António Costa en Luanda con la agenda bilateral y portugués



António Costa parte el próximo día 16 para una visita de dos días a Angola con la convicción reiterada por ambas partes de que llegó la hora de "girar la página" y que el "molesto caso Manuel Vicente" se quedó atrás. Marcada para 17 y 18 de septiembre, al final de un proceso complejo de intento de ajuste de fechas, la visita acaba por atrapar Angola en día festivo a 17, lo que acaba por circunscribir los encuentros oficiales de alto nivel a un solo día.

La alternativa sería volver a posponer la visita, lo que ambas partes no consideraron razonable. El 17 de septiembre es el Día del Héroe Nacional, Agustín Neto, el primer Presidente de Angola. "No hay nada anormal [relativamente ao dia feriado] y vamos a aprovechar la visita para firmar algunos acuerdos destinados a extender nuestra cooperación a áreas hasta entonces vírgenes ", dijo a la fuente expresa de la Presidencia angoleña.


En Luanda, la visita se ve como "gran importancia" y testigo de esta buena fe y el buen espíritu que ambos países tienen la intención de poner en práctica en sus relaciones que viene a Portugal del Presidente de la República. La visita oficial de João Lourenço está marcada para el 23 y 24 de noviembre, dos meses sólo del traslado de António Costa a Luanda.

El primer ministro se reunirá por lo que el día de fiesta, de lunes, programa completo, se volvió principalmente a la comunidad portuguesa, junto con un almuerzo que asistirá a varios miembros del gobierno de Angola, entre ellos el Ministro de Asuntos Exteriores.

Además de la colocación de una ofrenda floral en el monumento conmemorativo de la Agostinho Neto, el día festivo se llenará de reuniones con la comunidad y los empresarios portugueses. El "plato fuerte" – el encuentro a solas y almuerzo con el Presidente João Lourenço en el Palacio de la Ciudad Alta – quedó así reservado para el día (útil) siguiente, así como la firma de los acuerdos: uno para evitar la doble imposición y otro sobre el nuevo programa estratégico de cooperación. Antes, por la mañana, se celebrará un seminario económico luso-angoleño.

Al final del día y de la rueda de prensa conjunta, António Costa saldrá de inmediato a Europa, ya que el día siguiente por la tarde tiene reunión informal del Consejo Europeo dedicado a las migraciones en Salzburgo.

Resolución de la deuda en marcha

La cuestión de la deuda (pública y privada) será sin duda uno de los temas calurosos que serán discutidos y están siendo tratados por ambas partes pero, al que se ha señalado el Expreso, es poco probable que se resuelvan de una vez. La deuda contraída por Angola asciende a los 450 millones de dólares.

"Es un proceso complejo y se está diseñando un mecanismo adecuado, lo que llevará tiempo", oyó el Expreso de fuente conocedora del proceso. Hay todo un proceso de levantamiento empresa a la empresa, además de que se desconocen aún las exigencias que el Fondo Monetario Internacional podrá venir a poner como condición de la concesión del préstamo solicitado.

"En circunstancias especiales y en relación con deudas pequeñas estamos pagando en efectivo, pero también estamos pagando la deuda con Títulos del Tesoro con una madurez de dos a siete años y haciendo compensaciones con eventuales deudas fiscales que las empresas tengan ante la Administración General "Tributaria", dijo al Expreso el ministro angoleño de Finanzas, Archer Mangueira.

Involucrado en diversos proyectos y programas, la mayoría de las empresas portuguesas con las que Angola ha contraído deudas pertenecen a la industria de la construcción. "Algunas de esas empresas incluso figuran entre las acreedoras del Estado angoleño", dijo el ministro de Finanzas

Comitiva a medida: Santos Silva, Capoulas y Centeno

La delegación siguiente Lisboa con António Costa fue diseñado en los intereses de ambos países. Además del ministro de Asuntos Exteriores y segunda figura del Gobierno, Augusto Santos Silva, le acompañarán también al ministro de Agricultura Capoulas Santos – Angola hizo saber que estaba particularmente interesada en el desarrollo de proyectos en este sector – y posiblemente el propio ministro de las Finanzas, Mário Centeno.

Alternativamente, el secretario de Estado Mourinho Félix. Los secretarios de Estado de Cooperación y de Internacionalización y el presidente de la AICEP también forman parte de la comitiva oficial.
Otro aspecto que los angoleños pretenden profundizar con esta visita es la cuestión fiscal. De acuerdo con una fuente del Ministerio de Economía de Angola, la idea es "aprovechar la experiencia técnica de los portugueses que nos ayude también a aplicar el IVA y afinar nuestra máquina de impuestos."

Quinto encuentro

Este será el quinto encuentro entre António Costa y João Lourenço, el primero de los cuales se realizará antes de que éste sea candidato a la presidencia angoleña. El futuro presidente fue recibido a título partidista en el Palacio de Ratón, por el secretario general del Partido Socialista.

Después de elegir a Juan Lourenço, los dos se reunieron en Abiyán, en noviembre de 2017, al margen de una cumbre entre la Unión Europea y la Unión Africana. Fue entonces que el término "irritante" fue utilizado por primera vez por el primer ministro portugués, para establecer la "piedra en el zapato" solo de las relaciones entre los dos países – el bloqueo legal del proceso de Manuel Vicente. El ex vicepresidente José Eduardo dos Santos fue acusado en Portugal de soborno y lavado de dinero en el contexto de la llamada 'Operación Fizz'.

Después de eso, una rueda de prensa sin precedentes en su país, el Presidente de la República considera un "delito" la forma en que la justicia portuguesa afirmó que "no confían en la Justicia de Angola", ya que Portugal había rechazado la solicitud de transferencia del proceso de Manuel Vicente Angola. João Lourenço amenazó incluso que la futura relación entre los dos países dependería del desenlace del caso.

Sólo entonces se anunció por António Costa una nueva reunión con el Presidente de Angola en Davos, diciendo esperanza de que "las relaciones entre Portugal y Angola se llevarán a cabo con toda la normalidad posible, en un contexto en el que hay un problema." El encuentro de Davos se concretó el 22 de enero, confirmándose, una vez más, que existía "una cuestión" entre los dos países, la cual, según António Costa, no dependía "ni del poder político angoleño ni del poder político de Portugal "y tenía como" consecuencia no hay visitas de alto nivel a los demás entre los respectivos países ".

El Tribunal de la Relación habría de poner fin al "irritante" al decidir, en mayo, enviar el proceso de Manuel Vicente a Angola, tal como Luanda reclamaba. La cuestión del marcado de la visita de António Costa entró así en el orden del día, lo que resultó difícil, con sucesivas informaciones de aplazamientos debido a "problemas mutuos de agenda". Sin embargo, los dos se encontraban en julio, en Cabo Verde, con ocasión de la cumbre de la CPLP.

Artículo publicado en la edición del Expreso de 8 si setiembre de 2018


Noticia publicada por...

Ana Gomez
Ana Gómez. Nací en Asturias pero llevo varios años afincada en Madrid. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los sucesos económicos, financieros y políticos. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir los sucesos de interés general, tanto económicos como políticos y sociales. Editora experta y colaborara destacada en distintos noticieros online. Mi Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/ana.gomez.029 Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Sé el primero en comentar en "António Costa en Luanda con la agenda bilateral y portugués"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*