Aliado inesperado: el tratamiento utiliza las propias bacterias del acné contra la enfermedad

En un estudio publicado en la revista Nature, los investigadores informaron sobre el desarrollo de un posible nuevo tratamiento para el acné que utiliza una versión modificada de la bacteria. Cutibacterium acnes (C. acnés), también llamado Propionibacterium acnes (P. acnes).

Agente principal implicado en el desarrollo del acné. C. acnés Se encuentra naturalmente en la microbiota de la piel. Consume el sebo producido por las glándulas sebáceas.

Por este motivo, en situaciones de grasa agudizada, estas bacterias se multiplican provocando un desequilibrio en la piel y provocando inflamación y aparición de granos.

Actualmente, el tratamiento de los casos graves de acné se realiza mediante la prescripción de antibióticos, que atacan a estas bacterias, o isotretinoína, que reduce las glándulas sebáceas y, en consecuencia, la producción de sebo. Pero ambas opciones tienen importantes efectos secundarios, lo que hace que estos casos más graves sean un desafío incluso hoy en día.

+ Lea también: Luces contra el acné: el uso del láser en el tratamiento

El nuevo enfoque propuesto por los investigadores aparece como una posible alternativa para el tratamiento de estos casos graves. Esto se debe a que la versión genéticamente modificada de C. acnés Produce la proteína NGAL, cuyos niveles también aumentan en la piel por la isotretinoína.

Continúa después de la publicidad.

De esta forma, el tratamiento con la bacteria actuaría de forma similar al medicamento, controlando la producción de sebo reduciendo las glándulas sebáceas.

Las pruebas en ratones tuvieron éxito y las bacterias, al aplicarse sobre la piel, lograron multiplicarse y fabricar esta proteína. Pero la piel del ratón y la humana tienen diferencias importantes, por lo que se necesitan más pruebas.

+ Lea también: El acné no tiene edad

Aún así, los investigadores son optimistas sobre su uso en humanos en el futuro, principalmente porque las modificaciones realizadas a la bacteria se realizaron para mantener su seguridad.

Otro punto destacado del estudio es la modificación del genoma de C. acnésanteriormente considerada una bacteria intratable, para producir lo que se necesitaba para controlar el acné.

Continúa después de la publicidad.

Esto podría tener implicaciones importantes para el tratamiento de otras enfermedades al permitir la edición genética de bacterias que antes se consideraban intratables. Los investigadores, por ejemplo, están estudiando ahora la posibilidad de editar el C. acnés para ser utilizado en el tratamiento de la dermatitis atópica.

*Paola Pomerantzeff es dermatóloga y miembro de la Sociedad Brasileña de Dermatología (SBD) y de la Sociedad Brasileña de Cirugía Dermatológica (SBCD).

Comparte este artículo a través de:
Whatsapp
Telegrama

  • Relacionado
  • MedicamentoPiel segura: cómo cuidarse contra el cáncer15 dic 2023 – 14:12
  • FamiliaLa piel de los recién nacidos requiere especial atención11 dic 2023 – 09:12
  • AutoestimaABC del cuidado de la piel: las sustancias más recomendadas para el cuidado de la piel17 de octubre de 2023 – 12:10 p.m.
Publicidad

Ana Gomez

Ana Gómez. Nació en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios años. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *