Aumenta la ocupación de tierras durante la pandemia en Argentina





Un grupo de representantes de organizaciones de derechos humanos ha estado intentando un último recurso con el gobierno de la provincia de Buenos Aires para evitar el desalojo masivo de más de 2.500 familias de un área de 100 hectáreas este jueves (1 °).





La mega-vacante sigue una orden judicial, tras la denuncia de los verdaderos dueños del terreno, que se encuentra en la ciudad de Guernica y fue ocupado en julio.

Entre los líderes que participan en el esfuerzo final se encuentran la representante de las Madres de Praça de Maio, Nora Cortiñas, y el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel.

Los líderes políticos también llegaron al campamento para negociar una salida pacífica del territorio, pero tuvieron que irse después de los enfrentamientos.

El caso ejemplifica una situación que se ha agravado en el país durante la pandemia: la ocupación de tierras y propiedades vacías.

«La falta de recursos y puestos de trabajo para los trabajadores informales les impide pagar las rentas en las que vivían. Por eso, han estado cayendo en el marco de grupos criminales que invaden territorios y luego revenden terrenos que no son de su propiedad, a través de contratos que no son legalmente válidos «, dice el hoja el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni.

Lo mismo ha sucedido en otras provincias del país. Además de Buenos Aires, hay ocupaciones de propiedades rurales y urbanas en balnearios, en regiones de la Patagonia, como El Bolsón y Bariloche.





Mientras que en la provincia de Buenos Aires la ocupación es liderada por grupos criminales, en el sur el tema involucra una disputa política.

En estos actos participan grupos armados, que representan a sectores de la comunidad indígena mapuche, que durante décadas han tenido una disputa con los gobiernos de Argentina y Chile y reclaman la autonomía sobre el territorio que ocupaban antes de la llegada de los españoles.

“En la provincia de Buenos Aires la acción es sólo criminal. La ocupación comienza con la llegada, en la madrugada, de grupos armados. Delimitan el territorio tomado, destruyen plantaciones o ganado, dividen la tierra en rodajas delimitadas por trozos de madera. y cuerdas, y vendérselas a los pobres que perdieron sus casas ”, dice la abogada Florencia Arietto. «Estas personas no lo saben, pero son cómplices de un crimen».

Claudia Flores, de 31 años, es una de ellas. «Vivía en una casa alquilada en Quilmes [na província de Buenos Aires], pero llegó la pandemia y perdí mi trabajo de limpieza. Tenía que buscar un lugar donde vivir, me enteré de este asentamiento y vine con mis dos hijos. [de 8 e 3 anos]», cuenta.

Mientras habla con hoja, arregla el techo improvisado de su casa, hecho de lona. Dentro de la pequeña casa que montaste hay una estufa portátil y dos colchones. «Aquí hace calor durante el día, porque el sol es fuerte y no hay sombra. Pero de noche nos morimos de frío, necesitamos más mantas», dice.

A pocos metros se encuentra la casa de Sebastian Ferréz, 44 años, desempleado. “Solía ​​trabajar como electricista, asistente de construcción. Cuando todo se detuvo con la cuarentena, tuve que salir de la habitación que estaba alquilando, porque no tenía forma de pagar. Algunos conocidos venían aquí y hacían autostop”, dice.

«Pagué por esta tierra, ahora la policía dice que el documento de propiedad no es válido, que la tierra pertenece a otra persona. El gobierno necesita arreglar esto. Sé que nos van a sacar de aquí. Pero hay planes sobre qué hacer». con nosotros? ¿No es deber del gobierno darnos una vivienda digna? «

Los residentes de Guernica dicen que temen la violencia. Sara (que no quiso dar su apellido), tiene una pequeña granja con huerto y gallinas. «Escucho disparos por la noche, hay otros residentes tratando de mantener alejados a los que entran a nuestras casas en busca de comida, animales. No podemos vivir con miedo. Nuestras familias han estado aquí durante décadas. Siento pena por estas personas que llegaron ahora, pero no pueden ser aquí «, dice.

El gobernador provincial, el peronista Axel Kicillof, dijo que las personas desalojadas serán reubicadas en sus distritos de origen, pero aún tiene que ofrecer un plan para eso. El gobierno está pidiendo más tiempo para la justicia y este jueves no se lleva a cabo el desalojo, como se determinó.

Kicillof dice que buscará una salida negociada de las familias hasta el último minuto para evitar un episodio de violencia.

“La opción de dejarlos quedarse, que es lo que piden las organizaciones de derechos humanos, sentaría un terrible precedente para otros lugares del país. La ocupación de tierras estaría justificada en todo el territorio. Antes, es necesario acabar con el crimen , luego piense en políticas públicas que eviten que las familias pobres caigan en la conversación de los grupos criminales ”, dice Arietto.

En Guernica, hay líderes de movimientos sociales que argumentan que la gente no cede al desalojo. «No debes irte sin que el gobierno dé garantías a dónde debe ir la gente», dice Horacio Perón, de Polo Obrero.

Los líderes cuentan con el respaldo de un decreto del presidente Alberto Fernández que impide que los inquilinos sean desalojados por no pagar el alquiler durante la pandemia.

“Salvo que esto es muy diferente a defender una ocupación ilegal de un terreno. No puede haber desalojo, por decreto, de quienes ya están en una propiedad y no pueden pagar. Esto es una cosa, una medida de emergencia que es muy consistente. no es para los que ocupan criminalmente un lugar ”, dice Arietto.

Las personas que están en el campamento y que afirman haber sido expulsadas de los lugares donde vivían antes tenían contratos informales, por lo que los propietarios no tenían ninguna razón legal para seguir el decreto presidencial.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *