Análisis Quién ganó y quién perdió el debate a las seis





¬ŅQui√©n gan√≥ y perdi√≥ el debate a seis? Los r√°pidos an√°lisis de Jos√© Manuel Fernandes, Helena Matos, Alexandre Homem Cristo, Pedro Braz Teixeira, Miguel Pinheiro, Filomena Martins y Pedro Benevides





Ganador: Asuncion Crests. En un debate muy roto y desenfocado, la l√≠der de CDS emergi√≥ m√°s enfocada en sus objetivos. Una vez m√°s demostr√≥ que estaba mejor preparada y que fue la √ļnica que logr√≥ atacar el legado de este Gobierno. Esto no se ha perdido en algunos de los temas et√©reos sobre los que divagaron los otros l√≠deres del partido.

Perdedor: André Silva. Cada día que pasa, las debilidades del PAN se vuelven más claras. En un debate donde los problemas no eran suyos, André Silva demostró que ni siquiera conocía bien el programa de su partido, mucho menos explicarlo o justificar sus implicaciones. El estado de gracia ha pasado y el PAN ha sido objeto de escrutinio, y lo está haciendo mal.

Nota final. ¬ŅC√≥mo es vivo y esclarecedor un debate a las seis al mismo tiempo? Seguramente con una disciplina que no ten√≠a, sin duda abordando m√°s temas, especialmente temas que son centrales en esta campa√Īa electoral, como c√≥mo los partidos pagar√°n todas las promesas que est√°n haciendo o para contrastar las diferencias en sus propuestas. para el desarrollo econ√≥mico Todo result√≥ ser muy predecible, hasta que llegamos a un final con Jer√≥nimo de Sousa da√Īado en el momento en que tuvo que exponer sus ideas.





Ganador: Asuncion Crests. Ella consigui√≥ que Antonio Costa la tratara como l√≠der de la oposici√≥n. O m√°s bien, como la √ļnica oposici√≥n presente all√≠, especialmente con el estatus de miembro de un antiguo gobierno.

Perdedor: André Silva. En este debate hubo dos debates: uno entre los diversos líderes y otro entre Catarina Martins y André Silva. Catarina ganó este debate inter pares totalitario André Silva habla a tientas con las palabras y, dado que la mayoría de las veces claramente no sabe nada sobre los temas en discusión, está patinando invocando informes internacionales. Fue doloroso

La ma√Īana del metal√ļrgico. Jer√≥nimo de Sousa es un profesional pol√≠tico que ha entregado el pasado de los trabajadores como otros lo han hecho en el pasado con t√≠tulos nobles. En los debates, Jer√≥nimo habla no menos que los otros l√≠deres por casualidad: se ahorra para no exponerse. Los participantes y periodistas lo tratan condescendientemente incluso cuando dice tonter√≠as como en este debate sobre los salarios de los elegidos. El pr√≥ximo l√≠der del PCP anhelar√° el escudo protector del "Soy metal√ļrgico".

Nota final. Catarina Martins no puede pronunciar las palabras "José Sócrates". En las arengas que hizo sobre la corrupción en la política, cuanto más demagógica más Catherine quería evadir las preguntas, el líder de BE no fue nombrado después del ex primer ministro.

A√ļn m√°s nota final. ¬ŅDesde cu√°ndo la robotizaci√≥n de la industria portuguesa se hizo responsable de la crisis de sostenibilidad de la seguridad social?

Ganador: Catarina Martins. La líder de BE tiene un discurso claro, notable y efectivo: sabe cómo llegar al punto, como decir que el desafío del sistema electoral no es una discusión matemática, sino darse cuenta en las instituciones políticas de que los ciudadanos no se sienten representados. Mérito de ella y BE, que trabajan muy bien en la comunicación. Llegó al debate con un objetivo y un objetivo: tomar una posición en el centro izquierda y atacar al PAN por ser un oponente directo, en el robo de votos y en la competencia por un asiento en la mesa posterior al PS. Lo hizo bien. En la estrategia táctica y electoral del BE, ganó puntos.

Perdedor: Rui Rio. Rui Rio no habla con los votantes, habla con los t√©cnicos del Banco de Portugal; el debate sobre la seguridad social fue un ejemplo de esto. ¬ŅEs serio en los enfoques y riguroso en el an√°lisis? Sin duda. Pero su discurso est√° separado de la necesidad de debate pol√≠tico, por falta de visi√≥n pol√≠tica y alcance electoral. Entonces no pude explicar una de sus principales banderas: la reforma del sistema electoral, en particular la reducci√≥n del n√ļmero de diputados (no es suficiente decir que debemos hacerlo de manera diferente). En este tema, que se introdujo bajo el programa PSD, Rui Rio qued√≥ completamente ahogado hasta que todos concluyeron que el tema no es una prioridad nacional. En el tercer tema, Justicia, R√≠o no se impidi√≥ criticar la acusaci√≥n y los juicios en la plaza p√ļblica, sin presentar soluciones viables. Lleg√≥ a defender el castigo de los periodistas y los medios de comunicaci√≥n por filtraciones de informaci√≥n, socavando la libertad de prensa y la importancia de la investigaci√≥n period√≠stica en la lucha contra la corrupci√≥n. El l√≠der del PSD afirma que su punto de vista es pol√≠ticamente incorrecto, pero simplemente incorrecto.

Nota final. El debate fue en la radio (sin el poder de la imagen), se llev√≥ a cabo en torno a propuestas espec√≠ficas tomadas de los programas y ten√≠a 6 oradores, de hecho, 5 oradores y el l√≠der del NAP, que fue a la radio para leer su programa electoral. La l√≥gica es muy diferente de la de los debates televisivos, por lo tanto. Y este formato favoreci√≥ a Ant√≥nio Costa, que se centr√≥ en sus propuestas y en las partes "buenas" de la gobernanza sin ser rechazado una vez. Es revelador que en ning√ļn momento los l√≠deres del partido intentaron criticar al gobierno: nadie, excepto Asunci√≥n Cristas en algunas partes, estaba realmente interesado en desafiar al PS. Esto explica mucho de lo que suceder√° el 6 de octubre.

Ganador: António Costa. Fue el mejor (verbalmente) en la lucha contra la corrupción, a pesar de cierta demagogia en la sostenibilidad de la seguridad social.

Perdedores: periodistas y Rui Rio. Los periodistas no le hicieron la pregunta a Antonio Costa sobre la acusación de Catarina Martins de que los grandes partidos son cooptados por el poder económico. Y Río fue muy débil en la reforma electoral y la justicia y la corrupción.

Nota final. Acoger con beneplácito la propuesta de Jerónimo de Sousa de que las firmas para crear un partido (7,500) se aproximen a las necesarias para la iniciativa legislativa de los ciudadanos (20,000), lo que generó un consenso inmediato; y la propuesta NAP, que exige una reducción de 22 a 9 distritos electorales, basada en los NUT, lo que ayudará a aumentar la proporcionalidad del sistema electoral.

Ganador: Ant√≥nio Costa. Algunas personas anticiparon que este ser√≠a un debate de cinco contra uno, con todas las partes del "artilugio" y la oposici√≥n atacando a Antonio Costa en un intento de evitar una mayor√≠a absoluta. Pero nada de eso sucedi√≥. De hecho, sucedi√≥ todo lo contrario: el t√©rmino "mayor√≠a absoluta" no se mencion√≥ una vez, mucho menos sus riesgos y peligros. Con cada l√≠der del partido aprovechando el cron√≥metro para debitar extractos de su propio programa, solo Asunci√≥n Cristas, a veces, molestaba a Antonio Costa. Pero las disputas entre los dos parec√≠an m√°s la suma de dos verg√ľenzas personales que el resultado de una posici√≥n pol√≠tica.

Perdedor: André Silva. En un debate en el que no se habló de medio ambiente (a excepción de las preguntas rápidas finales), el líder del PAN pasó dos horas exponiendo al mundo, en total inconsciencia, sus muchas debilidades. Además, una vez más mostró dónde está: incluso sintió la necesidad de pedir la palabra para subrayar su "convergencia" con el BE y su destacamento "correcto". Eso en sí mismo no es ni bueno ni malo, pero es una aclaración de la que el NAP se ha estado escapando.

Nota final. El debate es de Jer√≥nimo de Sousa. Cuando todos discut√≠an si los pol√≠ticos deber√≠an aumentar, el l√≠der del PCP se desarm√≥: ‚ÄúHay personas que dicen que soy tonto porque mantengo el salario metal√ļrgico. No fui beneficiado ni perjudicado. Sab√≠a lo que iba a hacer ".

Ganadores: Aquellos que piensan en la reforma (siempre y cuando no piensen en votar por CDS o PS). Por eso Rui Rio, Jer√≥nimo de Sousa, Catarina Martins y Andr√© Silva. Los primeros 37 minutos del debate fueron sobre las propuestas m√°s variadas para la Seguridad Social: techos y techos (NAP), techo y trabajar hasta tarde y recibir antes (PSD), el √©xito de Mortagua y fin de privilegios (Bloque) o gravar las ganancias de las grandes empresas (PCP). Entre tantas opciones, existe la idea de un "contrato de transparencia con las personas" (?) Y la "defensa de la libertad de elecci√≥n" (¬Ņcu√°l?) Procedente de Asunci√≥n Cristas. Tambi√©n puede elegir siempre (parece que muchos lo har√°n) el cassette, aplicable a varios temas, que Ant√≥nio Costa nunca se cansa de repetir los grandes logros de su Gobierno: reforzar la "confianza", rechazar los "cortes", hacer "descartes" "Y en este caso dar como" la seguridad del sistema por otros 22 a√Īos ". ¬ŅQu√© pasa si hay una crisis? "¬°No hay problema!". Nunca hay problemas para los socialistas … Hasta que alguien tenga que prestarnos dinero cuando quiebremos. De hecho, no hubo ganadores sobre c√≥mo cambiar el sistema de pensiones. Los perdimos a todos. Porque, una vez m√°s, por razones puramente ideol√≥gicas, y electoralistas, se perder√° la oportunidad de romper una hoja en blanco y discutir una de las principales reformas esenciales para el pa√≠s.

Perdedor: corrupci√≥n. O, por escapar con m√©rito al tema, Antonio Costa, y la tonta propuesta contra los periodistas, Rui Rio. La palabra fue pronunciada por Asunci√≥n Cristas. La conversaci√≥n hab√≠a tomado m√°s de una hora, pero pronto fue silenciada. Solo volver√≠a a la discusi√≥n m√°s tarde, como el tercer tema principal del debate, pero el m√°s corto de todos (30 minutos, contra 35 de la Seguridad Social y 37 del sistema electoral). Y luego no hab√≠a nada concreto. O simplemente era una tonter√≠a: obstinada, ideol√≥gica u omisi√≥n conveniente. Rui Rio se exalt√≥ una vez m√°s con los "juicios sobre el tabaco" e insisti√≥ en que se castigara a los mensajeros: eso es multiplicar por 10 millones las penas para aquellos que √©l cree que violan el secreto de la justicia, los periodistas que dan la noticia a Todos los portugueses y quienes resultaron ser quienes informaron, revelaron e investigaron m√°s a fondo los grandes enjuiciamientos (pero estos delincuentes son una vieja obsesi√≥n del l√≠der del PSD). Jer√≥nimo de Sousa y Catarina Martins se arrancaron el pelo porque el estado de arrepentimiento o ¬ę acusaci√≥n galardonada '' hab√≠a ¬ę destruido la democracia '' en Brasil, donde Lula da Silva obviamente estar√≠a exenta de las propuestas del PCP y del Bloque sobre enriquecimiento injustificado. Y Ant√≥nio Costa podr√≠a decir que las declaraciones de ingresos que los pol√≠ticos tienen que presentar en la Constituci√≥n son suficientes para que todo sea transparente, porque si algo sale mal (entre los miles de documentos que media docena de jueces tienen que verificar, ya que el la digitalizaci√≥n viola los derechos de los titulares de cargos p√ļblicos) que el fiscal debe investigar. Mezclando esto con la guerra de palabras habitual sobre qui√©n dio m√°s medios para la investigaci√≥n, si este o el Gobierno anterior, m√°s una propuesta sobre la prevenci√≥n de 'cuatro ojos', pasa f√°cilmente por las gotas de lluvia.

Nota final. Aunque fue solo uno de los dos debates con los seis candidatos, a pesar de que ten√≠an menos de dos horas de antig√ľedad, solo se abordaron tres problemas principales, uno de ellos fue la reforma de la reforma electoral que nunca llega a ning√ļn lado, sab√≠a muy poco. Y, por supuesto, nadie ha hablado sobre el caos en la salud, los resultados de la educaci√≥n (y la guerra eterna con los maestros, adem√°s de la polic√≠a, los bomberos, GNR, militares, jueces, etc.), la falta de inversi√≥n p√ļblica o Prevenir incendios (leer controvertidos). Las preguntas finales, que al menos inclu√≠an cannabis, carne de res y corridas de toros, no fueron las menos interesantes presentadas frente a Costa y R√≠o. Pero el primer ministro debe haber salido a limpiarse la frente con su pa√Īuelo y un hermoso suspiro de '¬°uf!'

Ganadores: Asunci√≥n Cristas y Catarina Martins. El l√≠der del CDS fue el √ļnico que molest√≥ a Antonio Costa, oblig√°ndolo a abandonar el asiento del poder y ensuciarse en el lodo del debate. Y fue correcto llevar el agua a su molino, devaluando el tema de la reforma del sistema pol√≠tico. Catarina Martins fue la m√°s incisiva en demostrar las inconsistencias de algunas propuestas del PAN y pudo distribuir ataques efectivos a casi todos los dem√°s oponentes, con el aire simp√°tico de ofrecer almendras de Pascua.

Perdedor: Andr√© Silva. El l√≠der del PAN apareci√≥ en la gran piscina con un flotador, brazaletes y aferrado a la pared. No disimul√≥ su miedo a hundirse en el primer debate donde su agenda no entr√≥. Raramente respond√≠a preguntas directamente, estaba equivocado cuando hablaba de los resultados de las √ļltimas legislaturas, siempre recurr√≠a a su bolsillo, aburr√≠a a los moderadores (y oyentes) con pasajes completos del programa PAN (que tambi√©n le√≠a), y No pod√≠a defenderse eficazmente contra los diversos amoniacos que Catherine Martins en particular le hac√≠a cada vez que estaba distra√≠do al explicar propuestas de seguridad social o al tratar de desenredarse del premio. Se fue al fondo.

Nota final. Rui Rio casi gan√≥ este debate. Pero quien piensa que es bueno citar esta frase tan cerca de la legislatura, no puede tomar la copa: "No s√© a d√≥nde voy, s√© que no voy a ir all√≠". El l√≠der del PSD tambi√©n tuvo dificultades para explicar las medidas que propone, como reducir el n√ļmero de diputados o castigar a los medios de comunicaci√≥n en caso de violaci√≥n del secreto de la justicia. Y vio a Antonio Costa peg√°ndole la imagen de una "charla de caf√©". Pero es precisamente aqu√≠, en la informalidad con la que discute pol√≠tica, que R√≠o ha ganado puntos. Atr√°s qued√≥ la imagen de un empleado descontento que toca el lugar y se va al mismo tiempo para dar paso a un pol√≠tico de carne y hueso que sigue sufriendo populismo y autoritarismo, pero indignado e indignado. defiende ("Lucho contra los poderes f√°cticos"), mientras deshonra el debate con comentarios humor√≠sticos, estallidos sinceros ("No s√© si mis propuestas son las mejores o no") y el lenguaje popular entre "robo" del autoradio "y los" valores abandonados ". ¬ŅSe supone que esto debe ser visto como una alternativa cre√≠ble al primer ministro? Probablemente no, pero Rui Rio est√° realmente vivo, puede empatizar y es imposible no notarlo.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *