Ansiedad: qué es, síntomas físicos y psicológicos y tratamiento





¿Qué caracteriza a los trastornos de ansiedad?

Trastornos de ansiedad son un conjunto de enfermedades psiquiátricas marcadas por una preocupación excesiva o constante de que va a pasar algo negativo. Especialmente durante las crisis de ansiedad, las personas son incapaces de ceñirse al presente y sienten una gran tensión, a veces sin motivo aparente. Este problema también puede manifestar síntomas físicos, como sudoración y arritmia cardíaca.





Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 264 millones de personas viven con trastornos de ansiedad en el planeta. En Brasil, alcanzan el 9,3% de la población, lo que sitúa a nuestro país como líder en el ranking.

¿Diferencia entre trastorno de ansiedad y ansiedad común?

La psicóloga Marina Vasconcellos, de São Paulo, explica que la intensidad de los síntomas de ansiedad y su duración marcan esta distinción. “Cualquiera está ansioso por una entrevista de trabajo, antes de hacer un examen o cuando va a conocer a alguien. Pero, normalmente, ese sentimiento pasa ”.

Ya en el trastorno de ansiedad, casi todo se convierte en motivo de preocupación exagerada y continua. “El paciente no puede relajarse”, añade el especialista. Las crisis habituales desde hace más de seis meses son una clara señal de esta situación. Estar tenso sin razón aparente es otra.

¿Qué causa la ansiedad?

El origen de los trastornos de ansiedad varía mucho de un individuo a otro. Pueden, por ejemplo, aparecer debido a desequilibrios químicos en el cerebro, falta de apoyo familiar o trauma, especialmente en la infancia. O una mezcla de factores.

“La familia, los lugares a los que vas, los amigos, las vivencias… Todo ello contribuye a la emergencia o prevención de la enfermedad”, enumera Marina.

Además, es posible que una persona con la afección experimente convulsiones debido a desencadenantes específicos. Además de los factores ya mencionados, el insomnio, el estrés, la inactividad física y la falta de ocio se encuentran entre los elementos que pueden desencadenar las manifestaciones del trastorno.





Tipos de trastorno de ansiedad

Los síntomas varían según la afección específica, por así decirlo. Conoce las principales y qué pasa cuando surge una crisis:

Trastorno de ansiedad generalizada (TAG): es el más común y frecuente. “El paciente está inquieto y demasiado irritado. Se siente muy cansado y sin concentración, porque el cerebro no se apaga. El insomnio también es común ”, informa la psicóloga.

Continúa después de la publicidad

Fobias: comprenden problemas caracterizados por un miedo exagerado o paralizante ante objetos, animales o situaciones concretas. El miedo a las alturas, a las agujas y a subir al ascensor son parte del paquete.

Fobia social: merece un espacio aparte porque está relacionado con ocasiones sociales. Los pacientes tienen miedo no solo de hablar en público, sino de cualquier situación que implique estar con extraños, aunque no sea necesario hablar con nadie (ir a fiestas, eventos, reuniones, cafeterías, etc.). El aislamiento, por supuesto, se vuelve muy común.

Sindrome del PANICO: es una condición grave de ansiedad, que puede aparecer de repente. “De la nada, la persona tiene una sensación inminente de muerte, sufre de taquicardia, dificultad para respirar y sudoración. La crisis dura de segundos a minutos, pero para los que estamos viviendo parece una eternidad ”, dice Marina.

Como es el diagnostico

Por lo general, el diagnóstico lo realiza un profesional de la salud mental (un psicólogo o psiquiatra). Y lleva un tiempo comprender exactamente la intensidad del problema y qué tipo de trastorno es.

El tabú de los trastornos psiquiátricos aún compromete la búsqueda de ayuda. Cuanto mayor sea el retraso en el inicio del tratamiento, mayor será la dificultad para sortear la situación.

¿La ansiedad tiene cura? Como es el tratamiento

“No se puede decir que tenga cura. Pero es posible aprender a afrontar la situación y desarrollar un control total, en el que el paciente ya no se ve afectado ”, apunta Marina.

Como una regla, la terapia es esencial. Existen diferentes modalidades, que deben elegirse según el paciente. A lo largo de las sesiones, el sujeto aprende cómo actúa el trastorno dentro de él y comienza a reconocer los factores desencadenantes de las crisis. La idea también es fomentar los mecanismos internos de resiliencia.

Técnicas de relajación, meditación, actividad física y otras prácticas pueden complementar el tratamiento.

Y, por supuesto, hay situaciones que requieren el uso de medicamentos, siempre bajo la supervisión de un médico.

“No tienes que avergonzarte de pedir ayuda. Organizando mejor la vida, es posible vivir con ansiedad de una buena manera ”, concluye Marina.

Continúa después de la publicidad

Ana Gomez

Ana Gómez. Nació en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios años. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *