de historia del arte en la Escuela Superior de Artes Decorativas de la Fundaci贸n Ricardo Esp铆rito Santo Silva.

芦Una vez conoc铆 al comandante en una exposici贸n en el Museo de Lisboa y ya conoc铆a a Carina Bento, quien es responsable de las diversas colecciones禄, dice. 鈥淪茅 que m谩s tarde las personas que se privan con el comandante indicaron mi nombre. Termin贸 invit谩ndome a colaborar en este proyecto. Un poco arrastrando, el profesor Alfonso Pleguezuelo se uni贸, sobre todo porque Berardo compr贸 hace un a帽o una gran colecci贸n de azulejos sevillanos y estaba justificado llamar a un especialista en esta 谩rea 芦.

El curador garantiza que en Estremoz 芦no habr谩 una cuarta parte de la colecci贸n禄. Hay n煤cleos dispersos alrededor de Bacalh么a Buddha Eden en Bombarral, en la propiedad Bacalh么a Vinhos de Azeit茫o, en el Museo Subterr谩neo Alian莽a en Sangalhos o en el Monte Palace en Funchal. 芦Se decidi贸 que era preferible mantener estos conjuntos donde ya estaban禄, explica. 鈥淟a elecci贸n de las piezas para el museo fue muy complicada, porque tuvimos que adaptarlas al edificio, que tiene muchas salas de diferentes tama帽os. Algunas piezas no encajaban y tuvieron que quedar fuera. Sobre todo, tratamos de formar grupos coherentes en habitaciones que a veces hablaban o que a veces hac铆an un gran contraste entre ellas. Fue un trabajo lento y largo 芦.

Cuando el observador le pregunt贸 sobre las piezas principales, Jos茅 Meco hizo una breve lista. A saber:

Paneles Lapa Querub铆n

Panel producido en 1968

Lo que se considera el mejor ceramista portugu茅s del siglo XX est谩 representado en el museo con un juego de azulejos de cocina, exhibidos con precisi贸n en una de las antiguas cocinas del Palacio Tocha. Querubim Lapa (1925-2016) decor贸 varias cocinas, una de ellas en 1968 en una granja que pose铆a en la regi贸n de Set煤bal. Seg煤n el curador, los cinco paneles que vinieron y ahora est谩n en exhibici贸n tienen una tendencia figurativa y est谩n inspirados libremente en la decoraci贸n de las cocinas del siglo XVIII, marcada por mensajes subliminales.

Panel de la antigua tienda TAP

Detalle de la obra dise帽ada por Frederico George

鈥淓s la obra m谩s destacada del movimiento moderno presente en la colecci贸n鈥, seg煤n Jos茅 Meco. El panel fue comprado recientemente por Berardo. Se pens贸 que habr铆a sido demolido durante una de las remodelaciones de la tienda TAP. Despu茅s de todo, estaba atrapado en ese mismo lugar y pod铆a ser recuperado. 芦Es uno de los hitos de los azulejos modernos, una de las gemas del museo禄, subraya. Fue dise帽ado por el arquitecto Frederico George y realizado en 1947 por el ceramista M谩rio Oliveira Soares en F谩brica Lusit芒nia. En las placas de arcilla roja (295 cm x 280 cm) hay una pintura de cer谩mica que representa a un hombre a caballo en movimiento din谩mico con s铆mbolos astrol贸gicos en el fondo y una esfera armilar en la esquina inferior derecha.

Payaso, por J煤lio Pomar

Panel de 1987

芦Es una pieza interesante, pero no extraordinaria, porque Pomar tiene otras muy id茅nticas禄, dice el curador. Sin embargo, Pomar es Pomar, 芦uno de los grandes artistas portugueses contempor谩neos, cuyo trabajo siempre es relevante禄, agrega. El artista pl谩stico tuvo 芦relaciones espor谩dicas, pero sorprendentes禄 con los azulejos, a partir de 1950. Este panel que presenta el museo (141 x 84,5 cm) se hizo en 1987 en la F谩brica Vi煤va Lamego y se caracteriza por el 芦efecto acentuado gr谩fico 芦de los trazos azules sueltos sobre un fondo blanco.

Conjuntos neocl谩sicos

Una de las muestras neocl谩sicas.

Uno de los paneles que componen los conjuntos neocl谩sicos es de 1802 y tiene la firma de Francisco de Paula y Oliveira. Fue producido en la Real F谩brica de Lou莽a, en Lisboa, representando a Nossa Senhora da Concei莽茫o, S茫o Jos茅 com o Menino y S茫o Mar莽al. Hay una gran diversidad de registros de fachadas neocl谩sicas en la colecci贸n Berardo, desde composiciones ornamentales hasta composiciones figurativas.

Panel Macacaria: acoso de una fortaleza

Hay ejemplos de la misma producci贸n en el Museu Nacional do Azulejo

Producido en Lisboa entre 1660 y 1670, constituye 芦una de las piezas m谩s notables禄 del museo. 芦Es una composici贸n caricaturesca, una especie de Walt Disney del siglo XVII, con animales que adoptan el comportamiento humano, incluido un par de gatos enamorados禄, describe el curador. Tiene 149 cent铆metros por 244. 芦Es una composici贸n t铆pica del per铆odo de Restauraci贸n y es parte de un grupo que estaba en la Quinta de Santo Ant贸nio da Cadriceira, cerca de Torres Verdas, y que se dispers贸 a principios del siglo XX禄. Una parte est谩 en el Museo Nacional del Azulejo.

Jos茅 Meco particip贸 en la organizaci贸n de la conocida exposici贸n. Azulejos de Lisboa, presentado por el Ayuntamiento en 1984 en Estufa Fria. Considera que este fue 芦uno de los momentos clave que en el siglo XX ayud贸 a promover el gusto por los azulejos禄 entre el p煤blico en general. 芦La relaci贸n de los portugueses con los azulejos es 铆ntima禄, dice.

Es una relaci贸n de amor que comenz贸 bien y nunca termin贸. Los grandes centros cer谩micos de finales de la Edad Media estaban ubicados en Espa帽a, especialmente en Sevilla y Valencia, donde exist铆an tradiciones 谩rabes, con t茅cnicas y maestros de la cultura isl谩mica, que siempre valoraron la cer谩mica, tanto en piezas sueltas como en arquitectura. Muchos de los territorios en Asia Menor son desiertos, no hay piedra ni madera, y esto se ha reflejado a lo largo de los siglos en el acercamiento del mundo isl谩mico a la cer谩mica y los azulejos, que luego llegaron a la Pen铆nsula Ib茅rica 鈥, explica el curador. 芦RE. Manuel anim茅 a los azulejos, pero nos lleg贸 en barco desde Espa帽a mucho antes. Siempre hemos usado azulejos con un sabor diferente al espa帽ol. Nos organizaron casi como un cat谩logo, mezclamos e hicimos composiciones libres y creativas, como se ve, por ejemplo, en la Catedral Vieja de Coimbra 芦.

Jos茅 Meco est谩 convencido de que muchas de las piezas del museo podr铆an haber salido del pa铆s si Jos茅 Berardo no las hubiera comprado, precisamente porque est谩n disponibles en el mercado y porque el Estado compra poco. 芦En este momento, el Museo Nacional del Azulejo no tiene un centavo para comprar obras, es una pena, pero es cierto禄, critica el curador.

La exposici贸n que se abre al p煤blico el 26 de julio ocupa los tres pisos de la mansi贸n y se titula 800 a帽os de historia del azulejo. Al principio ser谩 la base de una exposici贸n permanente con cambios ocasionales a lo largo del tiempo.

Manuel Rivas

Fernando Rivas. Compagino mis estudios superiores en ingenier铆a inform谩tica con colaboraciones en distintos medios digitales. Me encanta la el periodismo de investigaci贸n y disfruto elaborando contenidos de actualidad enfocados en mantener la atenci贸n del lector. Colabora con Noticias RTV de manera regular desde hace varios meses. Profesional incansable encargado de cubrir la actualidad social y de noticias del mundo. Si quieres seguirme este es mi... Perfil en Facebook:聽https://www.facebook.com/manuel.rivasgonzalez.14 Email de contacto: fernando.rivas@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *