Ataque aéreo en Gaza mata al hijo de un periodista que había perdido a cuatro familiares





Dos periodistas palestinos murieron en un ataque aéreo en la Franja de Gaza cometido por Israel en Rafah, en el sur del territorio, según informó este domingo (7) el Ministerio de Salud local, controlado por Hamás.





Mustafa Thuria, camarógrafo independiente que trabajaba para la AFP desde 2019, y Hamza Wael Dahdouh, reportero del canal Al Jazeera, murieron mientras viajaban en un vehículo, informaron el ministerio y los equipos de rescate.

El padre de Hamza, Wael Dahdouh, editor en jefe de la oficina de Al Jazeera en la Franja de Gaza, resultó herido recientemente en un atentado. Ya había perdido a otros dos hijos, a su esposa y a un nieto en otro ataque en las primeras semanas de la guerra.

Un vídeo publicado en un canal de YouTube vinculado a Al Jazeera muestra a Dahdouh llorando junto al cuerpo de su hijo y tomándole la mano. Posteriormente, tras el entierro, dijo en declaraciones televisadas que los periodistas en Gaza seguirían haciendo su trabajo.

«A Hamza y a todos los mártires les digo que permaneceremos fieles. Este es el camino que hemos elegido conscientemente. Hemos ofrecido mucho, hemos ofrecido mucha sangre, ya que este es nuestro destino. Continuaremos». dijo el padre en Rafah, en el sur del territorio. «Hamza no era parte de mí. Lo era todo para mí».

Desde el inicio de la guerra entre Israel y Hamás hasta el 31 de diciembre, al menos 77 periodistas y trabajadores de la prensa han muerto, según el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), con sede en Nueva York: 70 palestinos, 4 israelíes y 3 libaneses.





Antes de finalizar el año, a principios de diciembre, la base de datos del comité mostraba que 60 periodistas habían muerto en medio del conflicto, lo que, en ese momento, convertía la guerra en curso en la que más profesionales de la prensa muere en la región. .los últimos 30 años.

A modo de comparación, desde 1992, año en que el CPJ comenzó su estudio en todo el mundo, hasta antes de que estallara el conflicto actual, 25 periodistas habían sido asesinados en la región.

La oficina de prensa del gobierno de Gaza controlado por Hamás dice que las dos muertes de este fin de semana elevan a 109 su propio recuento de periodistas asesinados por Israel en Gaza.

A principios de noviembre, la ONG Reporteros sin Fronteras formalizó una denuncia ante la Corte Penal Internacional (CPI), con sede en La Haya, pidiendo a su personal técnico que valorara como crímenes de guerra la muerte de al menos ocho periodistas palestinos y un israelí desde el comienzo del conflicto actual.

La organización justifica que los ataques contra periodistas palestinos corresponden a lo que el derecho internacional humanitario considera crímenes de guerra porque, aunque estaban dirigidos contra objetivos militares legítimos, como afirma Tel Aviv, causaron daños excesivos y desproporcionados a la población civil.

La situación en Oriente Medio sigue inflamada en la primera semana del año, en medio de reuniones entre la diplomacia occidental y los líderes locales en un intento de reducir la temperatura del conflicto.

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, y el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, están de gira por la región; Blinken se reunió con el líder turco, Recep Tayyip Erdogan, este sábado y con el rey Abdullah de Jordania este domingo, y tiene previstas reuniones en Qatar, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita, Egipto, Israel y Cisjordania.

El viaje del responsable de la diplomacia de Washington es un intento más de aliviar las tensiones en la región, quizás en su punto más alto tras los primeros días del conflicto entre Israel y Hamás después de que el grupo terrorista dejara alrededor de 1.200 muertos en su ofensiva en Territorio israelí el 7 de octubre.

Uno de los principales lugares del actual fermento es la frontera entre Israel y Líbano, donde Tel Aviv intercambia diariamente disparos y cohetes con Hezbollah, un grupo chiita libanés apoyado por Irán y parte del «Eje de Resistencia», nombre dado por Teherán a la alianza antiisraelí, que lidera y depende de Siria y de grupos como los rebeldes hutíes en Yemen.

El martes (2), Israel mató a Saleh al-Arouri, número dos del ala política de Hamás, en un ataque con drones en el sur de Beirut, territorio controlado por Hezbolá. El grupo chiita juró venganza y el primer ministro libanés, Najib Mikati, condenó la explosión y dijo que Tel Aviv estaba tratando de arrastrar al Líbano a una guerra contra los palestinos.

Este domingo, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, amenazó a Hezbolá si el grupo libanés aumenta la escala de sus acciones en la frontera. «Sugiero que Hezbollah aprenda lo que Hamás ya ha aprendido en los últimos meses: ningún terrorista es inmune. Estamos decididos a proteger a nuestros ciudadanos y devolver a casa a los evacuados de sus hogares en el norte. [fronteira com o Líbano]», afirmó Bibi, como se conoce al primer ministro. «Si podemos, lo haremos por medios diplomáticos; si no, actuaremos por otros medios”.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *