Avante, camaradas y camaradas





A finales de octubre, antes de tomar un vuelo en el aeropuerto de San Diego, necesitaba usar los lavabos. En la antig√ľedad, √©sta era una actividad lineal: una persona entraba en el compartimiento dedicado a su sexo, hac√≠a lo que ten√≠a que hacer y estaba despachada. Afortunadamente, tales simplismos tienden a acabar. En San Diego hab√≠a tres compartimentos, uno para se√Īoras, uno para caballeros y un tercero dedicado, paso a citar, a "todos los g√©neros". Y a√Īad√≠a el cartel: "Cualquiera puede usar este cuarto de ba√Īo, independientemente de la identidad o expresi√≥n de g√©nero". El cartel era ilustrado con cuatro mu√Īecos, el primero tra√≠a falda, el segundo tra√≠a pantalones (o se mostraba desnudo, el grafismo no primaba por la claridad), el tercero tra√≠a una sola falda en la pierna y la habitaci√≥n parec√≠a un ni√Īo, aunque pudiera ser un ni√Īo enano. De repente, la actividad en cuesti√≥n perdi√≥ la antigua espontaneidad y se transform√≥ en una elecci√≥n complicada. Siendo hombre, deb√≠a usar la zona de los hombres o la de "todos los g√©neros"? Y la zona "todos los g√©neros", perfeccionamiento de la ancestral "unisexo", no anula las restantes, cuyo espacio pod√≠a ser aprovechado para un nuevo Starbucks? Y los ni√Īos, no tienen sexo (vade retro)? Me encontr√© en estas divagaciones cuando la naturaleza, esa construcci√≥n social, me record√≥ de los motivos que me llevaron all√≠. "Segu√≠ la opci√≥n conservadora, pero, radiante con los avances civilizadores, me qued√© a media hora siguiente a contemplar, a lo lejos, la puerta de los lavabos" inclusivos ", esperando encontrar una fila de" cross-dressers ", mujeres barbudas, , que se estrenar√° en el mes de mayo. En un aeropuerto internacional repleto, no entr√≥ all√≠ nadie. Mera coincidencia. En el mundo desarrollado, pronto cualquier lavabo p√ļblico tendr√° una sala para cada letra del acr√≥nimo LGBTQI% ORN # F * AP +.





La introducci√≥n anterior sirve dos prop√≥sitos: a) sugerir que soy un tipo viajado; b) lamentar que, en el mundo de retraso, le√≠do en Portugal, un busto peque√Īo esc√°ndalo despu√©s de que un miembro de la SER se atreven a a√Īadir "camarados" a "compa√Īeros" y luego firmar un art√≠culo en "P√ļblico" para justificar la verg√ľenza . Es decir, en lo que toca a abolir el p√©rfido "binarismo de g√©nero", por aqu√≠ todav√≠a vamos en el estado embrionario. Por aqu√≠, todav√≠a se busca "afirmar" a las mujeres (las "camaradas") contra lo que el diputado Pedro Filipe Soares define, y bien, por "modelo patriarcal y machista de sociedad" (los "camaradas"). Sobre las innumerables identidades y los innumerables g√©neros que faltan, ni una palabra.

Y hay palabras que dar con un palo (en la cabeza de los reaccionarios). En el ingl√©s, los "activistas" heroicos y semi-alfabetizados que finalizaron "history" con "herstory", ahora luchan para sustituir los pronombres masculinos y femeninos (he, him, she, her, etc.) por pronombres no discriminatorios como "ze "Hir", "xe", "xem", "xir", "hy", "hym", "hys", etc. Adem√°s de la destrucci√≥n de la gram√°tica, que es fascista, esto facilita enormemente la convivencia, aunque el ideal era la / la persona / el decidir el pronombre que le conviene (para m√≠, arriesgar√≠a un "t? √á"). Por supuesto, la ausencia de distinci√≥n de g√©nero en los sustantivos ingleses favorece el avance de los anglosajones en la materia. En portugu√©s, nos enfrentamos a la necesidad de modificar la ley y mazo, miles de palabras con el fin de hacerlos "inclusivo" ( "compa√Īero / camarado" -? O camarady, "leninista / leninisto" – o leninista ¬© , "Chalupa / chalupo" – o chalupx?). En la lengua y en todo, la "inclusi√≥n" es un concepto esencial.

¬ŅPor qu√©? Ahora bien, porque somos todos iguales, y es ofensivo no respetar la igualdad. Entonces, ¬Ņpor qu√© las pol√≠ticas "identitarias" dividen a la poblaci√≥n en decenas de "minor√≠as" y grupos? Porque la divisi√≥n en clases no funcion√≥ y porque somos todos diferentes, y es ofensivo no respetar la diferencia. La "ofensa", que viene del "abuso" y provoca el "sufrimiento", es otro concepto basilar. Promover a una mujer a la cabeza sin llamar "chefa" es un abuso, que ofende a la se√Īora, la hace sufrir y, en pocos d√≠as, conduce invariablemente al suicidio. La id√©ntica tragedia se da con el / la mozo / a de g√©nero fluido que no dispone de un ba√Īo fluido, o con el candidato negro, perd√≥n, negro, perd√≥n, afro-en alg√ļn lugar a quien no se ofrecen cuotas de acceso a la universidad a t√≠tulo de reparaci√≥n de la esclavitud: abuso, ofensa, sufrimiento, pulsos cortados. Aunque muchas mujeres, gays o negros no concuerdan, sus auto-designados portavoces no permiten dudas: en las sociedades "patriarcales y machistas", todo el mundo es v√≠ctima. Todo el mundo, excepto los hombres, blancos y broncos y heterosexuales, que son culpables.

A fin de cuentas, cuesta algo estrafegar la lengua y las costumbres por decreto para implementar la cartilla moral del activismo "identitario"? Salvo por la subyugación a fanáticos, no cuesta nada. Como recuerdan los sacerdotes de la causa, basta un bocadito de tolerancia, empatía, gentileza Рy es por eso que los sacerdotes odian de muerte a los infieles. Seamos tolerantes: odiamos con ellos. Es facílimo, ya que no requiere inteligencia, rigor, conocimientos especiales o la mínima noción de la realidad y del ridículo. Avante, camaradas y camaradas, el progreso nos espera. Y la progresa también.





Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *