Ayer y hoy la Argentina se reencuentra en el cine





¬ęEl Robo del Siglo¬Ľ de Ariel Winograd (el robo del siglo) ha sido el fen√≥meno cinematogr√°fico del verano argentino, compitiendo estrechamente en la taquilla con ¬ęStar Wars¬Ľ y otros ¬ę√©xitos de taquilla¬Ľ. La pel√≠cula, que cuenta una historia real y algo ficticia, sobre el robo a un banco en Buenos Aires en 2006, ya posee un r√©cord nacional en su primer fin de semana, con m√°s de 400,000 boletos vendidos en solo cuatro d√≠as.





El 13 de enero de 2006, una sucursal del Banco Río, en el exclusivo barrio de San Isidro, fue asaltada por seis hombres que usaban pistolas de juguete. Tomaron 23 rehenes y tomaron más de $ 20 millones en efectivo, oro y joyas. De estos, hasta la fecha, se han recuperado poco más de un millón. Aunque cinco de los asaltantes fueron arrestados, todos fueron liberados en poco tiempo, y solo uno de ellos fue localizado.

La pel√≠cula est√° protagonizada por el d√ļo de actores Guillermo Francella (de ¬ęO Cl√£¬Ľ) y Diego Peretti (de ¬ęTiempo de Valientes¬Ľ). Ambos reviven lo que ya es un cl√°sico en el cine argentino contempor√°neo: las asociaciones de g√°ngsters en las que hay mucha travesura, camarader√≠a e inteligencia. Lo mismo ya se ha visto en ¬ęNove Rainhas¬Ľ (desde 2000, con Ricardo Dar√≠n y Gast√≥n Pauls), y tambi√©n hay algo sobre el personaje que el propio Peretti hizo en la serie ¬ęLos Simuladores¬Ľ (2002, disponible en Netflix), en la que cuatro bribones inteligentes establecen emboscadas para vengar a las personas consideradas ¬ęagraviadas¬Ľ.

Francella interpreta a un ladr√≥n uruguayo muy experimentado, Mario Vitette Sellanes, quien hoy en d√≠a, libre de toda condena, vive en Montevideo, donde tiene una joyer√≠a, dando un toque extra al surrealismo de toda la historia, tanto ficticia como real. Mario es el que tiene experiencia y dinero para la empresa, y que tambi√©n humilla a sus compa√Īeros por sus excentricidades y sabidur√≠a. Peretti vive Fernando Araujo, considerado el arquitecto del plan. Siempre en un ¬ęestado de cannabis¬Ľ, como √©l mismo define, idealiza creativamente el asalto.

Después de estudiar la sucursal del banco, concluye que su seguridad está preparada tanto para robos bancarios como para el robo de la caja fuerte, pero no para que ambos ocurran al mismo tiempo. Este es el plan que pusieron en marcha, utilizando el sistema de alcantarillado local para drenar el producto del robo y luego escapar.

Las mejores interpretaciones son, con mucho, las de Francella, especialmente cuando está ahorrando tiempo, hablando con el negociador de la policía, mientras sus colegas vacían la caja fuerte, y Peretti, que parece natural en el papel del bandido esotérico y creativo.





Al igual que ¬ęLa Odisea de los Giles¬Ľ, que acaba de ganar un premio Goya, el cine principal en el mundo hispano, ¬ęEl Robo del Siglo¬Ľ tambi√©n hace que la Argentina de ayer se encuentre con la Argentina de hoy. La crisis permanente est√° all√≠ _ en 2006, el pa√≠s todav√≠a se estaba recuperando del trauma del ¬ęcorralito¬Ľ y la sobrevaluaci√≥n del peso_, la desconfianza o incluso el odio de las instituciones bancarias que se extendieron por la sociedad despu√©s de 2001, la polarizaci√≥n social y los marginados por sistema usan su ingenio para sobrevivir. Algo que aqu√≠ se llama ¬ęCriolla viveza¬Ľ y que en Brasil ser√≠a el corresponsal del ¬ęembaucador¬Ľ.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *