Annus horribilis





2020 no ha comenzado decididamente de la mejor manera.





En la escena internacional, la decisión de Estados Unidos de lanzar un ataque aéreo que condujo a la muerte del general iraní Qassem Suleimani y el La represalia iraní al lanzar misiles balísticos en dos bases militares con tropas estadounidenses en Irak (Al Assad y Erbi) ha generado fuertes temores de que Oriente Medio pueda caer en una ola de violencia que pondría en peligro el equilibrio cada vez más frágil en una de las peores regiones. efectos inestables del planeta, con consecuencias ciertamente muy perjudiciales para la economía mundial.

Mientras tanto, en Australia, la ola de incendios que ha estado en curso durante más de tres meses ya ha consumido más de seis millones de hectáreas, causando la muerte de varias personas y una enorme devastación de la fauna y la flora, un proceso que no debe perderse. enlace al cambio climático resultante de la intervención humana en la naturaleza.

En el Reino Unido, el Brexit parece cada vez más inexorablemente más cercano que nunca, sin el alcance total de sus consecuencias para los británicos u otros miembros de la Unión Europea.

En Brasil, el Amazonas parece estar cada vez más a merced de los intereses económicos, lo que hace que el pulmón de este planeta, que alberga alrededor del 50% de la biodiversidad del mundo, se reduzca diariamente, poniendo en peligro las poblaciones y la naturaleza.

En Portugal, la entrada en 2020 fue m√°s pac√≠fica, y el tema m√°s importante fue la votaci√≥n del presupuesto, que podr√≠a conducir a un limbo pol√≠tico en caso de plomo, con la necesidad de llamar a la gente a las urnas, en un proceso que se parece cada vez m√°s a lo que nuestro vecino Espa√Īa marc√≥ el a√Īo pasado.

2020 parece tener todos los ingredientes para convertirse en un annus horribilisEn un momento en que las poblaciones de muchas de las grandes potencias del mundo parecen ser seducidas por los encantos de los líderes populistas, capaces de prometerles el mundo, incluso si eso significa sacrificar el frágil planeta que habitamos.





La humanidad tiene que saber c√≥mo preservar su casa com√ļn, de lo contrario, caeremos en un Armaged√≥n que provocar√° que apenas quede piedra sin remover, lo que har√° que el planeta se sumerja en una nueva Edad Media de la que no ser√° f√°cil elevarse. Nunca hemos evolucionado tan cient√≠ficamente, pero al mismo tiempo, parece que nunca hemos sido tan ignorantes ideol√≥gica y emocionalmente.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *