Argentina demanda a más de 6,000 personas por violación de cuarentena





Argentina está encerrada. Desde el día 20, no son solo los extranjeros quienes no pueden ingresar al país debido a la pandemia de coronavirus. Ahora, la medida incluye a los propios argentinos, y hay más de 20,000 en el extranjero que desean regresar, además de los residentes de otras nacionalidades.





Y dentro del pa√≠s, las restricciones, as√≠ como los castigos, son severos. En total, seg√ļn cifras del Ministerio de Seguridad, se espera que 6.191 personas respondan a los enjuiciamientos por violar la cuarentena y la salud p√ļblica. Otras 201.913 personas fueron devueltas por confinamiento obligatorio.

Además, desde el comienzo de las nuevas reglas, también se retuvieron 206 mil vehículos que circulaban sin autorización.

Las principales preocupaciones de quienes viajan mucho por las carreteras, por negocios, por placer o por necesidades familiares, son superar el infierno burocr√°tico y las largas esperas en los puntos de control para poder ir de un municipio a otro.

Las decisiones no fueron tomadas por el Congreso, sino por decreto del presidente Alberto Fernández. El nivel de rechazo de las medidas, por ahora, es bajo, pero hay líderes de la oposición, como el ex presidente Mauricio Macri, que clasifican las medidas como absurdos constitucionales, como eliminar los vuelos de repatriación para los que están fuera del país.

El informe de Hoja Visité uno de los peajes en la carretera Panamericana, una de las rutas de entrada y salida en Buenos Aires y a través de la cual es posible acceder a varios lugares importantes en el interior del país.

La carretera est√° conectada, por ejemplo, a la carretera que conduce a Rosario y su puerto, esencial para las exportaciones.





Los peajes se dividen en filas. En dos de ellos pasan los camiones encargados de transportar alimentos, medicamentos y combustible, que, por lo tanto, se mueven r√°pida y f√°cilmente.

Los dos más complicados son aquellos en los que viajan ciudadanos comunes que, a través de citas laborales, familiares o médicas, tienen que pasar.

Quienes encajan en estas situaciones necesitan una conducta segura, que debe presentarse junto con una identificación. Los autos se detienen uno por uno y se examinan los documentos. Aunque la conducta segura se obtiene a través de Internet, la policía vuelve a verificar los datos y puede rechazarlos.

Los que no pagan peajes tienen tres destinos. En el caso más simple, se impide que las personas pasen y se las obliga a darse la vuelta. Otros pueden confiscar su automóvil hasta que se entregue la documentación adicional requerida.

El √ļltimo y m√°s severo castigo es el arresto del conductor, su derivaci√≥n a una estaci√≥n de polic√≠a, donde puede recibir una advertencia formal o ser procesado por poner en peligro la salud p√ļblica, un art√≠culo cuya sentencia es de entre 2 y 15 a√Īos de prisi√≥n.

Hay casos que se han vuelto m√°s populares, como el de un argentino de 21 a√Īos que regres√≥ de Europa a trav√©s de Uruguay. All√≠, fue diagnosticado con Covid-19.

Aun así, decidió regresar a su hogar en Buenos Aires en bote. Estaba enfermo en el cruce. El médico de turno a bordo se sorprendió por la fiebre alta y la tos, y terminó confesando que tenía un coronavirus.

Recién llegado al puerto de Buenos Aires, fue detenido en un hospital para recibir atención.

Al mismo tiempo, comenzaron los procesos penales. El juez federal Luis Rodr√≠guez orden√≥ que comiencen las audiencias preliminares en los pr√≥ximos d√≠as, por teleconferencia, mientras el ni√Īo todav√≠a se est√° recuperando.

Los otros pasajeros en el bote probaron y fueron puestos en cuarentena. Ahora, después del decreto de Fernández, se detienen los barcos que unen Buenos Aires a Montevideo.

Otro caso que ha cobrado importancia es el de una madre y una hija que viven en el barrio de Villa Devoto, en la capital argentina, y que recientemente regresaron de Barcelona.

Se les hab√≠a impuesto cuarentena obligatoria. Pero la ni√Īa fue a visitar a su novio en bicicleta, y la madre fue de compras al mercado local. Los vecinos los han denunciado, y ambos est√°n ahora en la c√°rcel y en espera de juicio.

El acceso también está cerrado para aquellos que decidieron ir a la costa durante la cuarentena. La devolución es difícil y es necesario presentar el documento de conducta segura.

El jefe de gobierno en Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, miembro del partido Macri, ya anunció que las personas que tomaron esta decisión deben esperar a que finalicen las medidas de excepción antes de regresar, además de cumplir con la cuarentena. Ir a playas en la costa también está prohibido.

El gobierno de la ciudad, que tiene el estatus de Provincia, ya que es un distrito federal, tambi√©n comenz√≥ a investigar los llamados ¬ępa√≠ses¬Ľ, condominios cerrados cerca de la capital.

Aquellos que decidan poner en cuarentena all√≠ tienen acceso a piscinas, canchas de tenis y f√ļtbol. Larreta, sin embargo, dice que todos estos espacios deben estar cerrados. Es decir, se puede confinar en las casas de estos condominios de fin de semana, pero sin utilizar las √°reas libres comunes.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *