Anorexia alcohólica: el exceso de alcohol y la restricción dietética afectan la salud





La búsqueda e idealización de un cuerpo esbelto y perfecto, asociado al consumo excesivo de alcohol, puede conducir a un trastorno alimentario aún poco publicitado, pero sumamente peligroso para la salud y que afecta principalmente a mujeres más jóvenes: el anorexia alcohólica.





El problema tiene entre sus características la reducción de la ingesta de alimentos y su sustitución por bebidas alcohólicas (cualquiera de ellas), con el objetivo de reducir las medidas, sin necesidad de dejar de beber.

El trastorno aún no figura como enfermedad en el Manual Diagnóstico de los Trastornos Mentales (DSM-5) ni en la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE), ambos referentes internacionales para el diagnóstico y manejo de casos.

Por lo tanto, la anorexia alcohólica no tiene criterios bien establecidoslo que dificulta su identificación y tratamiento.

+ LEE TAMBIÉN: Qué es la fibromialgia

Además, al ser un problema relativamente raro (ya que se estima que la anorexia nerviosa afecta a entre el 0,5% y el 1% de las mujeres y la anorexia alcohólica es consecuencia de la anorexia nerviosa), todavía está poco estudiado.

“El término borrachorexia es bastante reciente, apareció en Estados Unidos. En cuanto crearon esta terminología tuvimos un ‘boom’ y todos querían saber de qué se trataba. Este tema se discute con más frecuencia desde hace cerca de diez años”, comenta Silvia Brasiliano, psicóloga y coordinadora del Programa para Mujeres Químicamente Dependientes (Promud) del Instituto de Psiquiatría de la Facultad de Medicina de la USP (IPq-USP).





El programa cumplió 25 años y ha atendido a más de mil mujeres con todo tipo de dependencias químicas.

¿Como sucede?

Alrededor del 30% de las mujeres diagnosticadas con alcoholismo tienen trastornos alimentarios asociados.

Otro 20% tendrá una patología subclínica, con trastornos alimentarios, alguna compulsión, métodos inadecuados de compensación alimentaria que no se catalogan como enfermedades, pero tienen síntomas típicos.

+ LEE TAMBIÉN: El trastorno alimentario grave es altamente genético

Como la anorexia alcohólica es un problema muy nuevo, la ciencia todavía no sabe decir qué viene primero: el trastorno alimentario (anorexia) o el alcoholismo.

Según Silvia, cuando la mujer llega para el tratamiento ambos trastornos están presentes.

“Esta paciente tiene ambos diagnósticos a la vez: anorexia y consumo problemático y/o dependencia del alcohol. Estas son mujeres que beben en exceso pero quieren mantenerse muy delgadas”.

La identificación de tramas es bastante compleja. y es diferente de las compensaciones dietéticas más comunes, que ocurren esporádicamente y no cumplen los criterios diagnósticos para definir un cuadro clínico.

Por ejemplo: mujeres que beben mucho un día y al día siguiente ayunan porque no quieren engordar y acaban comiendo sólo hojas para compensar la bebida.

“No es eso lo que caracteriza a la anorexia alcohólica, esta compensación que se da de un día para otro es común entre las mujeres jóvenes. El cuadro patológico se presenta cuando la mujer cambia absolutamente su alimentación con dietas súper restrictivas o hace ejercicio físico excesivo. [mais de seis horas por dia] poder mantenerme delgada y poder seguir bebiendo, sin engordar con la bebida”, explicó Silvia.

Continúa después de la publicidad

+ LEE TAMBIÉN: ¿El ayuno es bueno para ti?

En estos casos, los pacientes tienen muy bajo peso -característico de las personas anoréxicas- y se “alimentan” de alcohol, pues suelen tener una dieta muy pobre o hacer ejercicio en exceso para no engordar.

Y las matemáticas pueden ser bastante complejas: el cálculo calórico de lo que pueden consumir por día se basa en lo que podrán beber, sin pensar en comer.

En general, dice Silvia, los pacientes ayunan con comidas basadas en algunas verduras de hoja y alimentos crudos y sin condimentar.

“Estas jóvenes suelen llegar a tratamiento con condiciones muy graves porque están absolutamente desnutridas, aunque ellas no se sienten así”, dice Silvia.

+ LEE TAMBIÉN: Cómo recuperar una relación sana con la comida

Esto se debe a que, aunque el alcohol es una bebida rica en calorías, las calorías se denominan calorías “vacías” porque no tienen ningún poder nutricional y no se traducen en nada bueno para el cuerpo más que la acumulación de grasa y agua.

“La persona no se nutrirá bebiendo, pero la caloría del alcohol dará la sensación de estómago lleno”, explica la especialista.

Pero si el alcohol tiene muchas calorías y acumula grasa, ¿no engordará una persona si bebe?

“No engorda porque, por ejemplo, la paciente hace unos cálculos muy complicados de cuántas calorías necesita ingerir ese día para poder beber sin engordar. Y esta cuenta se basa en dietas hipocalóricas muy restringidas. [uma alimentação balanceada para um adulto envolve uma dieta, em média, de 2.000 calorias por dia]. Un paciente que tuve, en lugar de comer, consumía 800 calorías de alcohol”, dijo.

BÚSQUEDA DE MEDICAMENTOS

Información legal

DISTRIBUIDO POR

Consulta medicamentos con los mejores precios

Utilice palabras con más de dos caracteres.

DISTRIBUIDO POR

Esta dieta extrema, explica Silvia, asociada al peso ya la distorsión de la imagen, es uno de los criterios clásicos para diagnosticar la anorexia, que incluye muy bajo peso para la talla de la persona; además del hecho de que no se cree flaca.

Cuando una mujer combina esto con un intenso deseo de beber -hasta el punto de emborracharse- con la suficiente dificultad para comer como para no engordar, llegamos al cuadro de la anorexia alcohólica.

De forma general, este paciente recibe el diagnóstico solo después de tener un problema clínico grave – por lo general desnutrición grave o hipoglucemia y una infección que no desaparecía.

El problema se agrava, dice la psicóloga, porque hay un refuerzo social en torno al cuerpo delgado y perfecto.

el tratamiento es multiprofesional, a largo plazo y complejo. Puede incluir el uso de medicamentos, además de psicoterapia y seguimiento nutricional, que debe ser realizado con un profesional especialista en trastornos alimentarios.

“Es muy difícil hacer que esta mujer se adhiera al tratamiento. Porque muchas veces no quiere dejar de beber y no quiere engordar. Ella solo quiere dejar de tener problemas y mantenerse delgada”.

*Este texto fue publicado originalmente por Agência Einstein

Continúa después de la publicidad

Ana Gomez

Ana Gómez. Nació en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios años. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *