"Antes de una pantalla, el ni√Īo se convierte en una especie de puerto USB o una impresora"





Es decir, se convierte en un ser amorfo, que en lugar de actuar reacciona, o incluso eso. Quien dice que es Catherine L'Ecuyer, doctora en Educación y Psicología y autora del bestseller "Educar en Curiosidade".





Canadiana para vivir en Barcelona, ‚Äč‚Äčtiene un curr√≠culum que impresiona, desde los art√≠culos acad√©micos m√°s famosos hasta la columna de opini√≥n en El Pa√≠s, pasando por los libros realizados. los m√°s vendidos o por un doctorado reci√©n completado en Educaci√≥n y Psicolog√≠a. Aun as√≠, no es para "Educar en Curiosidad" haber sido traducido a ocho idiomas, incluido el portugu√©s, y para ir ya en la 25¬™ edici√≥n en Espa√Īa, que Catherine L'Ecuyer es una cumbre en la materia.

Por eso solo, ser√≠a considerado un "especialista". Ella sube al escal√≥n m√°s alto porque, adem√°s de estudiar el tema en profundidad, tambi√©n es madre de cuatro hijos de 14, 13, 11 y 8 a√Īos. Y, le asegura al Observador, Es una madre que practica en casa lo que defiende en su vida profesional..

Cuando se trata de nuevas tecnolog√≠as, es perentorio: antes de la edad de dos a√Īos, ning√ļn ni√Īo debe estar expuesto a ning√ļn tipo de pantalla y el uso de tel√©fonos m√≥viles debe retrasarse al m√°ximo, y el m√°ximo puede llegar a la edad adulta.

F√°cil de hablar, dif√≠cil de hacer? √Čl dice que no lo hace y revela que en su propia casa no hay tabletas, videojuegos, o tel√©fonos inteligentes: "Tenemos un tel√©fono familiar, que solo se puede usar para hacer llamadas, no hay Internet, que (mis hijos) usan cuando lo necesitan ".

Explica que no solo es un problema educativo, sino tambi√©n pedi√°trico: el uso de nuevas tecnolog√≠as por parte de beb√©s, ni√Īos y adolescentes puede tener efectos cr√≠ticos en diferentes etapas de desarrollo y tambi√©n puede tener otras consecuencias. "Detr√°s de una pantalla, los ni√Īos y los j√≥venes se desinhiben y dicen cosas que no dir√≠an cara a cara, mostrando partes del cuerpo que en la vida real nunca se mostrar√≠an", dice.





En los Estados Unidos, conscientes de esto, cada vez m√°s padres retrasan deliberadamente la edad en que tel√©fonos inteligentes a sus hijos, e incluso hay movimientos organizados en esta direcci√≥n, tales como "Wait Until 8th", un tipo de juramento que los padres pueden hacer. en linea en nombre de los ni√Īos, en una l√≥gica de unidad es la fuerza, por no decir que tambi√©n reduce la presi√≥n social. Otros padres estadounidenses, admitiendo su incapacidad para educar sin tecnolog√≠a, se est√°n quedando sin las agendas de los "consultores de tiempo de pantalla", los √ļltimos reci√©n llegados al campo, aprovechando el nicho de mercado.

"El tipo de interacci√≥n que promueve la tableta no es como la interacci√≥n humana, que requiere un proceso activo. En la pantalla, el ni√Īo camina con est√≠mulos frecuentes e intermitentes. Se convierte en una especie de puerto USB o una impresora"

Recientemente, en Portugal, para dar una conferencia sobre c√≥mo las nuevas tecnolog√≠as influyen en la capacidad de atenci√≥n de los ni√Īos, Catherine L'Ecuyer respondi√≥ a las preguntas del observador sobre el tema y dej√≥ pistas para padres y educadores.

¬ŅCrees que esas im√°genes caleidosc√≥picas de canales para beb√©s hacen maravillas para calmar a tu hijo durante meses? Estas seguro que tabletas ¬ŅY las televisiones son cosas completamente diferentes? Usted cree que su hijo tiene una inteligencia superior a la media porque ning√ļn ni√Īo de la misma edad podr√° tel√©fono inteligente? Esta entrevista es para ti.

Hablemos de tecnolog√≠a, pero vamos por a√Īos. Solo salga a cenar a ver beb√©s de meses que solo comen antes de una pantalla. Otros, tan pronto como pueden sentarse o incluso antes de eso, se dejan frente al televisor. ¬ŅQu√© efectos puede tener la exposici√≥n temprana a este tipo de est√≠mulos visuales en el cerebro y el comportamiento del beb√©?
La Academia Americana de Pediatr√≠a y la Sociedad Canadiense de Pediatr√≠a recomiendan que los ni√Īos menores de 2 a√Īos no vean ning√ļn tipo de pantallas debido al riesgo que implica este per√≠odo cr√≠tico de desarrollo. No es una recomendaci√≥n educativa, sino pedi√°trica. Los estudios asocian la exposici√≥n a las pantallas a esta edad con la falta de atenci√≥n, la impulsividad, la reducci√≥n del vocabulario, el d√©ficit de aprendizaje, etc. El cerebro est√° habituado a un ritmo que no existe en el mundo real, por lo que el ni√Īo no est√° adaptado a la realidad, que es lento.

¬ŅQu√© sucede a partir de esa edad, biol√≥gica y emocionalmente, para que esta exposici√≥n se "permita"?
Estas mismas asociaciones pedi√°tricas recomiendan que los ni√Īos entre 2 y 5 a√Īos vean menos de una hora al d√≠a, porque a estas edades el cerebro contin√ļa en un per√≠odo cr√≠tico de desarrollo. Entre 2 y 5 hay menos riesgos, pero no debes crear este tipo de necesidad. Como dice la Asociaci√≥n Canadiense de Pediatr√≠a, "no hay pruebas de que las pantallas sean beneficiosas".

"Educando en Curiosidad" fue editado en ocho idiomas. En Espa√Īa entra en la 25¬™ edici√≥n.

Pero una televisi√≥n no es lo mismo que una televisi√≥n. tableta, ¬Ņpues no? ¬ŅEs uno preferible al otro? ¬ŅCu√°les son las diferencias en los efectos entre el uso pasivo y el uso activo de tecnolog√≠as en cerebros tan j√≥venes?
La investigaci√≥n es costosa y consume mucho tiempo. Por esta raz√≥n, siempre est√° rezagado con respecto a las innovaciones tecnol√≥gicas, que r√°pidamente se vuelven obsoletas y dan paso a diferentes productos cada a√Īo. En 2014, Dimitri Christakis (el experto internacional sobre los efectos de las pantallas en los ni√Īos) public√≥ un art√≠culo en el que cuestionaba a la comunidad cient√≠fica si tableta Ser√≠a diferente de la televisi√≥n, precisamente por su car√°cter interactivo. El art√≠culo no dio respuestas, hizo preguntas. Hay estudios este a√Īo que demuestran que tableta No es menos perjudicial que la televisi√≥n. A√ļn m√°s adictivo porque es interactivo. El tipo de interacci√≥n que el tableta Promueve no es como la interacci√≥n humana, lo que requiere un proceso activo. En frente de la pantalla, el ni√Īo est√° atorado con est√≠mulos frecuentes e intermitentes. Se convierte en una especie de puerto USB o impresora. El ni√Īo a√ļn no ha desarrollado sus capacidades de inhibici√≥n y atenci√≥n, su locus es externo

¬ŅQu√© significa eso?
O locus el control es el lugar desde el cual una persona cree que sus acciones est√°n controladas. Si es externo, la persona cree que su acci√≥n est√° condicionada por el medio ambiente, por la sociedad, por otros. Si es interno, la persona siente que tiene control (capacidad para inhibir, moderar, tomar la iniciativa, planear, etc.) sobre sus acciones, por lo que act√ļa de manera consciente y responsable.

Existe la idea de que los cerebros de los ni√Īos deben ser estimulados y "trabajados" temprano, de lo contrario la "ventana de oportunidad" se cerrar√°. Es especialmente cr√≠tico de esta teor√≠a. Por que
No es una opini√≥n. La idea de que es necesario enriquecer el medio ambiente durante los primeros a√Īos de vida para no perder la oportunidad de aprender es un neuromito. Una neurom√≠a es una mala interpretaci√≥n de la literatura de neurociencia. Existen per√≠odos cr√≠ticos (ventanas de oportunidad irrepetibles) para el desarrollo, pero no para el aprendizaje. M√°s no siempre es sin√≥nimo de mejor. El aprendizaje es un proceso lento que debe suceder al ritmo del ni√Īo. Los estudios de apego indican que los ni√Īos no necesitan un bombardeo sensorial, sino que necesitan una interacci√≥n de calidad con su cuidador principal.

Otro concepto que no es realmente caro es lo que se refiere a esta generaci√≥n como "nativo digital". ¬ŅCrees que hay un "plano" detr√°s de √©l? Que las empresas de tecnolog√≠a, por un lado, construyen los productos de una manera que los ni√Īos pueden usar f√°cilmente; y, por otro lado, plantear en la mente de los padres la idea de que la capacidad de manejar la tecnolog√≠a no es solo una prueba de la inteligencia de los ni√Īos, sino tambi√©n una herramienta capaz de aumentar a√ļn m√°s esta inteligencia.
El nativo digital se define como alguien que, al nacer en la era digital, est√° acostumbrado a recibir y procesar informaci√≥n de una manera que alguien que naci√≥ antes de ese tiempo (el llamado Inmigrante Digital) no puede hacerlo. Seg√ļn esta "hip√≥tesis", los nativos digitales tendr√°n ventajas cognitivas que afectar√°n positivamente su aprendizaje, en relaci√≥n con la generaci√≥n que los precede, como por ejemplo con respecto a la multitarea tecnol√≥gica. A pesar de la popularidad de esta idea, los estudios dicen que el concepto de nativo digital est√° sobrevaluado. Si bien demuestran una gran familiaridad y agilidad t√©cnica con la tecnolog√≠a, los j√≥venes tambi√©n dependen demasiado de los motores de b√ļsqueda y no tienen las habilidades cr√≠ticas y anal√≠ticas para darse cuenta del valor y la originalidad de la informaci√≥n que existe en la red. En conclusi√≥n, los estudios dicen que la llamada "Generaci√≥n de Google" no tiene el nivel de alfabetizaci√≥n digital que se le ha asignado y que el concepto en s√≠ carece de una base cient√≠fica. La creencia de que una persona nacida en la era tecnol√≥gica tiene m√°s habilidades cognitivas para usar la tecnolog√≠a es un mito. Y la tecnolog√≠a multitarea tambi√©n. Si su hijo aprende a usar un tel√©fono inteligente en minutos no es porque sea un genio, sino porque el ingeniero que lo dise√Ī√≥ es muy inteligente.

¬ŅQu√© es esto de la multitarea?
Es el acto de hacer muchas cosas que requieren el procesamiento de información en el ámbito tecnológico al mismo tiempo. Es un mito, la neurociencia asegura que no podemos realizar simultáneamente varias tareas que requieren el procesamiento de la información. Cuando intentamos hacerlo, lo que sucede es que realizamos estas tareas en paralelo y oscilamos entre todas ellas.

¬ŅHay diferencias cerebrales entre los ni√Īos de hoy, que tienen toda la informaci√≥n del mundo a un clic, y los de sus padres que, cuando quer√≠an saber algo, ten√≠an que dedicarse y buscar libros o enciclopedias?
Los ni√Īos de hoy aprenden igual que antes. Hay estancias antropol√≥gicas. Predicciones alarmistas de que la tecnolog√≠a estar√≠a modificando nuestros cerebros ("recableando nuestros cerebros"Tampoco tienen base cient√≠fica. A√ļn as√≠, como advierte el Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral, la plasticidad tiene sus l√≠mites, por lo que la tensi√≥n a la que est√° sujeta una persona solo es posible dentro de ciertos l√≠mites, m√°s all√° de los cuales los est√≠mulos pueden causar cambios. capaces de comprometer su integridad y, en consecuencia, su aprendizaje. Esto se confirma por la evidencia que vincula la multitarea tecnol√≥gica con las funciones ejecutivas disminuidas (atenci√≥n, capacidad para inhibir est√≠mulos externos, etc.). Y tambi√©n por la evidencia que vincula la hiperestimulaci√≥n y la falta de atenci√≥n. En los ni√Īos, estos efectos son m√°s agudos porque se encuentran en un per√≠odo cr√≠tico de desarrollo.

Centr√©monos en los ni√Īos entre los 6 y los 12 a√Īos. ¬ŅHay tecnolog√≠a buena y mala? ¬ŅQu√© reglas o l√≠mites aconsejar√≠as a estas edades?
La tecnolog√≠a tiene que adaptarse al ritmo interno del ni√Īo, no puede reemplazar las relaciones interpersonales reales y no debe transmitir contenido violento o inapropiado. El ni√Īo debe desarrollar su sentido de intimidad, privacidad, fortaleza, moderaci√≥n y relevancia, y su capacidad para inhibirlos antes de ingresar al mundo virtual. No es posible desarrollar la noci√≥n de intimidad en las redes, por ejemplo. La mejor preparaci√≥n para el mundo. en linea es el mundo fuera de l√≠nea.

S√© que lo ideal ser√≠a que los consumos estuvieran siempre acompa√Īados o, al menos, supervisados ‚Äč‚Äčpor los padres, pero con la vida actual esto es pr√°cticamente imposible. ¬ŅQu√© estrategias recomienda para padres y educadores?
Las pantallas son el amor del siglo XXI. Tenemos que ofrecer alternativas de calidad a nuestros hijos: m√ļsica, deportes, amigos, chistes, naturaleza, etc. ¬ŅCreemos realmente que estos dispositivos mejoran su calidad de vida? Nunca ha habido tantas adiciones tecnol√≥gicas, tanto consumo de pornograf√≠a en la infancia. Todo en su medida y en su debido tiempo. Cuando retrasamos el uso de tel√©fono inteligente, les brindamos el lujo de las interacciones personales y la oportunidad de fortalecer cualidades que luego les permitir√°n usar estos dispositivos de manera responsable. Uno tel√©fono inteligente es un lujo ¬ŅPor qu√© deber√≠amos comprarles lujos?

Si ya han comprado este "lujo", ¬Ņc√≥mo pueden los padres limitar o supervisar su uso?
No hay problema en retrasar la edad de uso. Dir√°n que todos lo han hecho y se mantendr√°n al margen de todo. Primero, debe ayudarlos a comprender las estad√≠sticas, no siempre se garantiza que todos los tengan. Entonces, incluso si muchos lo hacen, este no es un argumento educativo. Muchos ni√Īos consumen pornograf√≠a y se emborrachan, y esto no es una justificaci√≥n para permitir que sus hijos lo hagan.

Tiene cuatro hijos. ¬ŅEs esa la estrategia que usas con ellos en casa?
No soy una madre perfecta, as√≠ que lo que hacemos no es "la" soluci√≥n. Cada familia es un mundo y cada padre es responsable en el l√≠mite de sus decisiones. En nuestra casa hay una televisi√≥n que solo sirve para ver pel√≠culas seleccionadas. Tenemos dos computadoras que se usan en espacios de paso, para mi trabajo y para mi esposo. Nuestros ni√Īos no tienen videojuegos, ni tampoco tabletas, y solo tenemos un tel√©fono m√≥vil familiar, que solo puede hacer llamadas, no hay Internet, que usan cuando lo necesitan. Pero les damos mil alternativas a las pantallas: paseos, pesca, deportes, m√ļsica, viajes, naturaleza, conversaci√≥n, lectura, etc. No podemos prohibir simplemente por prohibir. Tenemos que darles alternativas de calidad.

Cada vez son m√°s las escuelas que apuestan por el uso de la tecnolog√≠a para ense√Īar. Parad√≥jicamente, dice que Steve Jobs, como la mayor√≠a de los ejecutivos de Silicon Valley, coloca a sus hijos en escuelas tradicionales. ¬ŅEs realmente? ¬ŅPor qu√© crees que esto sucede?
CEOs de las empresas de tecnolog√≠a de Silicon Valley venden tabletas a las escuelas p√ļblicas del √°rea, pero tienen a sus hijos en escuelas privadas que no los usan. Saben que no hay estudios que apoyen el uso de la tecnolog√≠a en el aula. De hecho, saben que hay estudios que dicen lo contrario. O tableta Es parte de una estrategia de marketing educativo. La novedad es un concepto esencialmente comercial, no educativo.

¬ŅQu√© hacen exactamente esos estudios que van en contra del uso de tabletas ¬Ņen la escuela?
Esta pregunta es demasiado compleja para responder. Lo que puedo decir es que actualmente no hay un conjunto de estudios para apoyar el uso de tabletas en el Salón de clases. No hay un conjunto de estudios que establezca un beneficio entre el uso de tabletas y una mejora en el rendimiento académico y las oportunidades de empleo.

Tiempos de atenci√≥n m√°s cortos, dificultades de concentraci√≥n, incapacidad para desarrollar el pensamiento l√≥gico. ¬ŅDir√≠as que estas expresiones de alguna manera describen a la generaci√≥n adolescente actual? ¬ŅQu√© papel juegan las nuevas tecnolog√≠as en este marco?
Como dice la novelista estadounidense Meg Wolitzer, esta es la generación que tiene mantequilla pero no pan. A quien le falta el contexto que le da sentido al aprendizaje. El contexto no se encuentra en Internet, sino en el mundo real. El maestro es fundamental, precisamente porque da este contexto, hace que el aprendizaje sea "significativo". No importa cuán sofisticados sean los algoritmos, la educación siempre será un problema profundamente humano y no tecnológico.

Se habla mucho en dependencia y adici√≥n a las nuevas tecnolog√≠as. ¬ŅExisten edades m√°s permeables a esto, en lo que respecta a las etapas del desarrollo cerebral o del comportamiento? ¬ŅQu√© se√Īales de advertencia deben tener en cuenta los padres?
Muchas de estas tecnolog√≠as est√°n dise√Īadas para crear adem√°s. Quienes trabajan en las empresas que las fabrican lo admiten. No hay estrategias para mitigar estos efectos en mentes inmaduras. Si nos cuesta, ¬Ņqui√©nes somos adultos, c√≥mo no les costar√°? Cuando un ni√Īo miente para poder consumir tecnolog√≠a, es adicto. Pero cuando eso sucede, es un poco tarde para retroceder. Abogo por la prevenci√≥n: retrasar la edad de uso.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *