Anti-Ernesto, nuevo canciller tendrá que conciliar moderación con olavismo





Nunca se había celebrado tanto un discurso anodino en Itamaraty.





En otras ocasiones, las reflexivas palabras del nuevo canciller, Carlos Alberto Fran√ßa, ser√≠an vistas como obviedades diplom√°ticas. En este momento, mientras los diplom√°ticos se recuperan de una especie de estr√©s postraum√°tico tras m√°s de dos a√Īos de arrebatos ideol√≥gicos, el discurso de Francia en la Meseta fue un b√°lsamo.

Muchos todav√≠a tienen fresco en la memoria el discurso de inauguraci√≥n de su antecesor, Ernesto Ara√ļjo.

Cuando asumi√≥ el cargo el 2 de enero de 2019, el excanciller habl√≥ durante 32 minutos frente a una audiencia at√≥nita. Cant√≥ el Ave Mar√≠a en tup√≠ guaran√≠, mencion√≥ a Renato Russo, Marcel Proust y Tarc√≠sio Meira, cr√≠ticas al New York Times, reproches al ‚Äúcharco sin agua‚ÄĚ del globalismo, las ONG y el socialismo, y elogios a Olavo de Carvalho, ‚Äúel gran responsable de la inmensa transformaci√≥n que atraviesa Brasil ‚ÄĚ.

‚ÄúEl presidente Bolsonaro est√° liberando a Brasil, a trav√©s de la verdad. Tambi√©n vamos a liberar la pol√≠tica exterior brasile√Īa, vamos a liberar a Itamaraty, como prometi√≥ el presidente Bolsonaro, en su discurso de victoria ‚ÄĚ, dijo Ernesto.

El proceso de ‚Äúliberaci√≥n‚ÄĚ de Brasil e Itamaraty llev√≥ al pa√≠s a oponerse a las tres principales potencias mundiales: China, Estados Unidos (bajo Biden) y la Uni√≥n Europea.

Y el Brasil liberado, en realidad, se convirti√≥ en un paria, algo que Ernesto celebr√≥ en octubre del a√Īo pasado. ¬ęEste paria aqu√≠, este Brasil, esta pol√≠tica del pueblo brasile√Īo, ha logrado resultados. Quiz√°s sea mejor ser este paria dejado a la vista, dejado fuera, que ser un invitado al banquete en el cinismo ego√≠sta del globalistas, corruptos y semicorruptos ¬ę.





En este contexto, nada como un diplomático sin grandes estallidos retóricos y con objetivos menos etéreos.

En su breve discurso en Planalto, no se mencionó el globalismo, el comunismo, el communavirus o las narcodictorias, objetivos frecuentes del predecesor.

En cambio, el nuevo canciller se presentó como un anti-Ernesto, apostando por la diplomacia de resultados. Habló del cambio climático, algo impensable para el excanciller, que se mostró escéptico sobre el calentamiento global. En 2019, Ernesto incluso les dijo a los diplomáticos que no creía en el calentamiento global. Dijo que fue a Roma en mayo en medio de una ola de frío, lo que demostraría que las teorías sobre el cambio climático están equivocadas. La política medioambiental bolsonarista es uno de los principales obstáculos para la conclusión del acuerdo UE-Mercosur.

Francia enfatiz√≥ la necesidad de movilizaci√≥n diplom√°tica para obtener vacunas y medicamentos contra Covid-19. Otro contraste: Ernesto insinu√≥ la Organizaci√≥n Mundial del Comercio, considerada una entidad ‚Äúglobalista‚ÄĚ, y descuid√≥ la diplomacia de las vacunas.

En noviembre del a√Īo pasado, convoc√≥ a una reuni√≥n extraordinaria con el canciller indio, para discutir la nueva geopol√≠tica tras la pandemia, y no mencion√≥ el tema de las inmunizaciones. Ernesto no dijo nada sobre la vacuna Oxford / AstraZeneca fabricada por el Serum Institute en India, o la vacuna fabricada por Bharat Biotech en el pa√≠s. Se limit√≥ a decirle a su hom√≥logo, Subrahmanyam Jaishankar, que el tema de las inmunizaciones estaba demasiado politizado y critic√≥ a ‚Äúun gobernador‚ÄĚ (el de S√£o Paulo, Jo√£o Doria) por comprar ‚Äúla vacuna a los chinos‚ÄĚ y querer obligar a todos a vacunar.

Escaldado, Francia se√Īal√≥ que tendr√° m√°s tacto en su relaci√≥n con el Congreso. Despu√©s de ser aplastado en una audiencia en el Senado, Ernesto acus√≥ a la senadora Katia Abreu de presionar a los chinos en 5G. Termin√≥ defenestrado y se convirti√≥ en el chivo expiatorio de la falta de inmunizaci√≥n en el pa√≠s.

Francia, en cambio, se ofreció a ir al estado de Tocantins para encontrarse con el senador, en un gesto de deferencia.

El lunes (5), en el programa Roda Viva, el senador había manifestado que el nuevo canciller no tiene margen de error.

Su gran desafío es hacer despegar este rescate de la normalidad de la política exterior, sin resentir al patrón. Primero, Francia necesita hacer que Bolsonaro confíe en que sí, él está a cargo de la política exterior. Otros ministros ya se han vuelto locos al demostrar sus propias ideas.

Por ello, el canciller hizo varias reverencias a Bolsonaro en su discurso, destacando su subordinaci√≥n jer√°rquica al presidente. ‚ÄúComo ense√Īa el presidente Bolsonaro, los brasile√Īos quieren vacunas y quieren trabajo‚ÄĚ y ‚Äúel presidente Bolsonaro me instruy√≥ para enfrentarlas [as urg√™ncias]‚ÄĚFueron algunas de las frases que utiliz√≥.

El diputado Eduardo Bolsonaro y el asesor internacional de la Presidencia, Filipe Martins, continuar√°n como ‚Äúgabinete en la sombra‚ÄĚ en Itamaraty. Los dos Olavista albergan una profunda desconfianza en China y el globalismo y predican la alineaci√≥n con cierta alianza de pa√≠ses cristianos occidentales, incluidos Hungr√≠a y Polonia, y con Israel.

Ambos son el ¬ępuesto Ipiranga¬Ľ de Bolsonaro en lo que respecta a las relaciones internacionales. Ser√° dif√≠cil para Francia conciliar la nueva moderaci√≥n en pol√≠tica exterior con la doctrina olavista adoptada por el presidente.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *