Asambleas generales telem√°ticas: ¬Ņregreso al futuro?





La pandemia que enfrentamos lleg√≥ a imponer un ¬ędesapego social¬Ľ y un encierro general, cuyo impacto se siente en todas las √°reas de nuestra vida. Tambi√©n en el ¬ęgobierno corporativo¬Ľ, la pandemia tiene repercusiones directas y apremiantes, entre muchas otras, en el funcionamiento de las asambleas generales que en esta √©poca del a√Īo ocurren en la abrumadora mayor√≠a de las sociedades portuguesas.





Entre las recomendaciones y las imposiciones de vivir con ‚Äúdistancia social‚ÄĚ y confinadas en la medida de lo posible, estaba claro para todos que la celebraci√≥n de reuniones generales anuales no pod√≠a realizarse de la manera tradicional. Como una forma de superar estas dificultades y permitir que la vida de las sociedades no se detenga, hemos asistido a varias reuniones generales exclusivamente por medios telem√°ticos.

Este formato de reuniones generales, a pesar de haber sido previsto en nuestro sistema legal desde 2006, prácticamente no tiene aplicación práctica entre nosotros hasta ahora.

Esta ¬ęnueva pr√°ctica¬Ľ oblig√≥ a los agentes a reinventar reglas y procedimientos, formas de interacci√≥n y discusi√≥n en el contexto corporativo. Como con todos los cambios en la vida, hay riesgos a considerar, oportunidades que se generan y temores que se crean.

Algunos de los riesgos que la ley busca mitigar, pero otros que solo la práctica, experiencia y diligencia de los agentes resolverán. Por ejemplo, a nivel legal, la celebración de reuniones generales a través de medios telemáticos presupone que la empresa garantiza la autenticidad de las declaraciones, la seguridad de las comunicaciones y procede con el registro del contenido y de las partes interesadas.

Adem√°s de garantizar el cumplimiento de estos requisitos, tambi√©n es esencial que las propias empresas implementen mecanismos apropiados para la participaci√≥n de los accionistas en este tipo de reuniones; el ejercicio de su derecho de voto en ese contexto; y para garantizar el ejercicio pleno del ¬ęderecho de informaci√≥n¬Ľ por parte de los socios.

M√°s all√° de la estricta perspectiva legal, es esencial que en cada empresa haya un conjunto de reglas y procedimientos que generen confianza en sus socios. Solo mitigando los riesgos se pueden mejorar las oportunidades generadas por las reuniones generales ¬ęremotas¬Ľ, que son m√ļltiples.





Desde el principio, la ventaja de permitir que la vida corporativa sea m√°s √°gil y no se detenga incluso en tiempos de pandemia, lo cual es fundamental porque hay varios compromisos de enorme relevancia para la vida de las empresas que dependen de las deliberaciones en el momento de los socios. Por ejemplo, la aprobaci√≥n de las cuentas anuales para el 31 de marzo es esencial para muchas empresas, bajo pena de incumplimiento de los contratos de financiaci√≥n u otros contratos similares (que la moratoria excepcional prevista para este a√Īo no resuelve).

Las asambleas generales telemáticas también tienen el potencial de mejorar la participación de los socios y, por lo tanto, permiten un aumento deseable de su participación en la vida de las empresas. De hecho, la participación de los socios en una asamblea realizada por medios telemáticos es sustancialmente menos costosa para ellos que la realizada en términos tradicionales, a solo dos o tres clics de distancia.

Sin embargo, los temores que se crean con el uso de medios telem√°ticos no deben descartarse. La inmaterialidad subyacente a los medios telem√°ticos siempre causa una dosis de incomodidad en los involucrados, ya que estamos tentados a ¬ęver y creer¬Ľ como Santo Tom√©.

Del mismo modo, la forma en que operan las asambleas sin interacci√≥n personal y directa, en la que alguien puede sacarnos de la ¬ęsala¬Ľ sin nada que podamos hacer (al menos de inmediato) y / o ceder o tomar la palabra sin que podamos hacerlo. cuestionar directamente, tambi√©n son temas que generan dudas y miedos naturales.

En este contexto, la figura del ¬ęPresidente de la Junta de la Junta General¬Ľ puede ser un factor cr√≠tico en la comodidad y seguridad de los involucrados. Ser√° en la credibilidad, la firmeza, la independencia, el conocimiento y la equidad de esta figura central de las asambleas generales que los socios podr√°n apoyar sus temores, ya que esto debe garantizar a todos que las reuniones se llevan a cabo regularmente y en pleno respeto de los derechos de los miembros, en particular, derechos de participaci√≥n, votaci√≥n e informaci√≥n.

Al tener en cuenta los riesgos, las oportunidades y los temores que representan estas soluciones para la vida de las empresas y sus socios, ser√° interesante monitorear si esto regresa a un ¬ęfuturo¬Ľ que el legislador y el gobierno corporativo echar√° ra√≠ces en nuestra pr√°ctica corporativa.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *