Aventuras de la "traquista"





Supongo estar asistiendo a una de las mayores escenificaciones pol√≠tico-medi√°ticas de los √ļltimos a√Īos con la activ√≠sima colaboraci√≥n de esa verdadera geringonza que une al Gobierno (y sus m√ļltiples "spins" informativos) y buena parte de la comunicaci√≥n social y de sus opinantes.





No me acuerdo de haber le√≠do o escuchado sobre la "crisis del despido del Gobierno" cualquier texto de opini√≥n, editorial o "chat" radio-televisivo que no concluya invariablemente de la misma forma "Bravo Ant√≥nio Costa!", Como de forma pat√©tica Vicente Jorge Silva sintetiz√≥ en el "P√ļblico". Seg√ļn la ley, la decisi√≥n de Ant√≥nio Costa pretend√≠a anticipar las elecciones para julio, invertir la tendencia declinante del PS en las europeas y colocar la "derecha" a la idea de gasto. Pero, para obtener estas aparentes ventajas, la trama deber√≠a ser consistente y los efectos duraderos. En no siendo, la estrategia corre el riesgo de sucumbir.

Como ya muchos entendieron, no hay un pingo de sentido de Estado o de responsabilidad pol√≠tico-econ√≥mica en la decisi√≥n del PS. Es todo del dominio de la "t√°ctica pol√≠tica" y as√≠ debe ser analizado. Veamos pues c√≥mo la tal "t√°ctica" s√≥lo pod√≠a dar el resultado que dio, o sea una mano llena de nada y otra de nada. Y probablemente girarse contra los "aprendices de hechiceros" …

Aunque la manifiesta incompetencia como el asunto de la recuperación del tiempo de los profesores fue tratado en la AR por todos, pero en particular por el PSD y los CDS, la verdad es que esa incompetencia anuló buena parte de los efectos pretendidos por el primer ministro.

Me explico mejor. El texto que habr√° sido aprobado por la "traquista" – todos menos el PS, en la feliz expresi√≥n de Carlos Vaz Marques – es confuso en sus contornos finales y en las intenciones de los distintos partidos. Es decir, lo que se sabe (en el momento en que escribo este texto) es que habr√° consenso para consagrar la reposici√≥n de los derechos de progresi√≥n en la carrera de los profesores y sus retroactivos salariales durante nueve a√Īos (y tal), pero no hubo acuerdo sobre de cuando y c√≥mo se har√≠a.

En ese confuso contexto, Río y Cristas vinieron ahora a decir que la versión final del diploma no contará con el apoyo del PSD y CDS. Como el texto final no contemplará esa limitación de que el pago íntegro de los retroactivos depende de la evolución económica del país (porque PCP, BE y el propio PS, coherentemente, a eso se opusieron), PSD y CDS estarán a gusto para votar en contra y chumbar la norma en el acto final. Costa dejará de poder utilizar el argumento para dimitir y todo quedará en la misma (o quizás peor para las expectativas de los profesores).

Al final s√≥lo quedar√° la sensaci√≥n de una crisis artificial. M√°s artificial a√ļn si recordamos que en el 2017 el grupo parlamentario del PS vot√≥ favorablemente una resoluci√≥n en la que recomendaba al Gobierno el conteo integral del tiempo de servicio de todos los funcionarios p√ļblicos (y por lo tanto de los profesores), y en esa ocasi√≥n PSD y CDS abstenido. Es claro que cuando se pluma la norma, el coro de "hacedores de opini√≥n" que se deshacen para decir cada uno m√°s alto que el otro que nuestro primero es un "genio de la pol√≠tica" y que "sabe m√°s a dormir que todos los otros acordados ", sostendr√°n que R√≠o y Cristas son intercambio-pinturas y dar lo dicho por lo no dicho.





Pero un m√≥dico de verdad no autoriza tal conclusi√≥n: aunque la posici√≥n de R√≠o, en concreto, pueda ser criticada, entre otras razones por contrariar la l√≥gica de contenci√≥n y rigor presupuestario de Pasos Coelho (y yo comparto este punto de vista), el es cierto que el presidente del PSD ha estado desde hace meses diciendo que los profesores tienen derechos (de nueve a√Īos y tal) que deben ser formalmente consagrados y efectivamente resarcidos … cuando haya condiciones econ√≥micas para ello (y ahora para los dem√°s funcionarios en las mismas condiciones ). En esta historia se reconoce que PSD y CDS tampoco salen bien, pero la iniciativa t√°ctica es del Gobierno y no de la Oposici√≥n.

La verdad es que un gobierno que no se cierra cuando murieron en los incendios de más de cien portugués, no renunció después de que el lío de Tancos, sólo puede utilizar la renuncia fuera de su contexto constitucional y exacta para ganancias políticas y electorales. Pero incluso para ello sería necesario un poco más de perspicacia y sobre todo que la trama que fundamentó el movimiento "táctico" resistiera a la prueba de los hechos, lo que no sucede.

El autor escribe de acuerdo con la antigua ortografía.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *