Antidepresivos y pérdida de la libido: lo que necesitas saber





El riesgo de caída de la libido (también llamado deseo sexual) debido a la uso de medicamentos antidepresivos Es una preocupación común para los pacientes que acuden a las clínicas en busca de tratamiento para afecciones como la depresión y la ansiedad.





Es un hecho. Podemos decir que la mayoría de estos remedios están asociados con disminución del deseo sexual, pero no todos. Además, cada individuo se ve afectado de forma diferente: el famoso Cada caso es diferente.

En este contexto, tomar la experiencia de familiares o amigos como base para tomar una decisión terapéutica puede ser un error, especialmente porque no seguir un tratamiento de salud mental suele causar daños considerables, incluso en las relaciones emocionales. En caso de duda, consulte a alguien que realmente entienda el tema: un psiquiatra.

“Desafortunadamente, los antidepresivos más eficaces tienden a disminuir la libido. Pero algunas personas toman dosis altas y no presentan este efecto adverso. Además, es bueno recordar que la depresión también afecta la libido”, dice el psiquiatra Antonio Egídio Nardi, de la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ) y miembro de la Asociación Brasileña de Psiquiatría (ABP).

+Lea también: ¿Qué hacer cuando baja la libido?

Mecanismo de acción de los antidepresivos.

Pero ¿qué explica este fenómeno?

Los principales medicamentos de esta clase interfieren con el uso de sustancias llamadas neurotransmisores involucradas en los circuitos responsables de la estabilidad del estado de ánimo y las emociones en el sistema límbico, la parte emocional del cerebro.





Continúa después de la publicidad.

En este arsenal de drogas, las más destacadas son inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS)que son ampliamente utilizados debido a su seguridad y efectos adversos más leves.

El neurocirujano y neurocientífico Fernando Gomes, profesor titular de la Facultad de Medicina de la Universidad de São Paulo (SP), resume cómo actúan: “Los ISRS inhiben principalmente la recaptación del neurotransmisor serotonina, lo que aumenta su concentración en las neuronas”.

⁠Desde el punto de vista conductual, las principales funciones de la serotonina son regular el estado de ánimo, el sueño, la libido, la ansiedad y el apetito. Aunque se sabe que la depresión e incluso la acción de estos fármacos no se limitan a la serotonina, la idea es que estos fármacos, al hacerla más disponible, mejoren los síntomas y el estado de ánimo de la persona deprimida con el tiempo.

+Lea también: Qué no decirle a alguien con depresión

Sin embargo, aunque los ISRS actúan de forma más concentrada sobre la serotonina, todavía puede haber una disminución de la dopamina, relacionado con el deseo y la excitación sexual. Así que incluso ellos son capaces de reducir la libido (además de que la interferencia con circuitos tan complejos como el cerebro puede generar efectos secundarios, aunque no sepamos de dónde vienen).

El problema puede afectar a hombres y mujeres, con variaciones más allá de la falta de deseo. Para ellos, los impactos incluyen una lubricación natural reducida y una mayor dificultad para alcanzar el orgasmo. Entre los hombres se observan efectos como pérdida de erección y tiempo prolongado de eyaculación (no en vano, hay quienes utilizan estos medicamentos contra la eyaculación precoz).

Continúa después de la publicidad.

salud-medicamentos-medicamentos-pastillas-tratamiento
El tratamiento de la depresión es esencialmente medicación.Foto: Christina Victoria Craft/Unsplash/Divulgación

Uso correcto de la medicación (y dosis de paciencia)

Este efecto secundario de los antidepresivos ha sido objeto de una larga discusión, alimentada principalmente por las redes sociales.

El miedo a perder el deseo sexual llega afectar incluso la búsqueda de ayuda especializado. El psiquiatra de la UFRJ afirma que es común que los pacientes lleguen al consultorio con esa aprensión.

“Sobre todo cuando van a tomar el antidepresivo por una causa distinta a la depresión, como trastorno de pánico o migrañas. Son enfermedades en las que la libido no está comprometida y el antidepresivo puede reducirla”, explica Nardi.

Incluso hay quienes dejar de tomar el antidepresivo por su cuenta debido a la pérdida del rendimiento sexual. “En general, esto ocurre cuando el paciente mejora de la depresión. Cuando se abandona el tratamiento, vuelve la depresión”, razona Nardi.

Además, suspender el tratamiento sin la orientación de un profesional sanitario puede provocar problemas como alteraciones del sueño, temblores, cambios de humor e irritabilidad excesiva.

Continúa después de la publicidad.

+ Lea también: Descubre siete hábitos de vida que pueden prevenir la depresión

oh tratamiento de trastornos mentales requiere paciencia. A diferencia de los medicamentos para el dolor de cabeza, por ejemplo, los efectos de los antidepresivos generalmente se sienten entre dos y cuatro semanas después de su uso, y su eficacia está condicionada a la duración del tratamiento. continuidad del tratamientosegún el plazo estipulado por el psiquiatra.

La pérdida de libido que provoca la depresión

La pérdida de la libido forma parte de la lista de síntomas de la depresión y otros trastornos. Un estudio brasileño publicado en la revista Naturaleza demostró que casi el 83% de las mujeres deprimidas y el 63% de los hombres deprimidos experimentan algún tipo de disfunción sexual.

En este sentido, es esencial tratar el problema primero y luego buscar soluciones para recuperar el deseo sexual. Porque, para ser honesto, una persona con una condición psiquiátrica como ésta muchas veces ni siquiera piensa en el sexo.

“Estamos hablando de una enfermedad potencialmente grave, que puede incluso llevar a pensamientos suicidas. La libido queda totalmente en un segundo plano”, reflexiona Nardi.

Es decir, sobrevalorar el tema de la libido en este momento no suele estar acorde con los propios deseos de la persona.

Continúa después de la publicidad.

Causas de la pérdida del deseo sexual.

Comprender qué hay detrás de esta falta de voluntad es fundamental para elegir la mejor manera de abordar el problema.

La psiquiatra y sexóloga Carmita Abdo, docente de la Facultad de Medicina de la USP, afirma que la reducción del deseo sexual puede entenderse dentro de tres bases principales: físicoEl psíquico y el relacional.

“Alguien que tiene problemas sexuales por problemas como diabetes, cambios hormonales o enfermedades cardiovasculares, por ejemplo, presenta problemas físicos”, explica.

La cuestión psíquica involucra el estado de ánimo de la persona, lo que incluye la presencia y el tratamiento de enfermedades como la depresión. “Pero, a veces, la persona es perfecta en el plano físico y psíquico, pero está en un relación desgastada. Esto lleva a una disfunción relacional”, explica Carmita.

+Lea también: Las fases de una relación abusiva

¿Qué puede ayudar?

Tratar un posible trastorno mental puede ayudar a recuperar la libido. Además, la psiquiatría dispone de otros recursos para afrontar el problema.

Continúa después de la publicidad.

En la búsqueda del mejor resultado posible, los médicos pueden cambiar dosis, cambiar medicamentos o combinar compuestos ajustar el tratamiento para minimizar las diferentes reacciones adversas. Una conversación clara y empática también puede ayudar a comprender realmente los pros y los contras de seguir un determinado tratamiento, dado el contexto de esa persona.

Vale la pena recordar que el El mejor medicamento para una persona puede no serlo para otra. Por tanto, este tipo de fármaco debe consumirse. sólo con prescripción médica y seguimiento doctor.

A falta de mejora de la libido con el tratamiento del trastorno, los expertos recomiendan investigar otras causas, como problemas hormonales, enfermedades crónicas, exceso de alcohol o uso de otros medicamentos. Si esto supone un problema, siempre merece la pena buscar ayuda especializada.

Comparte este artículo a través de:
Whatsapp
Telegrama

  • Relacionado
  • BienestarLa testosterona ayuda a mantener la libido.13 oct 2016 – 06:10
  • Mente sanaEntrevista: detrás de las escenas cerebrales del deseo15 de junio de 2023 – 13:06
  • FamiliaCómo hablar con tu hijo sobre sexo29/11/2023 – 12:11 p.m.
Publicidad

Ana Gomez

Ana Gómez. Nació en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios años. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *