América Latina, capital: Chacarita





¬ŅC√≥mo puedes ser corresponsal internacional, responsable de un √°rea que engloba a m√°s de 20 pa√≠ses, cuando tu ciudad est√° en estricta cuarentena? Si bien Argentina, donde vivo, considera al periodista como un ¬ętrabajador imprescindible¬Ľ, aun as√≠ mi movilidad estaba restringida a ese territorio.





Las redes se convirtieron en mi aeropuerto improvisado. A través de ellos entrevisté a epidemiólogos en México, escritores en Cuba, políticos en Chile, residentes de una isla aislada por la pandemia en Venezuela, además de sesiones en streaming del parlamento peruano y cumbres de presidentes de la región.

¬ŅEs la misma cosa? Claro que no. Nada reemplaza el aspecto local. Pero lo que ayud√≥ en este per√≠odo excepcional fueron los amigos y colegas que reunimos en los tejados de la regi√≥n. Se gener√≥ una conexi√≥n a√ļn m√°s intensa entre los periodistas que cubr√≠an el mismo espacio en la regi√≥n que antes. Con los compa√Īeros de oficio se intercambiaron contactos para llegar a autoridades, m√©dicos, personajes espec√≠ficos. Eran tiempos de intensa camarader√≠a period√≠stica.

En casa, jugó con la habilidad de lidiar con el miedo a lo nuevo. Había que ir, con máscaras, guantes, gel de alcohol y mucha suerte, a los barrios marginales y humildes de Buenos Aires, donde la peste se extendió rápidamente. Y sentir el impacto del virus en la pobreza y la informalidad, males que han afectado a esta región durante siglos con tantas injusticias sociales.

La lenta e incierta relajaci√≥n de varias de estas medidas, a lo largo de los meses, ha retomado algo de la vida de antes. Ahora es posible viajar, pero no con tanta naturalidad como antes. La emoci√≥n de un √°tico en un lugar diferente lleg√≥ llena de paranoia. En una l√≠nea de inmigraci√≥n en Bolivia, me encontr√© repitiendo nerviosamente a varias personas que se agolpaban: ¬ęSe√Īores, mantengan la distancia¬Ľ. Incluso le di un consejo a un presidente electo: ¬ępero se√Īor Luis Arce, usted est√° en el grupo de riesgo, no debe estar rodeado de tantos simpatizantes sin m√°scara¬Ľ.

Las fechas de viaje depend√≠an de cambios en las medidas de √ļltima hora, huelgas, cierres repentinos de aeropuertos. Empezamos a salir sin una fecha determinada para volver. O tener que utilizar medios alternativos, como la ruta que tom√© de La Paz a Arica, en el norte de Chile.

Con un colega espa√Īol pr√°cticamente caminamos hasta un puesto fronterizo a m√°s de 5.000 metros sobre el nivel del mar, y nos encontramos suplicando al funcionario de aduanas chileno: ¬ępor favor d√©jenos entrar, tenemos que cubrir el plebiscito¬Ľ. Hablamos mientras apenas pod√≠amos respirar por la altura.





En estos meses tambi√©n conoc√≠ el barrio de Chacarita en Buenos Aires, mucho mejor que en los √ļltimos a√Īos. Los paseos me hicieron conocer a mis vecinos. Descubr√≠ plazas, parques y caf√©s que estaban a metros de m√≠ y a los que nunca hab√≠a estado. Durante el d√≠a fui al mercado local, charl√© un rato con el verdulero, recorr√≠ varias veces el legendario cementerio de Chacarita para hacer ejercicio y luego regres√©. Abra la computadora y ¬ęviaje¬Ľ a Bogot√°, Caracas, Asunci√≥n o La Habana.

Llegarán los momentos de reencuentro con colegas de otros países y cobertura sobre el terreno.

Pero por ahora, la capital de Latinoam√©rica, para m√≠, es el barrio de Chacarita, y el compa√Īero de mi oficina, mi gato Astor, que se pasa las tardes apoyado en la parte trasera de la pantalla de mi computadora.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *