Bastón de Opacidad



Tal vez por un milagro de la Santa Ivo – o porque el Presidente del Consejo Regional de Lisboa tenía la lealtad, la virilidad y el valor del informe – el Presidente del Colegio de Abogados finalmente admitido en el discurso de clausura de la jornada conmemorativa de las ceremonias de abogado, el que está en Portugal una Comisión de la OCDE tiene previsto liberalizar propios actos de abogados, por lo que libremente apropiados por otras profesiones.

La más importante y prestigiosa Asociación Pública Profesional, cuyo prestigio debe permanecer intacta, es gobernada, ahora, cual sociedad secreta. Nosotros, los Abogados y las Abogadas, nos enfrentamos cada día con hechos consumados, absolutamente gizamos a nuestra rebeldía, por una Orden que encontró en este modus operandi, profundamente antidemocrático, la escapatoria para su falta de vigor y de competencia. En el marco de la Ley de Lucha contra el blanqueo de capitales, en la que la Orden de los Abogados se abstuvo de tomar posición, fue así con el Reglamento Electoral, el cual a pocos meses de las elecciones, aún no se debatió con la clase, el proceso de inventario, que la Orden hace propaganda que ha de venir a conseguir tan sólo lo que le fue presentado y que el episodio triste del intercambio de comunicados con la Orden de los Notarios deja percibir el motivo por el que aún no tenemos nada nuevo y en el caso de que se trate de una de las más importantes de la historia de la humanidad, (por ejemplo, la transformación del envío gratuito de la Revista en formato papel en otra receta para la Orden), fue así con el Sistema de Acceso al Derecho y, a los Tribunales que la Orden enajenó parcialmente para los Solicitantes y permitió imponer formación obligatoria a los Abogados / as que en él participan (exigencia de formación que corresponde a las comunicaciones presentadas al último Congreso de los Abogados por los responsables en la O.A. por el camino del SADT, percibiendo ahora que lo hacían a la falsa fe, en una actitud desleal y sin la transparencia que se les imponía de comunicar a la Clase que ya sabían que tal iba a ser puesto en letra de Ley), fue así con la polémica sobre el salario de Bastonario, así fue con los despidos en catadupa en un Consejo General que es hoy un órgano no sufragado democráticamente y, por tal, de legitimidad dudosa, fue así con la dimisión de la Comisión de Derechos Humanos, fue así con el cobro de "Boletos" a algunos / pero Abogados / as, por los visados, indeseados, que quisieron participar en el último Congreso.

¡Ha sido siempre así, con todo!



La Orden se desmultiplica en bastonatos de proximidad, que de lo que se constata no sirven propósito estatuario alguno, a no ser el de intentar encubrir su inacción, con el manto diáfano de fantasía, como si no fuera perceptible para todos y para todas estamos pagando la campaña electoral – encapotada – del señor Bastonario, que ya ha anunciado que se volver a marcar, al escalofrío de lo que anunció in illo tempore (que sólo cumplía un único mandato) así como la de los dirigentes que éste "protege" – también consabidamente recandidatos – pero siempre sin la transparencia que se impone de declarar.

A fin de concluir un trienio, que se desarrolló bajo la égida del conflicto de intereses, en el que el Bastonario del Colegio de Abogados no logró liberar amarras de su papel de oposición -utilizando ahora los medios de la Orden para ello- se convirtió es evidente que su proyecto se ha agotado en la elección: se ha preparado para ser elegido, pero no para gobernar. Se prepara ahora para intentar reelegirse, cuando ya ha demostrado que no sabe gobernar.

Se asiste a un divorcio, asustadizo y sin precedentes históricos, entre la Orden y los / as Abogados / as. En realidad, estos no son oídos, ni escuchados, para nada, ni sobre nada. Y por eso, preparan, en el mismo mandato, de forma inédita, la segunda protesta para reivindicar en causa propia, el pago de honorarios justos por su desempeño en el Sistema de Acceso al Derecho y los Tribunales, lo que es bien demostrativo de la inoperancia de la actual dirección del Colegio de Abogados.

Y todo esto antes de que un silencioso y retarda bastonário (por lo que escribió el poeta inmortal, que por nuestra desgracia, tan seguro, es decir, con respecto a los destinos de la Ley portugués!) Que no sabían, o saber, cuidar de la profesión y se logró en apenas dos años dar pasos amplios para la banalización y destrucción de una profesión que tiene dignidad constitucional y reconocido interés público y es imprescindible para el funcionamiento del Estado de Derecho democrático, pero cuyos representantes nacionales elegidos, no supieron estar a la altura de prestigiar.


Ana Gomez

Ana Gómez. Nací en Asturias pero llevo varios años afincada en Madrid. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los sucesos económicos, financieros y políticos. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir los sucesos de interés general, tanto económicos como políticos y sociales. Editora experta y colaborara destacada en distintos noticieros online. Mi Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/ana.gomez.029 Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *