Alemania tiene planes ecológicos para el nuevo gobierno, pero no sabe quién pagará la factura





En medio de la campa√Īa electoral de Alemania, casi 200 personas murieron en inundaciones extremas en todo el pa√≠s. Cuatro meses despu√©s, la lucha contra el cambio clim√°tico se convirti√≥ en el tema central del nuevo gobierno posterior a Merkel.





La mayor√≠a de los techos estar√°n equipados con paneles solares. Se construir√°n m√°s de mil aerogeneradores, casi duplicando la participaci√≥n de fuentes renovables en la generaci√≥n de energ√≠a en el pa√≠s para 2030. En el mismo a√Īo, se cerrar√° la √ļltima mina de carb√≥n, adelantando en ocho a√Īos la previsi√≥n inicial. Adem√°s, 15 millones de coches el√©ctricos circular√°n por las famosas autopistas alemanas.

Estas son las ambiciones del pr√≥ximo canciller designado, Olaf Scholz, quien describe las medidas como ¬ęla mayor modernizaci√≥n industrial de Alemania en m√°s de cien a√Īos¬Ľ. Todo esto es parte del plan del gobierno que √©l y sus socios de la coalici√≥n anunciaron el mi√©rcoles (24).

Quién pagará por todo esto es otra cuestión. El tema fue debatido acaloradamente por los partidos que se unieron a los socialdemócratas de Scholz, los verdes progresistas y el FDP favorable a las empresas.

En su campa√Īa, los Verdes se comprometieron a gastar 50.000 millones de euros al a√Īo, durante diez a√Īos, para financiar inversiones en la transici√≥n a la energ√≠a renovable, y pagarlo renunciando a la estricta regla de presupuesto equilibrado.

El FDP acordó unirse al gobierno solo con la condición de que no haya aumento de impuestos y que se respete la ley de presupuesto equilibrado, el llamado freno de la deuda consagrado en la Constitución alemana.





No fue una coincidencia que la batalla más grande en las seis semanas de discusiones necesarias para formar la coalición fuera quién controlaría el Ministerio de Finanzas y, con él, el gasto nacional. Robert Habeck, colíder de los Verdes, y Christian Lindner, líder del FDP, codiciaron el puesto y lo disputaron intensamente.

Lindner terminó ganando y Habeck encabezará un nuevo superministerio de Economía y Clima.

¬ęCon respecto a las finanzas, no es ning√ļn secreto que los miembros de la coalici√≥n tienen posiciones muy diferentes¬Ľ, dijo Habeck al peri√≥dico S√ľddeutsche Zeitung en una entrevista publicada el jueves (25). ¬ęHablamos extensamente sobre impuestos, recortar subsidios y regular el mercado. Si me preguntas d√≥nde me gustar√≠a que se hiciera m√°s, es en esta √°rea¬Ľ.

Para los expertos en cambio climático, una de las preguntas más importantes es si el compromiso de poner a Alemania, la mayor economía de Europa, en el camino hacia la neutralidad de carbono para 2045 sigue siendo defendido principalmente por los Verdes, o si hoy ya es un proyecto compartido por todos los miembros. de la nueva administración.

¬ę¬ŅLos logros de la coalici√≥n coincidir√°n con sus ambiciones, o los partidos volver√°n a sus puntos ideol√≥gicos?¬Ľ, Pregunt√≥ Lutz Weischer, quien dirige la oficina de Berl√≠n del organismo de control ambiental Germanwatch.

Hay algunas se√Īales alentadoras, dice. Al convertir la transici√≥n verde en un proyecto nacional de competitividad industrial y justicia social, cada uno de los tres partidos logr√≥ que su base se adhiriera a la propuesta.

El nuevo gobierno insert√≥ en el texto de 177 p√°ginas su carta con el compromiso de instituir medidas que limitar√°n el calentamiento global a 1,5 ¬į C para finales de siglo, seg√ļn lo estipulado en el acuerdo clim√°tico de Par√≠s. El documento contiene 198 menciones al ¬ęclima¬Ľ en todos los √°mbitos de la pol√≠tica p√ļblica, desde la cultura hasta la pol√≠tica exterior.

¬ęLa crisis clim√°tica pone en riesgo nuestros medios de vida y amenaza la libertad, la prosperidad y la seguridad¬Ľ, afirma el pre√°mbulo del tratado de coalici√≥n. ¬ęAlcanzar los objetivos clim√°ticos de Par√≠s es nuestra m√°xima prioridad. Queremos reinventar nuestra econom√≠a social de mercado como una econom√≠a de mercado socioecol√≥gica¬Ľ.

Lindner describi√≥ con orgullo el tratado como ¬ęel programa de protecci√≥n clim√°tica m√°s ambicioso de cualquier naci√≥n industrializada¬Ľ.

¬ęSi ese es realmente el esp√≠ritu del nuevo gobierno, realmente va a cambiar el juego¬Ľ, dijo Weischer. ¬ęQueda por ver si ese es el caso¬Ľ.

Consagrado en la Constituci√≥n en 2009, el freno de la deuda alemana limita el endeudamiento anual al 0,35% del PIB nominal, lo que equivale a aproximadamente 12.000 millones de euros al a√Īo, lejos de los 50.000 millones de euros que los Verdes consideran necesarios.

Pero hay indicios de que el nuevo gobierno ha encontrado algunas soluciones indirectas para los préstamos necesarios.

Uno de ellos es explorar la suspensi√≥n temporal del freno de la deuda durante la pandemia. El a√Īo pasado, como ministro de Finanzas, Scholz levant√≥ el l√≠mite de gasto, que est√° permitido en una emergencia nacional. El tratado de la coalici√≥n establece que el l√≠mite solo se restablecer√° a fines de 2022.

Esto le dará al nuevo gobierno tiempo para pedir prestado y poner el dinero en un fondo que continuará operando incluso después de que el límite de endeudamiento vuelva a entrar en vigencia.

Otra forma de recaudar dinero es fortalecer el banco de desarrollo estatal, conocido como KfW, que puede obtener préstamos que el gobierno puede reservar para proyectos de infraestructura y otras inversiones sin que aparezca en el presupuesto federal.

Seg√ļn los economistas, tambi√©n hay formas de manipular la f√≥rmula mediante la cual se calcula el freno de la deuda, elevando as√≠ el l√≠mite de gasto.

Pocos predicen que esta ¬ęcontabilidad creativa¬Ľ ser√° suficiente para recaudar los 50.000 millones de euros anuales por los que han cabildeado los Verdes, pero el compromiso de lograr un aumento importante de la inversi√≥n p√ļblica fue ampliamente aplaudido.

¬ęCreo que este acuerdo marca un cambio¬Ľ, dijo Clemens Fuest, presidente del instituto econ√≥mico Ifo. ¬ęMuchas inversiones en transformaci√≥n se est√°n promoviendo de manera m√°s intensiva ahora¬Ľ.

Las organizaciones ambientales y los activistas clim√°ticos son esc√©pticos. ¬ęEste acuerdo de coalici√≥n no es suficiente por s√≠ solo para garantizar el l√≠mite de 1,5 ¬į C¬Ľ, dijo el movimiento juvenil Fridays for Future en un comunicado. Seg√ļn Greenpeace, el programa ¬ęs√≥lo sugiere un avance ecol√≥gico radical¬Ľ.

Habeck reconoci√≥ las dificultades que ten√≠a por delante. ¬ęNing√ļn otro pa√≠s de Europa est√° haciendo lo que estamos haciendo¬Ľ, dijo. ¬ęNuestros vecinos o se quedan con el carb√≥n, como Polonia, o apuestan por la energ√≠a nuclear, como Francia, o hacen un poco de todo y un poco de energ√≠a renovable. Estamos dejando atr√°s las dos viejas tecnolog√≠as¬Ľ.

¬ęHabr√° decisiones que ser√°n dif√≠ciles¬Ľ, concluy√≥. ¬ęEstoy al tanto.¬Ľ

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *